LOS INVESTIGADORES DEL CASO REÚNEN ELEMENTOS PARA CONCRETAR ESTA ACUSACIÓN

‘Caso Dina’: ¿Pablo Iglesias perpetró también un delito de fraude procesal?

El delito está tipificado en el artículo 457 del Código Penal y se refiere a todo aquel que "emplea medios engañosos dirigidos a provocar en el juzgador un error de hecho que haya de originar una resolución errónea y por tanto injusta"

‘Caso Dina’: ¿Pablo Iglesias perpetró también un delito de fraude procesal?

A Dios, lo que es de Dios y al César, lo que es del César.

Teresa Gómez, en Okdiario, ofrece este 9 de julio de 2020 nuevas informaciones relativas al ‘caso Dina que ponen un poco más contra las cuerdas a Pablo Iglesias.

Los investigadores del ‘caso Dina’ tienen fundadas sospechas para considerar que el líder de Unidas Podemos pudo haber cometido un nuevo delito, el de fraude procesal, tipificado en el artículo 457 del Código Penal y que se refiere explícitamente a todo aquel que «emplea medios engañosos o artificiosos dirigidos a provocar en el juzgador un error de hecho que haya de originar o pueda originar una resolución errónea y por tanto injusta».

Todo esto viene a colación de que el propio exabogado de la formación morada, José Manuel Calvente, fue muy preciso a la hora de intentar disuadir a Pablo Iglesias de apostar por la vía del robo del móvil de su exasesora Dina Bousselham.

Concretamente, sus palabras fueron todo un vaticinio cuando aparecieron publicados en el digital de Eduardo Inda los famosos pantallazos, entre ellos las bestialidades machistas de Pablo Iglesias contra Mariló Montero:

Si os fijáis, son pantallazos mientras otros escriben. Lo cual descarta un móvil robado. No hay caso. La estrategia de decir que el móvil fue robado hace aguas, así archivarán la causa. Esto no es un robo, es una filtración.

El editorial de Okdiario no tiene duda alguna de que la estrategia de Iglesias incurre directamente en un delito de fraude procesal:

El problema para Iglesias es que su actuación entra también de lleno en la tipificación del delito de fraude procesal. ¿Por qué? Pues muy sencillo: porque lo que hizo fue emplear «medios engañosos o artificiosos dirigidos a provocar en el juzgador un error de hecho que haya de originar o pueda originar una resolución errónea y por tanto injusta». Dicho de otro modo: urdió una versión, a sabiendas de que era falsa, consistente en arrogarse la condición de víctima, acusando a Eduardo Inda y Okdiario, de formar parte de una oscura trama. Y ese plan lo utilizó como argumento central de su campaña electoral.

Y señala que pese a los intentos de Iglesias por forzar la maquinaria judicial para empurar a Inda, al final la Justicia no se ha tragado el embuste podemita:

El mayor objetivo de Pablo Iglesias era vincular a Inda y Okdiario con el ex comisario Villarejo y el llamado caso Tándem, en el que Podemos estaba personado como acusación popular. Su empeño fue ese. Y utilizó medios engañosos para conseguir que el juez dictara una resolución favorable a sus intereses. Su plan fracasó y ahora el «caso Dina» es ya el «caso Pablo Iglesias». Trató de engañar a un juez de la Audiencia Nacional con acusaciones artificiosas. Lo que viene a ser un fraude procesal de libro.

 

 

El Minuto de Oro de Carlos Cuesta sobre el 'caso Dina': "Es la radiografía de cómo entiende la política esta gentuza"

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído