El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Que el todo es Iris sabe quien la/o abarca

QUE EL TODO ES IRIS SABE QUIEN LA/O ABARCA

SI APRIETA ANTES QUE DÉ EL CORTE LA PARCA

Fue un feliz solaz, qué acontecimiento, haberme enamorado hasta los tuétanos de Iris, mi amada musa tinerfeña. La mujer favorita de este menda exhibía un impar rostro risueño y mi corazón daba más latidos, al fantasear más próximo el suyo, palpitando a la par, llenos de gozo. Si solamente verla me alegraba, cuando la contemplaba a un metro escaso, poniendo la atención exacta, justa, notaba que el placer se eternizaba. Era como escuchar al vocalista del grupo de rock duro que prefieres cantando para ti su mejor tema.

Ese evento en mi vida es imborrable. Me resulta imposible el olvidarlo. ¿Algo extraordinario se marchita? No, siempre que evitemos el alzhéimer o no haya uno o dos ruegos de por medio, que con ahínco así lo solicite/n.

Cuando barruntas tú, lector, que hallaste un diamante de innúmeros quilates, ¿te nace mantenerlo a buen recaudo o, al revés, ensalzar su virtuosismo? A mí me brota o surge lo segundo. ¿La brisa del océano te tienta a ser don Juan y a amar a las mujeres como el rayo, gozando del serrallo, de modo compulsivo, con desidia, que sigue a todo empacho o saciedad? Supongo que eso ocurre en muchos casos.

¿Se sienten la mitad de los varones frustrados por las muchas hembras que hay? Eso, al menos, aquí es lo que trasciende, que quieren elegir, mas con mesura. Lo propio pasará (juzgo) a la inversa. Resulta mucho más satisfactorio escoger entre seis o siete opciones que entre dos o tres íntegras docenas. Si se ensancha el abano demasiado se abre paso el bloqueo, la desgana.

Seguro estoy de que hay ene mujeres que valen tanto o más que Iris, mi amada, que están más cerca que ella (lo sospecho), mas, felizmente, yo no las conozco, porque eso a complicarme la existencia vendría, o sea, a no echarme una mano, disfrutando del todo apenas nada. Quien el todo rodea con sus brazos comprueba que es el tal cuando lo aprieta.

   Ángel Sáez García

   angelsaez.otramotro@gmail.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído