Hong Kong, Taiwán e India están en la mira de la tiranía china

China: cómo el régimen aprovecha el ‘terremoto’ del COVID-19 para su expansión geopolítica

Xi Jinping mostró a la comunidad internacional su lado más tiránico, silenciando a los médicos que denunciaron el coronavirus y aprovechando la pandemia para su beneficio

China: cómo el régimen aprovecha el 'terremoto' del COVID-19 para su expansión geopolítica
Xi Jinping PD

El régimen de China mostró su verdadero rostro.

La crisis del coronavirus permitió ahondar en la forma de actuar de la dictadura asiática.

Un claro ejemplo fue cómo silenciaron al médico Li Wenliang por alertar (en diciembre de 2019) a otros colegas sobre un nuevo virus que estaba llevándose las vidas de decenas de pacientes en el Hospital Central de Wuhan, la ciudad donde se cree que nació el coronavirus Sars-CoV-2.

Esa misma cepa abordó de inmediato su cuerpo: su vida se apagó el 6 de febrero. Al conocerse la historia sobre su silenciamiento, la furia se hizo sentir por unas horas en las redes sociales chinas. Pero esa ira también fue silenciada.

Mientras utilizaba la censura para evitar cualquier crítica al régimen, el unívoco Parlamento aprobó una ley que imponía su sistema de seguridad sobre Hong Kong.

Un golpe furibundo a los restos de democracia que allí sobreviven.

Pero no fueron los únicos que vieron en la avanzada una amenaza a sus libertades, no sólo económicas. Los activistas pro-democracia volvieron a salir a las calles y la respuesta del régimen no se hizo esperar. Miles fueron encarcelados. Entre ellos más de un centenar de menores.

Taiwán, la perla que siempre anheló el Partido Comunista Chino está en alerta. El estrecho marítimo que separa ambas naciones crece en tensión.

La presencia de buques de guerra es cada vez mayor. Tanto de China como de los Estados Unidos.

No son los únicos ataques internacionales del régimen chino durante la pandemia del COVID-19.

Los militares que responden al Ejército Popular de Liberación cruzaron la frontera para ir al estado de Sikkim, al este de India.

El Reino Unido ya avisó que ofrecerá visas a todo aquel ciudadano hongkonés que quiera abandonar la isla en caso de que se convierta en un territorio bajo absoluta tutela del PCC. Wong respondió ante la consulta sobre esa declaración: “Damos la bienvenida a la oferta de Johnson a los tres millones de hongkoneses”.

 “Cuando China expande agresivamente su modelo autoritario en el extranjero, la Unión Europea tiene mucha influencia económica en su conjunto de herramientas para desempeñar un papel más activo e instar a China a mejorar sus estándares de derechos humanos, respetar la autonomía de Hong Kong y detener la nueva legislación de seguridad que matará al futuro movimiento democrático de la ciudad”, concluye un activista prodemocracia.

Lo que ocurre en Asia debería ser observado con detenimiento por los principales actores de América Latina.

Planes de corto alcance podrían condicionar el futuro de las democracias en la región. Sobre todo en aquellas donde las tentaciones de autoritarismo se hacen cada vez más evidentes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído