EL PSOE EXIGIÓ INVESTIGAR AL PP POR CORRUPCIÓN EN 2015

El verano negro de Podemos: ¿exigirá Sánchez a su socio Iglesias dar la cara por sus corruptelas como lo hizo con Rajoy?

El verano negro de Podemos: ¿exigirá Sánchez a su socio Iglesias dar la cara por sus corruptelas como lo hizo con Rajoy?

Verano horribilis para Podemos.

Los tres representantes del PSOE en la Mesa del Congreso —Meritxell Batet, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis y Sofía Hernanz— habrían decidido que el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, debe dar explicaciones ante la Cámara Baja por la imputación de su partido, según adelanta ABC.

«Ahora será la Diputación Permanente la que decidirá este 25 de agosto de 2020 si Iglesias debe comparecer o no. Este órgano sustituye al pleno entre los periodos de sesiones y está integrado por 68 diputados que replican la aritmética del hemiciclo», informa ABC, periódico que el 13 de agosto de 2020 había dicho lo contrario, que el PSOE libraría a Iglesias del mal trago de dar explicaciones.

¿Pedro Sánchez ha decidido dejar caer a su socio de Gobierno? Las opiniones están divididas. Algunas fuentes consultadas por PD creen que sí y otros que no moverá ficha hasta que haya juicio oral.

Sánchez ha recibido presiones para soltarle el brazo a Iglesias en voces como las de las tres vicepresidentas, Carmen Calvo, Nadia Calviño y Teresa Ribera, o las ministras de Defensa, Margarita Robles; y de Hacienda, María Jesús Montero.

«Responsables del equipo económico han informado al Presidente de que «sin presupuestos no hay programa que llevar a Europa y sin programa no vendrá el dinero del fondo de reconstrucción». Son los mismos que han impulsado las negociaciones con Ciudadanos y que, ahora, apuestan por un acercamiento al Partido Popular2, explicaba con su habitual claridad José María Triper en ElEconomista.

HEMEROTECA MALDITA

«Le vuelvo a exigir a Mariano Rajoy que comparezca para que explique su responsabilidad por la financiación ilegal del PP».

Pedro Sánchez pronunció esta frase en mayo de 2015. Un año después, lamentó que «la cúpula del PP» hubiera «convivido estructuralmente con la financiación irregular y la corrupción». En 2017, el PSOE registró en el Congreso de los Diputados junto a Podemos, Izquierda Unida y Ciudadanos una comisión de investigación sobre la financiación del Partido Popular.

El líder de los ‘populares’, Pablo Casado, ha pedido al jefe del Ejecutivo y al vicepresidente segundo «la misma vara de medir» que, a su juicio, usaron en la moción de censura de 2018 contra el expresidente Mariano Rajoy. «La Caja B exige el cese del vicepresidente de Sánchez con la misma vara de medir de su moción de censura», ha escrito en un mensaje en Twitter.

Acorralado por el caso Dina, Iglesias propuso ufano en julio de 2020 la celebración de una comisión de investigación «sobre las cloacas del Estado».

«La semana que viene si quieren, yo encantado, pero que vaya todo el mundo y se ponga luz en este país. Que vayan también Soraya Sáenz de Santamaría, el comisario (José Manuel) Villarejo o (Jorge) Fernandez Díaz», firmó con su chulería marca de la casa. Ahora, con las cloacas reventadas por la putrefacción de Podemos, parece no tenerlo tan claro.

VERANO NEGRO

Pablo Iglesias no olvidará jamás el agosto negro en el que toda la corrupción de Podemos ha llenado expedientes en los tribunales de justicia después de casi siete años de denuncias en los que los jueces prefirieron hacer la vista gorda.

Pero como en Filesa, apareció una garganta profunda de nombre José Manuel Calvente que decidió contar toda la verdad sobre lo que los negocios turbios que él había denunciado en su momento cuando era abogado de Podemos exigiendo una auditoría externa.

El partido le respondió con un fulminante despido por burofax en diciembre de 2019 y puso contra él en represalia una (falsa) denuncia por acoso sexual. Por los mismos motivos, despidieron a la letrada Mónica Carmona, que tiene que declarar próximamente.

Tras la declaración de más de tres horas de Calvente, el magistrado del juzgado de instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, ha imputado a Unidas Podemos como persona jurídica en la causa que investiga la financiación de la formación chavista por presunta malversación de fondos y administración desleal.

El juez imputó a Podemos y ha citado a declarar en noviembre de 2020, en calidad de investigados, a su secretario de Comunicación, Juanma del Olmo -estrecho colaborador de Pablo Iglesias y también director de Estrategia y Comunicación en la Vicepresidencia segunda del Gobierno-; al responsable de Finanzas, Daniel de Frutos; y a la gerente, Rocío Val.

TRES CLOACAS QUE APESTAN

Calvente comenzó a destapar como un fontanero las cloacas de Podemos en lo referente a tres asuntos claves:

1- los pagos a la consultora chavista Neurona en la campaña del 28-A;
2- la remodelación de la nueva sede de Podemos, en la calle Villaespesa, número 18;
3- las irregularidades tiene que ver con la Caja de Solidaridad, o la presunta Caja B.

Hay que recordar que el tenderete de Podemos comienza a caerse con el ‘escoltagate’ —también denunciado por Calvente— donde se supo que la formación chavista contrató ilegalmente a los escoltas de los marqueses de Galapagar.

Los adscribió al Área de Transporte y Logística como chóferes y lo hizo a sabiendas de que algunos de ellos carecían de la titulación obligatoria para el puesto para ahorrarse 30.000 euros anuales por trabajador. Cuando le preguntaron por este tema a Irene Montero, huyó despavorida como un conejo.

Iglesias culpó «a las cloacas del periodismo de una brigada política para fabricar basura informativa» contra Podemos. «Los tribunales siempre nos han dado la razón», dijo en su defensa El chavista olvida las dos sentencias sobre su offshore en Granadinas que dieron la razón a OKdiario.

LA PAREJA DE ISA SERRA, SEÑALADA

La investigación ahora se centra sobre todo en la supuesta implicación de Juanma del Olmo con la contratación irregular de una agencia de comunicación para la campaña del 28-A. Del Olmo es el responsable de la dirección comunicativa en Podemos, pareja de la diputada de la Asamblea de Madrid, Isa Serra, exnovio de Irene Montero, jefe de campañas electorales, y alto cargo del Gobierno en la vicepresidencia segunda que preside Pablo Iglesias.

También se centra en Rocío Esther Val, gerente del partido. Val estaría al corriente de facturas falsas encargadas y pagadas a empresas ficticias o a empresas de dirigentes del partido. Una de ellas es Kinema, el chiringuito en forma de cooperativa de Rafa Mayoral —secretario de Relaciones con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales — de la que Val era vicepresidenta.

«De los 401.720 euros pagados por Podemos a Neurona, 308.257 se fueron a una cuenta mexicana de la Sociedad Creative Advice Interative Group S.A». Y se pregunta, «¿quedó algo para la campaña?», se preguntaba Calvente con ironía.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído