La policía alemana informó que se trata de un empleado de la función pública "de grado intermedio"

Descubren a un presunto espía egipcio trabajando en el servicio de prensa de Angela Merkel

El hombre es sospechoso "de haber trabajado durante años para un servicio de inteligencia egipcio".

Descubren a un presunto espía egipcio trabajando en el servicio de prensa de Angela Merkel
La canciller alemana, Angela Merkel

La sorpresa ha sido mayúscula.

La poderosa canciller alemana, Angela Merkel, ha estado expuesta ante presunto espía egipcio que trabajaba en su servicio de prensa, así lo informó la policía alemana anunció el jueves 9 ed julio de 2020, anunciando también el inicio de un investigación.

El hombre es sospechoso «de haber trabajado durante años para un servicio de inteligencia egipcio», subrayó la Inteligencia interior alemana en un informe, y añadió que la investigación abierta en diciembre de 2019 «continúa» en la actualidad.

Aunque no se desvelaron detalles acerca la identidad del agente o sobre lo que ha ocurrido con él en los últimos meses, sí se informó de las «medidas» tomadas por la policía en su contra.

Según el diario alemán Bild, el hombre es un empleado de la función pública alemana «de grado intermedio», jerárquicamente a un nivel más elevado que los que se inician, pero que no hace parte de los altos cargos.

Trabajaba en el servicio de visitas del centro de prensa federal alemán, el Bundespresseamt, servicio encargado especialmente de la comunicación sobre las actividades de la cancillería. Este caso es por lo tanto incómodo para Merkel.

El presunto espía se ocupaba en ese marco de recibir a los visitantes. Según Bild, podría por ese medio haber vigilado a los periodistas egipcios.

Según el informe de la Inteligencia interior alemana, tanto el Servicio de espionaje exterior egipcio (GIS) como el Servicio de inteligencia interior (NSS) son activos en Alemania.

Su objetivo es conseguir información sobre opositores al régimen egipcio del presidente Abdel Fattah al Sisi que viven en Alemania, en especial simpatizantes de la cofradía de los Hermanos Musulmanes, prohibida desde 2013 en el país árabe.

También se interesan en los miembros de la comunidad cristiana copta y tratan de reclutar egipcios como espías.

En 2015, la cancillería alemana había atravesado un escándalo similar, en ese momento, con los servicios secretos estadounidenses. Presuntamente, agentes del servicio alemán habían colaborado con sus colegas estadounidenses para espiar a algunas empresas y políticos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído