FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS

«El Gobierno ocultaba la detención de los matones de Iglesias y aireaba el montaje de las balas kétchup y la navajita»

"Lo urgente ahora es saber si Ángels Barceló, organizadora en la CADENA SER de la encerrona a Monasterio, sabía que los escoltas de Iglesias habían sido detenidos"

"El Gobierno ocultaba la detención de los matones de Iglesias y aireaba el montaje de las balas kétchup y la navajita"
Iglesias y su bala, Maroto con su navaja y el ministro Marlaska. PD

Sacude Federico Jiménez Losantos, duro y a la cabeza, este 2 de mayo de 2021 en la columna que publica en Libertad Digital.

Como no podía ser de otra manera, insta Losantos a salir a votar el martes contra Sánchez, Iglesias y sus matones de Vallecas y lo hace tras reflexionar sin melindres sobre estos últimos y sus ‘cómplices‘:

  • Esto de Sánchez no es un gobierno, es una banda que tiene poco que envidiar a las cárceles secretas de Caracas o del Méjico del PRI.
  • El PSOE, Podemos y Más Podemos, la izquierda socialcomunista que se presenta a las elecciones en Madrid ya conocía la detención de los escoltas de Iglesias por participar en la agresión a policías, familias y candidatos de VOX, no sólo promovida por Podemos -el adinerado Monedero y el rico marqués- sino jaleada después de los más de veinte policías heridos. Y Marlaska lo ocultó.

Afirma Losantos que todo en la campaña de Madrid está siendo una copia chusca, sin muertos, aunque pudo haberlos en Vallecas, del 11M de 2004.

«Entonces, se destruyó la escena del crimen -los vagones y la ropa de las víctimas- mientras los medios de Izquierda culpaban al PP del atentado y rodeaban sus sedes».

«En 2021 se han ocultado las pruebas de la violencia de Podemos mientras los mismos medios y el Gobierno culpaban a VOX de atacar con balas y navajas a las izquierdas».

En ese sentido y con gran brillantez escribe Rosa Díez en El Mundo:

«Seis días antes de que Ángel Gabilondo, el candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, se volviera hacia Iglesias y le espetara en el debate organizado por Telemadrid aquello de «Pablo, tenemos 12 días para ganar», habían sido detenidos dos empleados de Pablo Iglesias identificados en las imágenes como autores del apalizamiento a varios policías durante los violentos actos contra VOX perpetrados en la Plaza de la Constitución de Vallecas.

Ocho días antes de que Iglesias se hiciera el ofendido y se levantara del debate en la SER cuando Rocío Monasterio –tras condenar por tres veces la violencia– pusiera en duda su credibilidad en relación a las amenazas contenidas en las cartas con balas, dos de sus empleados estaban detenidos al ser identificados como autores de actos de extrema violencia contra VOX y contra la policía.

Ocho días antes de que Gabilondo y Mónica García se fueran del debate de la SER en solidaridad con el ofendido Iglesias, de cuya credibilidad está prohibido dudar, el Gobierno conocía la identidad de algunos de los autores materiales de actos concretos de violencia contra los partidos de la oposición.

Nueve días antes de que la directora de la Guardia Civil participara en un mitin del PSOE llamando «presidente» a Gabilondo y proclamando que «nunca nadie en este país debe pasar miedo ni estar amedrentado por amenazas», ella sabía que dos empleados de Iglesias, jefe del partido con el que comparte Gobierno estaban detenidos por estas agresiones, y a Iglesias: «No sólo le pagamos la niñera, sino a matones que patean a la Policía».

Volviendo a Losantos, aprovecha el veterano periodista, fiel a su estilo, para darle un capón al PP de Pablo Casado que en su opinión todavía no se ha enterado de que las piedras y las balas las ponen los mismos.

Como bien señalaba ayer Rosa Díez en El Mundo, lo grave es que, en este caso, el Gobierno es el actor principal de esta farsa siniestra, no la Oposición como en 2004.

Es el partido gobernante Podemos el que comete el delito; y es el partido gobernante PSOE, con Sánchez al frente, el que ha ocultado quince días a los delincuentes y culpó a las víctimas del delito que padecieron.

Y ese ocultamiento no es inocente ni se debe a la desidia o la negligencia, como subraya Losantos:

«Lo urgente ahora es saber si Ángels Barceló, organizadora en la SER, siempre la SER, de la encerrona a Monasterio, sabía, como sabía Iglesias desde el día de las detenciones, que dos escoltas del cabecilla comunista habían participado en el apedreamiento de la candidata de VOX, a la que la pistolera o Pioletera de Más Madrid le espetó ‘es usted una aberración’, sin que la bien llamada «activista» Barceló, lloriqueándole de la mano a Pabliíto, dijera nada. Es más: organizándole al día siguiente un acto de desagravio en el que ambos repitieron las mentiras sobre la violencia de Vox y taparon la de Podemos».

«Si en la encerrona hubiera tenido Monasterio los datos que tenemos hoy sobre la participación directa de dos de los escoltas de Iglesias en su apedreamiento, ni Pablenin, ni La Pioletera, ni Gabilondo hubieran podido atacar a Vox. Ahora lo sabemos casi todo: el Gobierno no sólo sabía, sino que ocultaba el hecho gravísimo de que la escolta del jefe de uno de los dos partidos que forman el Ejecutivo participó directamente en la agresión a los ciudadanos de Vallecas en el mitin de Vox de la plaza de la Constitución».

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído