Forma parte de la respuesta a los ataques terroristas que sufrió el país galo en otoño

Francia combatirá islamismo radical cerrando mezquitas sospechosas

El ministro de Interior también anunció la expulsión de 66 de los 231 extranjeros en situación irregular que los servicios tienen identificados como islamistas radicales

Francia combatirá islamismo radical cerrando mezquitas sospechosas
Emmanuel Macron. PD

Francia sigue avanzando en su lucha contra el islamismo radical y cerrará mezquitas sospechosas.

El ministro del Interior, Gerald Darmanin, confirmó que se llevarán a cabo “acciones masivas y sin precedentes” contra el “separatismo islámico”.

Entre ellas está la inspección de 76 mezquitas de todo el país, y anunció que algunas de ellas serán clausuradas.

El Ministerio del Interior puso en conocimiento de las autoridades locales un documento con 76 mezquitas y lugares de culto sospechosos de este “separatismo islámico”, de las cuales una quincena estarían la región de París y habría 18 de estos centros que podrían ser cerrados de inmediato.

El funcionario aseguró que “si las dudas se confirman pediré el cierre”.

Hizo hincapié en que esas 76 mezquitas suponen una ínfima parte de las 2.600 que hay en el país, pero también en que “hay que cerrar los centros de culto radicalizados”.

Las sospechas se refieren en algunos casos a las actitudes o los discursos de los imanes que predican allí, al origen de su financiación, a la presencia de escuelas que ofrecen una formación integrista o de personas a las que los servicios secretos vigilan por apología del terrorismo.

Darmanin también dijo que Francia expulsó a 66 de los 231 extranjeros en situación irregular que sus servicios tienen identificados como islamistas radicales.

En octubre, había dado instrucciones a los prefectos (delegados del Gobierno) para sacar del país a esas personas en octubre en plena polémica por la implicación de extranjeros radicalizados en los atentados yihadistas que han sacudido Francia este otoño.

El anuncio de Darmanin se produce una semana antes de que se debata el proyecto de ley del Gobierno de francés con el que buscar combatir la radicalización que se estaría llevando a cabo en algunos de estos centros de culto, situados sobre todo en las comunidades más vulnerables del país.

El violento asesinato del profesor francés Samuel Paty, apuñalado y decapitado a plena luz del día a mediados de octubre, por mostrar caricaturas del profeta Mahoma durante una de sus clases para tratar la cuestión de la libertad de expresión, puso de nuevo sobre la mesa el concepto de “separatismo islámico”, que acuñó el presidente, Emmanuel Macron.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído