El dictador venezolano demostró que considera al PSOE y Podemos como aliados del régimen

Nicolás Maduro saca a Pedro Sánchez del ‘armario’: España es «amigo» del régimen

 

Nicolás Maduro saca a Pedro Sánchez del 'armario': España es "amigo" del régimen
José Luis Rodríguez Zapatero, Nicolás Maduro, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias PD

Nicolás Maduro picó adelante y se atrevió a decir lo que ya se rumoreaba en España: El Gobierno de Pedro Sánchez forma parte de los «países amigos» del líder chavista Nicolás Maduro.

El dictador chavista sacó por la fuerza al líder del PSOE de su ‘armario’ político y declaró que ha puesto «en conocimiento de los gobiernos de España, México, Panamá, que se pueda conformar un grupo de amigos de Venezuela (…) para fortalecer la democracia» y ayudar, apoyar y favorecer un diálogo inclusivo de cara a las próximas elecciones parlamentarias que se realizarán este año.

«En este momento hay elecciones para renovar la Asamblea Nacional y en varias bandas hay un proceso de diálogo muy incluyente con todos los sectores políticos para dar garantías nuevas, plenas, de todo tipo, que influyan en un proceso electoral que sea lo más participativo«, señaló Maduro. Aseguró que desde el Gobierno se han puesto en conversaciones con otros sectores de la vida política nacional para que se elija un nuevo Consejo Nacional Electoral y que sea la actual Asamblea Nacional la que esté en ese proceso. Eso sí, en ningún momento indicó que las elecciones fueran para cambiar optar por la presidencia.

Sobre la comunidad internacional y este proceso de elecciones, dijo que ha informado también a los gobiernos argentino, mexicano, español y a la Unión Europea para que se haga «un proceso de diálogo, antes, durante y después de las elecciones parlamentarias».

Nicolás Maduro también apeló a este posible grupo para que conozca todas las acciones que está haciendo el Gobierno ante la Corte Penal Internacional «para exigir el cese de todas las medidas coercitivas» y que «haga entender el derecho de Venezuela a estar sin medidas persecutorias, coercitivas, criminales» que afectan a la economía.

El líder chavista dijo que cree en el diálogo e interpeló directamente al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. «Creo en el diálogo y siempre le diré a Donald Trump, así le esté demandando ante la Corte Penal Internacional, que la mejor forma de resolver este conflicto es conversando, hablando, dialogando».

«Si quiere entenderse con quien tiene las riendas de Venezuela, estoy a la orden», añadió.

El ‘secreto de Delcy’

El mandatario venezolano aprovechó su comparecencia para asegurar que lo que habló su vicepresidenta, Delcy Rodríguez, con el ministro de Transportes de España, José Luis Ábalos, en la madrugada del 20 de enero, en el aeropuerto de Madrid-Barajas, es un «secreto» que no le ha desvelado.

Maduro ha confirmado asimismo que Rodríguez «pasó por el aeropuerto de España» en el marco de dicha gira internacional y «dejó allí al ministro de Turismo, que estaba oficialmente invitado a FITUR» y aprovechó para verse con el Rey, «ministros» y empresarios que, según ha dicho, «quieren invertir en Venezuela» y «son bienvenidos».

En opinión de Maduro, todo esto «no tiene nada fuera de lo normal», pese a lo cual –ha criticado– «en España han hecho una novela, el ‘Delcygate’», aludiendo así al encuentro sostenido en el aeropuerto madrileño de Barajas entre Rodríguez y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

Preguntado directamente sobre esta reunión, Maduro ha optado por mantener el tono irónico. «Eso es secreto de Delcy, ella no me ha contado ese secreto, qué habló con Ábalos», ha contestado.

Ya más serio, ha enmarcado el «Delcygate» en «una campaña permanente en España contra Venezuela» que ha atribuido a «la derecha española que cree que Franco está vivo».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído