Los demócratas lanzan otro ‘impeachment’ a Trump para apartarlo por siempre del poder

Trump declara el estado de emergencia en Washington para garantizar la seguridad durante la toma de posesión de Biden

La medida estará en vigor desde el 11 hasta el 24 de enero

Trump declara el estado de emergencia en Washington para garantizar la seguridad durante la toma de posesión de Biden
Miembros de la Guardia Nacional cerca del Capitolio de EEUU, Washington. PD

La Cámara de Representantes del Congreso inició este 11 de enero de 2021 los trámites para impugnar y tratar de destituir a Donald Trump.

La acusación, solo una: “Incitación a la insurrección”, según los documentos presentados ayer por cuatro congresistas demócratas en reacción al papel de Trump en el asalto al Capitolio.

Y casi a la misma hora, el todavía presidente de EEUU, declaraba el estado de emergencia en Washington para garantizar la seguridad durante la toma de posesión de su sucesor, Joe Biden.

La medida estará en vigor desde el 11 hasta el 24 de enero.

El general Daniel Hokanson, jefe de la Guardia Nacional estadounidense, dijo que unos 15.000 efectivos de esa tropa serán desplegados para garantizar la seguridad el 20 de enero.

«Hemos recibido solicitudes de apoyo del Servicio Secreto, la Policía del Capitolio y la Policía de Parques, y hemos sido autorizados a proporcionar hasta 15.000 miembros de la Guardia para cumplir con los requisitos actuales y futuros de apoyo para la asunción de mando», declaró a través de su cuenta en Twitter.

Previamente, el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) informó que se están planificando protestas armadas frente a los 50 capitolios de los estados de EE.UU., entre el 16 y el 20 de enero, previo a la toma de posesión de Joe Biden como mandatario estadounidense.

Estas actividades serían más fuertes que las del pasado 6 de enero, cuando simpatizantes del presidente estadounidense, Donald Trump, irrumpieron violentamente en la sede del Congreso en Washington mientras se llevaba a cabo el conteo de los votos electorales para confirmar el triunfo de Biden en los comicios presidenciales.

EL IMPEACHMENT

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha dado 24 horas al vicepresidente Mike Pence para que active la 25.º enmienda a la Constitución e inicie los procedimientos para inhabilitar al presidente por incapacidad. Pence no ha dado señales de que esté dispuesto a utilizar esta opción, que precisaría además del apoyo del 60% de los miembros del Gabinete.

Si no actúa, la Cámara de Representantes votará la resolución para impugnar a Trump mañana a primera hora del día. Para entonces, le quedará solo una semana en la Casa Blanca y no dará tiempo para completar antes los trámites, el juicio político que debe tener en el Senado, pero los demócratas, con apoyo de algunos republicanos, quieren seguir adelante de todos modos y tienen los votos necesarios.

Su objetivo, dar un escarmiento a Trump y sacarle de las instituciones ya que, al margen de lo que ocurra en la Cámara Alta, donde pueden enjuiciarlo cuando ya no sea presidente, la Constitución prevé que una persona que ha sido impugnada dos veces no puede volver a ocupar un cargo público. Así, el doble impeachment de Trump arruinaría por siempre su carrera política.

La resolución repasa algunas de sus infundadas denuncias de fraude electoral defendidas por Trump en las últimas semanas, las presiones ejercidas sobre las autoridades de Georgia para que le “encontraran” más votos y sus declaraciones en el mitin previo al asalto, en el que llamó a sus simpatizantes a ir al Capitolio, que en esos momentos se disponía a certificar la victoria de Joe Biden, y luchar por él.

“El presidente puso seriamente en peligro la seguridad de EE.UU. y las instituciones del Gobierno”, amenazó “la integridad de nuestro sistema democrático, interfirió en la pacífica transferencia del poder y traicionó la confianza” en él depositada, afirma la resolución presentada por los congresistas David Cicilline, Ted Lieu, Jamie Raskin y Jerrold Nadler. Sus declaraciones, afirman, “alentaron y previsiblemente resultaron en las acciones ilegales” ocurridas en el Capitolio.

El plan de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes del Congreso, consiste en primer lugar en poner la presión sobre los republicanos. Tanto la resolución sobre Pence como las votaciones del impeachment obligarán a los conservadores a retratarse ante la opinión pública y mostrar si repudian o avalan las acciones del presidente Trump.

El presidente electo, Joe Biden, se ha mostrado neutral sobre la decisión de avanzar en el impeachment y ha dicho que respetará el criterio de la Cámara Baja.

Ayer habló con varios senadores sobre cómo gestionar la posible coincidencia del proceso contra Trump con sus primeros 100 días en la Casa Blanca, un periodo clave que tradicionalmente se utiliza para lanzar iniciativas legislativas clave y confirmar a los miembros del gabinete. Aunque algunos proponían esperar a que pase ese tiempo para juzgar a Trump, Biden dijo ayer que cree que el Senado tendrá capacidad para trabajar en el juicio político de Trump y avanzar en la confirmación de sus candidatos.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído