El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Hoy echa a andar la electoral campaña

HOY ECHA A ANDAR LA ELECTORAL CAMPAÑA

Hoy arranca la campaña electoral. Confío, deseo y espero que todos los candidatos (ellas y ellos) estén a la altura de las circunstancias, porque, durante la precampaña, varios no lo han estado, pues tengo la sensación refractaria de que se han quedado lejos, muy lejos, de merecer la nota que acaso les satisficiera plenamente, un notable. Entiendo a quienes sostienen la tesis de que aquí, en este punto concreto, no advierten, porque acaso no la haya, la brecha o rendija por la que pueda colarse la discusión o la duda, si esta es flaca; en definitiva, que han sido varios los que se han quedado o muy bajos o muy cortos. Pablo Casado (PP), verbigracia, por lo que les he escuchado aducir a mis contertulios habituales y por el granito de arena que he aportado en la reunión hodierna que ha acaecido esta mañana en el mentidero asiduo, a la que y al que suelo acudir, a diario, aunque él se creyera ayer a pie juntillas lo que sintiera, que los mass media le habían adjudicado una bola o bulo, aparentaba (es lo que parecía) estar casado con la metedura (no “meteblanda”) de pata. En lo tocante a lo que dijo ayer sobre el Salario Mínimo Interprofesional (“esemeí”), tengo para mí que no fue malinterpretado, no, sino que se equivocó. Pero en ese menester, errar de manera morrocotuda, no estuvo solo, le acompañó su correligionaria Isabel Díaz Ayuso, quien, sin tener ninguna necesidad, a propósito de los concebidos no nacidos, se metió limpia en un barrizal, berenjenal o fregado en toda la regla, y fue incapaz de salir del mismo como los chorros del oro, con la sensación incontrovertible de que había reflexionado a conciencia sobre la citada propuesta, con pies y cabeza, y no con lo que devino o dio a entender, que esta era la diametralmente contraria u opuesta, ápoda y acéfala.

Ahora bien, no obstante lo escrito, mientras comía (he escuchado y visto las noticias que presentaba Sandra Golpe en Antena 3) he tenido conocimiento de dos hechos acaecidos ayer y hoy en Segovia y Barcelona, respectivamente, que no tienen un pase, pues son claramente denunciables, en los que, en ambos casos, dos grupos de personas han dificultado o impedido que se llevaran a cabo, con total libertad, sendos actos cívicos. Ayer le hicieron un escrache a Rocío Monasterio (Vox) en Segovia; y hoy a Cayetana Álvarez de Toledo (PP) en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), donde medio centenar de estudiantes han taponado y dificultado con empujones el acceso a unas escaleras para impedirles llegar a ella y sus acompañantes al espacio en el que iba a celebrarse una reunión allí programada. Que esto haya ocurrido en el alma mater dice mucho y mal de los universitarios, incoherentes con la institución donde la palabra debe fluir libre, sin amenaza. Hay quienes habrán aprendido hoy en qué consiste el efecto bumerán, pues gritaban a los que no comulgaban con su ideario ¡fascistas! e ignoraban que se lo tendrían que haber llamado a sí mismos, porque no se han dado cuenta de lo obvio, de que eran sus propios comportamientos los que merecían tales alaridos e insultos. Ergo, confío, deseo y espero que todos mis conciudadanos (hembras y varones) estén a la altura de las circunstancias, se muestren tolerantes y dejen que cada quien pueda intentar persuadir con el uso de la palabra a los demás y, si así lo estiman estos, tras la oportuna reflexión, que los voten o no.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído