El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

¿La mortaja carece de alicientes?

¿LA MORTAJA CARECE DE ALICIENTES?    Desde que escuché salir de los propios labios y mui de Iris, a quien le puse el mote o sobrenombre de Amanda porque este le cuadraba, encajaba y/o venía como alianza en el dedo anular, que no quería saber nada más de mí, ando perdido, desorientado, desnortado. Como era ella la que daba sentido

Hubo sexo del bueno aquella noche

HUBO SEXO DEL BUENO AQUELLA NOCHE Mi esposa Francisca Marifé (a quien aquí, en mi diario, llamo, con suma o mucha guasa, “Chitón”) no es fémina que dé, sin más ni más, su brazo a torcer, es decir, no es fácil de persuadir, de convencer. Ahora bien, si, en un descuido, hallas una grieta o rendija en su intelecto, y ella, por un

Un coloquio de los de antes

UN COLOQUIO DE LOS DE ANTES (ENTRE GIBOSOS RUMIANTES)   —Eres, dromedario, bella. —Yo no voy a hacerte el feo De decirte que eres feo. —La verdad no me hace mella. Ni ella mis oídos sella. —No deseo molestarte. No es mi intención insultarte. —Me conformo con que sepas Que llevo bien mis dos chepas. —Camello, tu sal es arte.

Cómo dejar atrás el laberinto

CÓMO DEJAR ATRÁS EL LABERINTO Cuando Edurne Gotor, “Metonimia”, siendo una niña de corta de edad, acudió por primera vez al cine, acompañando a sus progenitores, cinéfilos, se fijó, como el resto de los espectadores (ellas y ellos) de la película, en qué hacían y decían los actores y cómo lo decían los personajes cuyos papeles

Con solo recordarlo siento bascas

CON SOLO RECORDARLO SIENTO BASCAS    En esta vida una/o se harta de hallar contrarios a cada paso que da: arriba y abajo, delante y detrás, derecha e izquierda, cara y cruz, haz y envés, blanco y negro, listo y tonto, lleno y vacío,…     A Maribel, la persona que el pasado miércoles 29 de diciembre de 2021 me atendió en el teléfono

A cualquier hora ocurren los milagros

A CUALQUIER HORA OCURREN LOS MILAGROS ME AGRADA CUANTO ADUCES Y MÁS CÓMO —A pesar de lo que la gente cree, ya sea, en sentido estricto, creyente, escéptica o atea, no hay un acontecimiento que sea más habitual u ordinario que un milagro. Ocurren a cualquier hora del día y, sin excepción, todas las jornadas del año. —Abundo contigo

Si es así, gracias te doy

SI ES ASÍ, GRACIAS TE DOY   Si ha de morir el autor Para que su obra se lea Y esta gane la pelea, ¿Serás acaso fautor De mi victoria, lector? Si es así, gracias te doy En la del día fecha, hoy, Por contribuir con tu grano A que no fuera, no, en vano, Mi esfuerzo; y en paz me voy.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Marifé es una fémina estupenda

MARIFÉ ES UNA FÉMINA ESTUPENDA En mi casa está claro quién lleva los pantalones, yo, pero, a renglón seguido viene Paca con la rebaja, o sea, que debo admitir sin reservas la salvedad, que eso es así porque no otra cosa manda quien dispone cuanto ha de hacerse en ella, sin necesidad de tener que argumentar el porqué ni que nadie ose

Fue el ángel de la triste nueva Pío

FUE EL ÁNGEL DE LA TRISTE NUEVA PÍO Dilecta Pilar: A mí tampoco ningún miembro de la familia camiliana (ni sacerdote ni hermano) me escribió ni llamó por teléfono para darme la triste nueva del óbito de Arteaga. ¿Me lo esperaba y/o temía? Puede. Fue Pío Fraguas quien se enteró y, al instante, me lo hizo saber, mientras yo escribía

Con tus heridas haz una obra de arte

CON TUS HERIDAS HAZ UNA OBRA DE ARTE   —Si la vida carece de sentido, No busques a escribir lo que no tiene. —Si trenzo es porque mucho me entretiene, Pues mezclo lo veraz con lo mentido. —¡Cuánta verdad ampara el fementido! Que guardes el secreto bien conviene. —¡Cuánto urdidor lo mismo a decir viene! Puede que el fingidor

Irónico adversario es mi vecino

IRÓNICO ADVERSARIO ES MI VECINO   Un breve caos es nuestra existencia Entre un par de silencios infinitos. Lo adujo Beckett, uno de mis mitos: Encierra una lección que hoy es tendencia.   ¿Nos conviene encomiar toda excelencia Y denunciar también cuantos delitos Hayamos presenciado, pues son hitos Que portan copia o falta de

¿Los canes huelen el que tengo miedo?

¿LOS CANES HUELEN EL QUE TENGO MIEDO? Amable, atento y desocupado lector (ora seas o te sientas ella, ora seas o te sientas él): Reconozco que este, el texto que te acabas de llevar a los ojos y has empezado a leer, lo he medio cocinado mentalmente, de madrugada, mientras intentaba que mis gélidos pies entraran en calor (he vuelto a comprobar,

¿Le pasará como pesó a Evaristo?

¿LE PASARÁ COMO PESÓ A EVARISTO?   La actual es una confusión notable. Admito a quien la ve sobresaliente. Rehúso a quien la advierte insuficiente. Hasta la estupidez es exportable.   Hay tipos de sandez y esta es dañable. Basta con que aparezca el más reciente Para que en el entero continente Y en otros se halle el tal, inagotable.

Coloquio entre pasmado y poderoso

COLOQUIO ENTRE PASMADO Y PODEROSO VERDADES A LA CARA DE HIJO Y PADRE Acababa de rebañar Juanjo (o Júnior) las natillas, que su abuela Gregoria, “Goya”, había hecho, llevado a casa y dejado en la nevera para el postre de la cena (eso decía la nota que había escrito la yaya y colocado sobre el frutero), con la ayuda de la cucharilla,

Sigue a Juan de Mairena, mi modelo

SIGUE A JUAN DE MAIRENA, MI MODELO Hoy voy a meter la pata hasta el mismísimo corvejón, porque he resuelto llevar a cabo algo que mi creador, Otramotro, me recomendó encarecidamente que no culminara nunca. Pero como tengo para mí que no asimilaré bien las didácticas lecciones que él me brinda, si no cometo sus mismos errores de bulto,

Cómo se pasa del infierno al cielo

CÓMO SE PASA DEL INFIERNO AL CIELO LA TARDE EN QUE LOS OJOS PUSE EN IRIS CUANDO AMANDA COLMÓ MI EXPECTATIVA Ayer aprendí que el hombre, el ser humano, baila su danza, o sea, vive, en el filo de una navaja, y que en un instante puede pasar de ser una persona santa a una canalla, despreciable, o viceversa. Esa enseñanza o lección, vedada,

No han estado hoy geniales, cual Quevedo

NO HAN ESTADO HOY GENIALES, CUAL QUEVEDO Más de un día (ignoro si la causa descansa en el cansancio generalizado de los contertulios o si cabe hallar su origen en el de servidor) y más de dos, tras leer en casa las notas que he tomado durante la tertulia del casino “La Fuerza”, de Algaso, a fin de desarrollar y componer la pieza literaria

¿Finará este soneto la repera?

¿FINARÁ ESTE SONETO LA REPERA?   —Basta con escarbar en el pasado Para que la abyección su hocico asome. —No hay paz sin desazón ni edén que dome Los vicios de soltero del casado. —Puede que al lector no le haya pisado Aún quien ni comer deja ni come. —Acaso a broma todo se lo tome Cuando en Londres le pidan el visado. —La

Leyenda del obispo Pedro Díaz

LEYENDA DEL OBISPO PEDRO DÍAZ   Hay en Ciudad Rodrigo (Salamanca), En su impar catedral del siglo XII, Que da a quien la visita más de un goce, Una que permanece historia estanca.   Tal vez sea leyenda, sí, y no manca. Quien la tumba de Pedro Díaz roce Acaso dé un respingo si conoce Por qué resucitó; para que blanca,  

A la que acompañó mi soledad

A LA QUE ACOMPAÑÓ MI SOLEDAD DE PAISAJE HE MUDADO EN PAISANAJE “Si mi primera y provisional muerte ocurrió cuando me talaron, conjeturo que el segundo y definitivo fallecimiento acaecerá cuando ya nadie me recuerde”. La chopera Esta tarde, ignoro el porqué (si es que lo hay; luego me dedicaré a hacer pesquisas, esto es, me esforzaré

Penélope y Telégono casaron

PENÉLOPE Y TELÉGONO CASARON (SEGÚN NARRA UN RECIÉN MOSAICO HALLADO)   El mito/suelo de Penélope y de Ulises Acostumbra a ensuciarlo quien no asea Y, en vez de embellecerlo, afea, o sea. Acabo de fregarlo: no lo pises.   Anda esperando al de cabellos grises Que regrese del viaje, una odisea, Quien teje, quien desteje y quien desea

¿Adónde me mandaron, «a la porra»?

¿ADÓNDE ME MANDARON, “A LA PORRA”? (CUANDO ESA LOCUCIÓN A CORO USARON)   A freírte, tal vez, en el infierno, Como al churro, más fino, eso le pasa, Aunque es casi tres veces esa masa Y suele consumirse en el invierno.   Puede que sea el fin algo más tierno; Que en el bolsillo lleves a tu casa La bolsa de la apuesta, qué impar

Anteayer me bañé en dos ocasiones

ANTEAYER ME BAÑÉ EN DOS OCASIONES Anteayer, martes 30, último día del mes de noviembre, volví a reunirme y reírme, ora a carcajada tendida, ora a mandíbula batiente, con mis amigos Luis Quirico Calvo Iriarte, Luis de Pablo Jiménez y José María no sé qué más (de verdad, porque no miento; diré más, confieso que ignoro, aunque

¿Proféticas serán esas palabras?

¿PROFÉTICAS SERÁN ESAS PALABRAS? Aunque nos suele costar Dios y ayuda reconocerlo (sin embargo, he de confesar sin ambages que a mí, al menos, no me supone ningún esfuerzo extra o añadido admitirlo), todos los que nos dedicamos a juntar palabras por escrito (hembras y varones, hayamos publicado varios libros o ninguno) acabamos aceptando

¿Por qué aquello que amamos lo matamos?

¿POR QUÉ AQUELLO QUE AMAMOS LO MATAMOS? Hoy, treinta de noviembre, durante el proverbial rato de siesta, se me ha aparecido en sueños el excéntrico novelista y comediógrafo irlandés Oscar Wilde. ¿Con qué objeto (cabe preguntar/se)? Puede que lo haya hecho a fin de que el abajo firmante de estos renglones torcidos, servidor, no echara

¿Qué por nada me perdía?

¿QUÉ POR NADA ME PERDÍA? HISTORIETAS DE TEBEOS   En el quiosco de la plaza Pío, que hoy es Padre Lasa, Aprendí qué era la guasa Y a reír, tándem que abraza Quien lee humor con cachaza. De cabo a rabo leía Las páginas que escogía Publicitar el quiosquero, Que fue el goce dominguero Que por nada me perdía.      Ángel

¿Réquiem por mi difunta musa, Amanda?

¿RÉQUIEM POR MI DIFUNTA MUSA, AMANDA?    Como cualquier lector asiduo mío (ella o él) sabe, poco importa cuál sea su identidad, inclinación u orientación sexual, durante mi última estancia “estiotoñal” en el Puerto de la Cruz (Tenerife), decidí crucificar a mi amada musa chicharrera Iris y, por ende, que no volviera a protagonizar

Te/me deja «Ángel» derretida

TE/ME DEJA “ÁNGEL” DERRETIDA   —No sé, Sol, si llegaremos A la tierra prometida Antes de la acometida De la parca, mas seremos Felices si nos queremos. —Tal vez, Luz, mi prometida, No exista esa prometida Tierra fuera de “Ángel”, libro Que, cuando lo lees/leo, vibro Y te/me deja derretida.      Ángel Sáez García

¿De Egomet falsa etopeya?

¿DE EGOMET FALSA ETOPEYA?   Es cortés, gentil y noble De corazón, diligente, Liberal e inteligente, Fuerte de ánimo, cual roble, De Hércules sosias o doble; En el amor no es ocioso; Nunca fue un varón odioso Quien es perito en finezas, Encantos y sutilezas Y no venable mafioso.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Yo no he sido tan guapo como entonces

YO NO HE SIDO TAN GUAPO COMO ENTONCES PREFERÍ LAS ANTÍPODAS AL TRULLO “Esto ocurrió en un tiempo y en un país en que muchos de nosotros estábamos enamorados de la vida. ¿Os acordáis?, ¿os lo han contado acaso? Estimábamos a nuestros políticos y confiábamos en ellos. Confiábamos también en los periódicos y en los periodistas,

Me he llevado un gran chasco con Domingo

ME HE LLEVADO UN GRAN CHASCO CON DOMINGO María Soledad Señera ha guardado silencio sepulcral durante el último lustro sobre el affaire ominoso del “caso Salas Cuenca”, que le dio o supuso todo un vuelco a su triunfal existencia de prestigiosa diseñadora de moda y de cónyuge (primero anónima, luego atónita) de uno de los hombres

¡Cuánto el tal va a padecer!

¡CUÁNTO EL TAL VA A PADECER!   —Media entre aquello que dice Y lo que hace todo un mundo. —En cuanto aduces abundo. —Quien la mentira bendice A solas, sí, se maldice. —Coincido en el parecer. —Nada puedo agradecer A quien me cuenta patrañas. —Saco esto de mis entrañas: ¡Cuánto el tal va a padecer!      Ángel

Quiere verte, Raquel, muerta

QUIERE VERTE, RAQUEL, MUERTA   Dicen que amigo es aquel Que hace ademán o que amaga Con clavar su aguda daga En tu costado, Raquel. Mira tras ese anaquel; Verás cómo desinfecta La fiel que devino infecta El filo de su arma blanca; Quiere, de manera franca, Que seas pronto interfecta.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

¿Un anagrama de Lesbia? ¡Isabel!

¿UN ANAGRAMA DE LESBIA? ¡ISABEL! “¿Y si el único que vive es el tiempo, el infeliz, el hastiado tiempo que necesita, para entretener su soledad, de criaturas breves que lo conciban?”. Párrafo inicial de “Réquiem por el tiempo”, texto que el atento y desocupado lector (ella o él) puede leer en la página 115 de la obra “Autorretrato

¿Dónde radica el creativo impulso?

¿DÓNDE RADICA EL CREATIVO IMPULSO? No me consta el hecho en sí, pero lo intuyo; además, a dicho presentimiento no le he hallado, por ningún lado, tras coronar un exhaustivo escrutinio, grieta o rendija por la que pueda colarse subrepticiamente la duda más flaca. A veces, la corazonada, negando parte de su contenido, en el caso que nos

Aconseja que se forme

ACONSEJA QUE SE FORME A TU HIJO, AUN SIENDO DEFORME; LA OLA PUEDE SER ENORME   A mí la ola de la fama, Cielo e infierno, la caraba, Cuando ya no la esperaba Me llegó. Dile a quien brama Que de colores la gama Es amplia; y que el bien formado Parado, mas preparado, Fue capaz de cabalgarla, Es decir, de surfearla, Después de ser contratado.

Haga lo que haga y diga lo que diga

HAGA LO QUE HAGA Y DIGA LO QUE DIGA NO VOY A SALIR NUNCA BIEN PARADO ¿Para ser considerado un tipo o tío decente uno debe decir siempre la verdad pura y dura o callarla cuando sabe, a ciencia cierta, por experiencia propia, cuál puede ser la consecuencia indeseable, el efecto colateral pernicioso, que, sí o sí, puede derivarse o acarrear

Otro beato sillón

OTRO BEATO SILLÓN   Busco el bosque donde un vasco Llegó a perder la memoria Leyendo libros de historia En un claro que no dio asco Y que guardaré en un frasco Para poder exhibirlo Y, asimismo, describirlo, Porque es lo que más me importa, Por el tesoro que aporta, El sillón que le hurto o birlo.      Ángel Sáez García

¿Cómo cacé y capté tanta belleza/bajeza?

¿CÓMO CACÉ Y CAPTÉ TANTA BELLEZA/BAJEZA? Ayer, por la noche, estando tendido o tumbado, decúbito supino, sobre el catre, empecé a trenzar mentalmente endecasílabos, pero no de manera disparatada e inconsiderada, que eso es lo que significa la locución adverbial coloquial “a trochemoche”, sino de modo coherente, consecuente y pausado,

¿Retuerces la verdad como si vieras…?

¿RETUERCES LA VERDAD COMO SI VIERAS EN ELLA UNA BAYETA DE COCINA? La extraña, diuturna y arraigada afición por leer atenta y comprensivamente cuanto caía en las manos del niño que fue mi amigo del alma y heterónimo Emilio González, “Metomentodo”, propició, favoreció y desarrolló en él una evidente y placentera inclinación por

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído