El Gobierno de Pedro Sánchez sigue dando pasos idénticos a los que llevaron a Venezuela a estar viviendo la peor dictadura de su historia y una de las más crueles del mundo

El vídeo de Maduro que inquieta al PSOE y Podemos por mostrar que la renovación del CGPJ busca calcar al régimen chavista

La violación de la separación de poderes fue clave para garantizar la permanencia del régimen de Venezuela, un modelo que conoce y que asesoró los líderes de Podemos

España está un paso más cerca de convertirse en la Venezuela de Nicolás Maduro.

El PSOE y Podemos anunciaron en el Congreso de los Diputados la presentación de una proposición de ley para reformar la composición del Consejo General del Poder Judicial.

Sin embargo, con el tiempo en contra para evitar la imputación de Pablo Iglesias por el ‘Caso Dina’, dejaron claro que su objetivo es realizar el trámite de forma urgente. Es decir, en sólo “dos meses”, sin consenso y sin los controles de órganos constitucionales.

La decisión, que será recurrida ante el Tribunal Constitucional por el PP y VOX, apunta a una violación de la separación de poderes. Un aspecto peligroso para la democracia, ya que se somete a los jueces y tribunales a los intereses y beneficios del Gobierno.

La jugada legal del PSOE y Podemos es muy similar a la implementada por el régimen de Hugo Chávez y Nicolás Maduro en Venezuela.

Un vídeo que se ha vuelto viral en las redes sociales se puede ver cómo el dictador Nicolás Maduro nombra a dedo a Diosdado Cabello como presidente de la Asamblea Nacional Constituyente para reformar todo el sistema legal a su beneficio.

Con los jueces aplaudiendo como focas a la imposición del tirano, Maduro ordena que “asuma y nombre una alta comisión para hacer una reforma profunda del Poder Judicial venezolano y llevar a un cambio de todas las estructuras del Poder Judicial en Venezuela”.

“Necesitamos un nuevo embrión del cambio en el Poder Judicial, en la justicia para mejor, para bien”, remató el dictador bolivariano.

Esas imposiciones sobre el Poder Judicial permitieron que la dictadura goce de impunidad y de un ‘arma’ para perseguir, acosar y meter en prisión a todo opositor incómodo para el régimen. Algo que comenzó con la violación de la separación en los poderes que, este 13 de octubre de 2020, promovió en España el PSOE y Podemos desde el Congreso de los Diputados para evitar la posible imputación del vicepresidente segundo.

Al mejor estilo chavista

Los portavoces parlamentarios de PSOE y Podemos en la Cámara baja, Adriana Lastra y Pablo Echenique, anunciaron la medida que supone una clara amenaza a los jueces que se atrevan a fallar en contra de los partidos de izquierda, así como para el Tribunal Supremo.

A pesar de los constantes ataques de Podemos al Estado de Derecho, a los jueces (como ha quedado demostrado con las sentencias de la violenta Isa Serra o con la petición de una investigación contra Iglesias) y a la Monarquía parlamentaria, el PSOE reconoce que trabajará y presionará para lograr que los vocales del partido de extrema izquierda entren al Consejo General del Poder Judicial.

“El actual CGPJ es fruto de una mayoría parlamentaria que ya no existe”, intento justificar Echenique el ataque al Consejo General del Poder Judicial. Sin embargo, se guardó un dato que deja en evidencia a Podemos, como es que ahora reducirán aquí por la vía rápida la mayoría de dos tercios para dejarla en mayoría absoluta.

Una argucia legal

El PSOE y Podemos están sacando provecho de una argucia legal para que, en lugar de optar por un proyecto de ley emanado del Consejo de Ministros, puedan evitar que el Consejo de Estado, el Consejo Fiscal y el propio CGPJ tengan que pronunciarse en informes no vinculantes sobre la reforma del sistema de elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial.

Como es evidente, un Consejo General del Poder Judicial construido a favor de los intereses del Gobierno de Pedro Sánchez echaría por tierra una investigación contra Pablo Iglesias como presunto autor de tres delitos en el ‘Caso Dina’, así como sobre los pagos irregulares a la consultora ‘Neurona’ o su ‘Caja B’.

La reformación del Poder Judicial a favor de los intereses del Gobierno fue una de las jugadas clave de las dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua para garantizar toda su impunidad ante los actos de corrupción, atropello y violación de Derechos Humanos. Un modelo que ha sido defendido por figuras de ambos partidos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído