El Gobierno Sánchez ocultó durante 15 días que dos escoltas del candidato del moño fueron detenidos por liderar las agresiones a la Policía en Vallecas

Estos son los ‘matones’ a sueldo de Podemos, que Iglesias envió a atacar el mitin de VOX y Marlaska esconde

La lista de cargos y trabajadores vinculados a Podemos con problemas con la Justicia se agranda con los dos esbirros que se liaron a trompada limpia contra los agentes en el barrio madrileño

¿Cómo iba Pablo Iglesias a condenar las agresiones a VOX en Vallecas?

Eso hubiese sido, nunca mejor dicho, tirarse piedras contra su propio tejado.

Pues a su pesar, desde hace unas horas, el hastag #IlegalizacionDePodemosYa es trending topic. Y con motivos.

Resulta que la Policía Nacional, tras un exhaustivo análisis de las imágenes recogidas en ese mitin celebrado por el partido de Santiago Abascal en el barrio madrileño, identificó y arrestó a dos escoltas del candidato de Unidas Podemos.

Y lo más tremendo es que, durante 15 días, el ministro Fernando Grande-Marlaska ha ocultado el hecho.

Se trata concretamente de Alberto R.R. y Daniel J.J, que no solo instigaron en redes sociales el acoso a VOX en Vallecas, sino que además tomaron parte en las agresiones contra miembros de esa formación y contra agentes de la Policía Nacional.

Ambos están ahora mismo en libertad con cargos, al igual que varios integrantes de los Bukaneros, un grupo de aficionados ultras del Rayo Vallecano.

Pero no fueron los únicos, como se ve en las fotos y vídeos:

DANI GAGO.

FOTÓGRAFO DE PERSONAL DE PABLO IGLESIAS

El fotógrafo de cámara del ex vicepresidente del moño, que destacó entre los violentos en los incidentes de Vallecas, ha escrito en las redes sociales que «todos los policías son unos bastardos».

En un mensaje subido a su cuenta de Twitter, Dani Gago pone el acrónimo ACAB, que quiere decir ‘All Cops Are Bastards’ (Todos los policías son unos bastardos), para comentar las imágenes de las cargas policiales que se produjeron este jueves en las inmediaciones de la Asamblea de Madrid, donde facinerosos de extrema izquierda protestaron ante las restricciones por coronavirus.

Otros dos, que tuvieron la desventura de ser ‘trincados’ por la Policía en plena faena son Alberto R.R. yDaniel J.J.

Estos dos arrestados -en total hubo once detenidos- fueron identificados como Alberto R.R., nacido en 1977, y Daniel J.J., de 1989.

Sólo el segundo aparece vinculado al grupo ultra de aficionados al fútbol y en sintonía con el partido morado.

Su hermano Iñaki alias ‘el Pirrakas‘ o ‘Monchito‘, es líder de los ‘bukaneros‘ y en 2005 apedreó un autobús de aficionados de un equipo rival.

Tres años después fue detenido por tentativa de homicidio por quemar la cara con bengalas de un seguidor del partido de extrema derecha Alianza Nacional, y en 2013 fue imputado en una operación contra Bukaneros por organización criminal, amenazas, coacciones y lesiones.

A este individuo se le ha visto en el exterior de la mansión en Galapagar de Iglesias y su cónyuge, la ministra Irene Montero, bajándose de un coche propiedad de Podemos e increpando a una persona que tomaba imágenes.

Los dos implicados a los que se han referido en sus mitines Ayuso y Abascal, tuvieron una agresividad visible en los sucesos de la ‘plaza roja’ de Vallecas.

Alberto R.R., según demuestran las imágenes, viste un polo de manga corta de rayas azules y utiliza una mochila azul, roja y blanca para protegerse de las porras de los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

Daniel J.J., por su parte, viste una camiseta negra de manga corta y pantalones oscuros y se ve cómo golpea en varias ocasiones a los agentes antidisturbios.

‘DEJAD QUE LOS DELINCUENTES SE ACERQUEN A MÍ’

A Pablo Iglesias solo le falta decir esa máxima para convertir al partido en el paraíso de aquellos que tienen por costumbre infringir la ley.

Es tener alguna causa pendiente y, por arte de magia, la formación morada rápidamente sale al socorro de esas personas a las que protege y, en muchos casos, dota de cargos de relevancia.

La lista de políticos violetas con asuntos que se han tenido que sustanciar en los tribunales, ante Hacienda o ante la Seguridad Social es más que preocupante.

Aún no alcanza las cotas de la guía telefónica de Pekín, pero la proporción comienza a ser digna de preocupación, máxime en un partido que ahora mismo tiene corresponsabilidades de Gobierno.

La lista la encabeza ahora mismo una de sus últimas incorporaciones. Nada más y nada menos que todo un exatracador de bancos, José Luis Nieto, que se ha convertido en el líder podemita en la capital de España.

Seguidamente se encuentra quien fuera número dos de Unidas Podemos en Castilla y León, un tal Pedro Palacio que, ya rozando la mayoría de edad, había abusado de una niña de tres años. No fue a prisión porque cuando cometió el repugnante acto tenía 17 tacos.

¡Cómo no olvidar a otra podemita ‘caviar’, Pilar Baeza, candidata del partido comunista a la alcaldía de Ávila y que fue condenada a 30 años por su participación-colaboración en el asesinato de un hombre.

Otra más en la selección de políticos violáceos es Isa Serra, la portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid y sobre la que pesa una condena de 19 meses de cárcel por agredir a dos policía municipales, llamar, con perdón, «puta» a una de las agentes y encima desear que su hijo le cogiera la pistola y le diese dos tiros.

Tampoco debe quedarse en el tintero Pablo Echenique y sus problemas con la Seguridad Social a cuenta de tener a un asistente en negro o, por supuesto el pastizal que, junto a Juanma del Olmo, otro que tal baila, van a tener que aflojar a la familia del asesinado por Pilar Baeza por referirse a este como violador.

La relación de cargos y políticos morados con pasado nada inmaculado la completan Juan Carlos Monedero, al que se le ‘pasó por alto’ declarar ‘unos eurillos’, pero logró toparse con un entonces ministro de Hacienda del PP, Cristóbal Montoro, presto a darle un trato preferente para que pudiera saldar sus deudas.

El último de esa lista es Alberto Rodríguez, diputado nacional y secretario de Organización de Unidas Podemos que intenta eludir el banquillo de los acusados por haber apaleado a un policía en una manifestación en Tenerife.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído