El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Un acervo acumulas de preguntas

UN ACERVO ACUMULAS DE PREGUNTAS

Dilecta Pilar:

Confío, deseo y espero que hayas disfrutado a tope de tus vacaciones estivales.

Esta mañana he podido leer tu artículo “Blanca”, en el Heraldo de Aragón. Me ha gustado. Según mi parecer, lo recorre, de principio a fin, un hilo inconcuso de empatía. Acumulas un acervo de preguntas. Algunas de las que formulas obtendrán pronto respuestas; otras, como te encargas de sentenciar tú, no lo harán nunca, pues se las llevarán “las cenizas, la sepultura, el viento”. Tras leer tu texto, he escrito estos dos versos endecasílabos, que acaso hoy, mañana o pasado, acaben coronando un soneto: “El misterio, encerrado en un enigma, / parte es del día a día de la vida”.

Tras las vacaciones en Tenerife, he vuelto a mis dos labores habituales, leer y escribir.

¿Que vas por el cuarto libro de poemas? Pues has estado hiperactiva y supercreativa, sin duda. Y estando, según tú, de semivacaciones. ¡La repanocha o repera! Sabía que eras muy trabajadora, pero ¿tanto? Los cuatro títulos de tus poemarios lo vienen a mostrar y demostrar.

El mismo viernes escribí el soneto (lo acabo de cuadrar con la ayuda del ordenador; mi intención es mandártelo luego).

De nada. Has hecho lo oportuno al enmendar el yerro.

Celebro que le hayas sacado jugo a mi poema. Hay que hacer el esfuerzo de leer todo aquello que se lea con calma, porque así se le saca más partido o zumo que leyendo de manera rauda, sin duda. Las prisas nunca fueron buenas asesoras, compañeras de viaje o parejas de baile.

Ya veo (compruebo) que no funciona correctamente la tecla de la tilde de tu ordenador.

No conocía a Javier Delgado. He leído, de cabo a rabo, la estupenda y extensa crónica de Antón Castro, publicada en el Heraldo de Aragón, sobre el luctuoso hecho y, si la muerte de todo hombre nos disminuye (como sostuvo el poeta inglés John Donne y no refuto), entiendo, por lo que he colegido de cuanto ha escrito Castro, que quienes lo conocieron estén consternados por la triste nueva.

Abundo (con leves variantes) con algunos de los pensamientos que escribió el finado Javier Delgado (obeso o rico en ideas): El gran personaje real de mi vida es la Literatura (poliedro fetén) y el gran personaje imaginario de mi vida es el conjunto o puñado de las mujeres que me ha/n hecho mejor persona. Y no pongo objeción alguna a su menú del día perfecto: “Entrantes: amor con amor. Primer plato: ensalada de paseo, lectura y estudio. Segundo plato: revuelto de escritura, música y sexo y sexo. Postre: risa. Todo regado con mucho humor y complicidad”.

Otro (de tu amigo Otramotro).

   Ángel Sáez García

   angelsaez.otramotro@gmail.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído