"El departamento de bautizos de La Moncloa ha dado a luz"

El invento maquiavélico de Iván Redondo para culpar a otros del desastre de Sánchez con el COVID-19

Ante la ausencia de éxitos en la gestión del coronavirus, ha nacido nuevo término para compartir las responsabilidades ante el caos por la enfermedad en España

El invento maquiavélico de Iván Redondo para culpar a otros del desastre de Sánchez con el COVID-19
Pedro Sánchez e Iván Redondo

Si hay una dependencia del Gobierno que no ha parado de trabajar desde que comenzó la epidemia del coronavirus en España, es el comité de propaganda que opera en el Palacio de la Moncloa.

El reconocido y poderoso jefe de gabinete del gobierno socialcomunista, Iván Redondo (38), ha disparado con un nuevo invento, para aprovechar el efecto bumerán de las quejas y denuncias de los líderes de los principales de partidos de oposición y de los presidentes de diferentes comunidades autónomas: que no se les consulta nada.

Se trata de una palabra, «co-gobernanza», una nueva expresión que viene a decir que, ahora con el desastre de gestión que tiene a España como país líder en víctimas del COVID-19 por millón de habitantes, así como de sanitarios contagiados, se está gobernando en equipo.

No es ninguna tontería, para el consultor más poderoso de España ya es momento de que nos vayamos olvidando de aquello del «mando único». En política se comparten los malos resultados, los éxitos se guardan para el líder.

En este sentido, algunos líderes territoriales ya muerden el anzuelo lanzado por el laboratorio dirigido por Iván Redondo. El primero en apoyarlo ha sido el caso de Andoni Ortuzar, presidente del PNV, quien manifestó su total acuerdo con prorrogar el estado de alarma, siempre y cuando se implante el famoso «sistema de co-gobernanza». Toda una victoria para el gurú que se ha dejado la piel para hacer ver a Sánchez que la propaganda es lo realmente importante, más allá del trabajo y la gestión.

El propio Carlos Alsina, pegaba el grito al cielo en su Monólogo este lunes 4 de noviembre de 2020, al entender que se trata del nuevo «bautizo» propagandístico del Ejecutivo español:

«El departamento de bautizos de La Moncloa ha dado a luz un nuevo concepto, co-gobernaza lo han llamado, quiere decir gobernanza a pachas o gobernación a pachas, bueno quieren que parezca que es gobernar a pachas, en realidad consiste en que los gobiernos autónomos informan al gobierno central de cómo van las cosas, el Gobierno centra decide y los gobiernos autonómicos ejecutan lo que se les indique», explicaba el locutor en su programa de ‘Onda Cero’.

El problema de Pedro Sánchez ha sido la incapacidad que tiene para trabajar de forma coordinada, ni siquiera Pablo Casado ha podido soportar que no se le consultara ni una sola de las improvisadas medidas, mientras se le pedía total apoyo en la aprobación del estado de alarma en el Congreso de los Diputados, por ello, el presidente del PP llegó al límite y este 4 de mayo de 2020 anunció que su partido no puede apoyar una nueva prórroga.

Iván Redondo, el trilero de la campaña de los bulos

Pero Alsina no es el primero ni el único que ha identificado el trabajo de Redondo, el experimentado periodista Arcadi Espada, manifestó su indignación el pasado 23 d abril por la fórmula que ha adoptado el Gobierno para mover el foco de atención de los españoles.

Reconozco que mi opinión sobre el que dicen que es uno de los hombres más poderosos del Gobierno está influenciada, cruelmente influenciada, por las anotaciones que fue escribiendo, antes de ser quien es, en un blog de este diario. Lo que hoy se dice de él en España es lo mismo que daba a entender entonces sobre sí mismo y su decisiva función en la política: si eres tonto, relátalo. He deducido, por tanto, que poder de convicción no le falta, aunque es verdad que tratándose de españoles la dificultad del reto disminuye. Estos días, sin embargo, he vuelto a pensar en él en términos distintos. Si a Redondo se debe la campaña del bulo, habrá que someter a este hombre a estrecha vigilancia.

Espada exigió por esto una obligada lectura para que el personal vea cómo se le ha tomado la coleta:

Aún es hora de que alguien pueda leer, detallada, la relación de los bulos que han obligado al Gobierno, al Cis y a la mismísima Guardia Civil a intervenir del modo dramático y radical en que lo han hecho. En el caso de la actuación de la Guardia Civil, además, acogiéndose al dudoso e incómodo principio de la obediencia debida, del que se espera que su directora y el ministro del Interior den cuenta en el Congreso para atenuar así la percepción ciudadana de que vivimos en un estado de alarma, cada vez menos Estado y más Alarma. La inexistencia de esta relación de bulos, con su descripción, su trazabilidad y su nivel de riesgo para la seguridad de la nación, hacen sospechar que solo hay un bulo y es el bulo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído