El exabogado del partido morado reconoce que teme por su integridad física

El ‘matonismo’ de Podemos que avala la tesis de las «guerrillas» de Pablo Iglesias

El partido de extrema izquierda viene mostrando un lado reaccionario y autoritario desde su fundación que explicaría la existencia de un ‘brazo violento’

El 'matonismo' de Podemos que avala la tesis de las "guerrillas" de Pablo Iglesias

El antiguo abogado de Podemos admitió tener miedo de “la guerrilla de Podemos”.

José Manuel Calvente, que conoce de primera mano el partido de Pablo Iglesias, solicitó protección al juez del ‘Caso Dina’.

El ex de Podemos reconoció que teme “por su integridad física” ante la “incitación al odio” que hay contra su persona por parte de los círculos afines de Podemos.

Desde el partido de extrema izquierda se ‘rasgaron las vestiduras’ por denunciar que hay una “guerrilla de Podemos”.

Sin embargo, existen denuncias y acciones de ‘matonismo’ que avalan la tesis presentada por Calvente.

Escraches teledirigidos

En mayo de 2020, Pablo Iglesias amenazó con escraches en los hogares de representantes del PP y VOX.

Santiago Abascal y Cayetana Álvarez de Toledo se enfrentaron a las intimidaciones del vicepresidente segundo y de las amenazas de utilizar a sus ‘guerrillas’.

Ante las cámaras del Congreso de los Diputados, el líder de VOX pidió a Iglesias que “no mande a sus lacayos” a escrachar a él y su familia, y le retó a que “venga usted a nuestras casas”.

Por su parte, la exportavoz del PP reconoció que no está de acuerdo con los escraches, pero señaló a los principales miembros del Ejecutivo de ejercer un «sucio matonismo gubernamental» por las amenazas del vicepresidente segundo.

Solo una semana después, Pablo Iglesias retomaría su ‘matonismo’ contra Iván Espinosa de los Montero.

El vicepresidente segundo sacó su lado más ‘bolivariano’ para acusar a VOX, de querer “dar un golpe de Estado, pero que no se atreven. Porque, para eso, además de desearlo y de pedirlo hay que atreverse”.

La barrabasada del fundador de Podemos en la Comisión de Reconstrucción del 28 de mayo no pudo ser defendida siquiera por la izquierda mediática.

El propio Ignacio Escolar tuvo que reprochar las desmedidas palabras de Iglesias.

Durante su participación en el programa ‘Al Rojo Vivo’, el director de elDiario.es indicó que:

“Es un absoluto error del vicepresidente del Gobierno. Su error no es propio del cargo al que representa. Y eso que hace una crítica que tiene una parte de razón, porque VOX arrancó la legislatura diciendo que este era un Gobierno ilegítimo, pero de ahí a que vayan a dar un golpe de Estado va un mundo y se ha equivocado”.

Amenazas a manifestantes

Enrique Santiago, uno de los aliados más cercanos del líder de Podemos, mostró sus dotes de ‘matonismo’ en Galapagar.

El exsecretario General del Partido Comunista (PCE) salió del chalet de Pablo Iglesias para encararse y amenazar a los manifestantes que “celebraban” los resultados autonómicos del 12J, donde Podemos quedó fuertemente ‘golpeado’ tras desplomarse en Galicia y País Vasco.

En las imágenes, difundidas a través de las redes sociales, se puede ver cómo Santiago se encara con los ciudadanos. Ante sus protestas, señala a uno y le reconoce que “a ti ya te tengo identificado”.

Sin mascarilla y escoltado por la Guardia Civil, el comunista se encara, señala y acusa a los agentes a los manifestantes que le gritan “fuera comunista” o “Viva España”.

Incluso, uno de los vecinos le recuerda que “a mí, no me señales. A día de hoy puedo grabar a quien yo quiera”. En este sentido, da a entender que aún no se aplican leyes del tipo autoritario como las que han respaldado Santiago y Pablo Iglesias en países como Venezuela, Bolivia o Nicaragua.

Susanna Griso e Irene Montero

El ‘matonismo’ de Podemos no se trata de algo nuevo, sino una parte del ADN del partido de extrema izquierda.

Una práctica que, por ejemplo, reprochó Susanna Griso a Irene Montero el 10 de marzo de 2017.

La presentadora recordó a la ‘primera dama’ de Podemos que “cuando habláis de un periodista se monta un escrache tecnológico y matonismo en las redes”.

“No me puede negar que ha habido matonismo en las redes. Pablo o Monedero u otro dirigente a veces hablan de un periodista y eso se convierte en una campaña salvaje en las redes sociales; ese escrache tecnológico lo hemos sufrido muchos. Pero me preocupa menos que un periodista que esté cubriendo Podemos y que no tenga herramientas para defender y que se autocensura y tenga miedo a la repercusión y al qué dirán”, reprochó Grisso.

Reaccionarios

El ‘matonismo’ de Podemos también queda reflejado en los mensajes de Pablo Iglesias donde admite querer “azotar hasta que sangre a Mariló Montero”, cuando festejaba que los manifestantes golpeasen a los agentes de la Policía Nacional, cuando sus seguidores amenazan de muerte a una comitiva de VOX durante un acto preelectoral, cuando cargan contra periodistas por publicar informaciones críticas y por respaldar a regímenes que se caracterizan por sus violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad.

Un peligroso cóctel explosivo que conoce desde su entrañas José Manuel Calvente y, por eso, sabe de qué son capaces de hacer. No debe ser poco cuando, entre lágrimas, pidió protección al juez del ‘Caso Dina’.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído