El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

¿Quien hace todo lo que puede acierta?

¿QUIEN HACE TODO LO QUE PUEDE ACIERTA?

 

¿QUIEN MARRA ESTÁ OBLIGADO A SER TENAZ?

Dilecta Pilar:

Las mías (vacaciones) ya se consumieron o finaron. Te escribo estos renglones torcidos desde uno de los ordenadores de la biblioteca pública de Tudela, adonde regresé ayer. Hice lo que pude. Y ya sabes qué dicho suelo airear, porque es el que, velis nolis, acostumbra a venirme a la mente y a la boca en casos como el tal: quien hace todo lo que puede, una de dos, o acierta de lleno en el blanco o centro de la diana o, en el supuesto de que se equivoque, no está obligado a hacer más.

Que vaya bien la entrega de los premios del concurso “Villa de Velamazán”.

Sácale el máximo partido a tu tiempo de asueto. Aprovéchalas (eso es lo que estamos obligados a hacer con las muchas o pocas oportunidades vacacionales que nos brinde la vida). No sientas que las mías hayan finado,  porque tres cuartos de lo propio acaecerá con las tuyas. Como te consta, lo bueno pasa en un pispás; dale tiempo al tiempo y volverás a comprobarlo una vez más.

Como Miguel Ángel (“Fangio”, dueño de la librería/papelería “El Cole”) está de vacaciones y la biblioteca está cerrada por la tarde, no podré comentarte tu columna hasta el lunes que viene (si me acuerdo, claro; que esa es otra).

Acabo de echarle un ojo a tu artículo del viernes pasado (“Agostados”) en el Heraldo de Aragón. Me ha parecido muy ingenioso, como el hidalgo que mencionas y salió del fértil magín de Miguel de Cervantes. Supongo que lo de Domald Trump no es un error, una errata, sino una muestra de lo dicho, tu talento. En el caso de que se trate de una errata, como sabes, a veces, el error acarrea o encierra un inesperado acierto (Domald, para mí, al ser fuente de mal, lo es).

Sigue disfrutando de tus vacaciones mientras otros seguimos agotados de estar agostados. Disfrútalas al máximo; que las mentadas tienen la virtud (maldita) de pasar en un santiamén.

De na(da).

Que el sábado salga todo a pedir de boca.

Dos abrazos (uno, entero, para tu pareja, ¡acaparadora!; no te molestes, que es zumba) de tu colega y émulo.

Otro (de tu amigo Otramotro).

   Ángel Sáez García

   angelsaez.otramotro@gmail.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído