TENSIÓN EN LAS ONDAS

El histórico ‘golpe’ de Alsina a Herrera dispara las alarmas y la guerra soterrada en COPE

El de Onda Cero se 'plantó' en Londres a las pocas horas de conocerse el fallecimiento de Isabel II ¿y el resto?

Carlos Alsina y Carlos Herrera.
Carlos Alsina y Carlos Herrera.

A primera hora de la tarde del pasado jueves 8 de septiembre trascendía la noticia histórica de este siglo: fallecía, a los 96 años de edad, la Reina Isabel II de Inglaterra.

Como era de esperar, el fallecimiento de la monarca se convertía en portada de todos los medios de comunicación mundiales y en España, además por la especial relación entre ambas Coronas, los medios de comunicación cambiaban sus guiones o escaletas para dar cuenta de todo lo que estaba aconteciendo en el Reino Unido.

Todos (radios, televisiones, periódicos, digitales) ‘levantaban’ su programación para informar del fallecimiento de las más veteranas soberanas de una monarquía. En la radio española, siempre tan competitiva, hay un ganador absoluto en todo lo relacionado con la información del fallecimiento, luto y las exequias de la Isabel II: Carlos Alsina.

El responsable de las mañanas de Onda Cero (Más de uno) reaccionó en cuestión de minutos y desde el departamento de comunicación de Atresmedia se anunciaba ese mismo jueves que Alsina realizaría su programa al día siguiente desde Londres.

Así fue, el de Onda Cero no solo vivió in situ las horas posteriores del fallecimiento de la reina inglesa sino que lo bordó, realizó un programa magnífico lleno de testimonios, invitados y datos de relevancia.

Carlos Alsina metió así un gol por la escuadra a sus competidores (Cadena SER, COPE, RNE…) pero, tal y como apuntan a Periodista Digital fuentes internas de la cadena de los obispos, donde más ha ‘escocido’ esta situación ha sido en COPE.

Cuentan a PD las citadas fuentes que “Herrera no solo ni se planteó desplazarse hasta dónde estaba la noticia sino que a las 10 de la mañana dejaba el micrófono y entregaba el testigo a su hijo Alberto”. Algo que ha molestado no en la dirección de la cadena, ha sentado muy mal “en la propiedad”, es decir en la Conferencia Episcopal.

Además, existe tensión entre la dirección de la radio y el equipo de Juan José Omella.

Porque en el seno directivo de la Iglesia no ha sentado nada bien que Carlos Herrera cada vez tenga menos presencia en antena y apuntan además que “parece haberse relajado en su compromiso con la actualidad”, tal y como aseguran a PD las fuentes consultadas.

Aunque en su renovación con COPE el locutor almeriense ya había pactado su progresivo descenso de horas en antena (concluye a las 12 todos de lunes a jueves y los viernes a las 10 de la mañana), lo cierto es que la ‘propiedad’ no termina de encajar bien la evidente pérdida de peso de la cadena cuando Herrera no está al frente del programa.

Y, aunque de momento es un tema tabú, lo cierto es que tampoco ha sentado nada bien que sea el hijo de Carlos, Alberto Herrera, quien ahora ya se haya convertido en el ‘suplente oficial’ de la estrella de COPE cuando se ausenta del programa.

Pese al evidente éxito de audiencia y liderazgo en la radio española, lo cierto es que las aguas no bajan tranquilas en la cadena episcopal.

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído