El Coletas, Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Luis Alegre, Alberto Montero, Ariel Jerez, Rubén Martínez Dalmau y Txema Guijarro

Delcy Rodríguez, la chavista del ‘rollo’ con el ministro Ábalos, ordenó el pago de 1,8 millones a Pablo Iglesias y sus 8 compinches

La Fundación CEPS en la que Pablo Iglesias estuvo en el Consejo Ejecutivo recibió dinero de la dictadura chavista venezolana de forma habitual

Delcy Rodríguez, la chavista del 'rollo' con el ministro Ábalos, ordenó el pago de 1,8 millones a Pablo Iglesias y sus 8 compinches
El socialista Abalos con la narcochavista Delcy Rodríguez. PD

La lista de ‘beneficiarios’ es de cartel con ‘el se busca’: El Coletas, Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Luis Alegre, Alberto Montero, Ariel Jerez, Rubén Martínez Dalmau y Txema Guijarro.

Se encargaban, camuflados para el paraguas de la Fundación CEPS, de asesorar a la dictadura chavista.

No se sabe muy bien en qué, porque de aquellos apaños salieron maletines con cientos de miles de dólares por supuestos estudios económicos que nunca se hicieron, pero estaban todos en el ajo.

Desde que hace siete años Periodista Digital levantó la liebre y mostró las primeras pruebas, ha llovido mucho.

Este 10 de septiembre de 2020, Carlos Cuesta explica en OKdiario con todo lujo de detalles como el chavismo regó de millones a Pablo Iglesias para poner en marcha Podemos, pero conviene recordar que el 9 de diciembre de 2013, en estas páginas y mientras el periodismo español miraba hacia otro lado y nos vituperaba, revelamos ya que el gobierno de Nicolás Maduro, al igual que había venido haciendo Hugo Chávez, atiborraba de pasta a los podemitas.

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos y ahora vicepresidente segundo del Gobierno de España, formó parte del Consejo Ejecutivo de CEPS y la persona clave en los pagos que recibió, a título personal o a través de colegas, fue la chavista Delcy Rodríguez.

La siniestra coprotagonista del «Delcygate –el encuentro furtivo en el aeropuerto de Barajas con el socialista José Luis Ábalos– fue la muñidora principal de la financiación de la fundación podemita.

La cifra global de dinero que CESP recibió por la intermediación de Delcy Rodríguez se eleva a 1.856.849, 53 euros.

Pablo Iglesias no era un cualquiera en CESP, sino el «responsable de investigación», justo el concepto por el que más trabajó para la dictadura venezolana.

Junto a Iglesias, gran parte de la cúpula que posteriormente fundó Podemos trabajaba también para CEPS: Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Luis Alegre, Alberto Montero, Ariel Jerez, Rubén Martínez Dalmau y Txema Guijarro.

Los pagos realizados por los departamentos liderados por Delcy Rodríguez abarcan desde febrero de 2006 hasta octubre de 2014. Hay que recordar que Podemos nació ese mismo año 2014, en el mes de marzo. Mantener esos cobros con el partido creado era un riesgo evidente a efectos de la normativa española de financiación ilegal y con dinero procedente del extranjero. Justo en ese momento, se paralizó el cobro a través de CEPS y se incrementó la relación con otra entidad, CELAG, en la que figuran Juan Carlos Monedero, Alfredo Serrano y el propio Rafael Correa –ex presidente de Ecuador– como miembros de los Consejos determinantes de la entidad. En CELAG, además, jugó un papel clave como impulsor, Íñigo Errejón.

El rastro de los pagos liderados por Delcy Rodríguez evidencia que empezaron en febrero de 2006 hasta octubre de 2014, justo unos meses después del nacimiento de Podemos.

La formación morada nacía, pues, dopada con los fondos provenientes de la dictadura chavista. Evidentemente, mantener esos cobros con el partido creado era un riesgo evidente a efectos de la normativa española de financiación ilegal y con dinero procedente del extranjero, por lo que la estrategia podemita fue paralizar el cobro a través de CESP y servirse de otra entidad, CELAG, Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica en Ecuador.

Hay que recordar, que dos cargos del entonces recién creado Podemos, Juan Carlos Monedero e Íñigo Errejón, y un economista de referencia máxima del partido morado y asesor chavista, Alfredo Serrano, fueron claves en el lanzamiento del nuevo «chiringuito» que ahora está siendo investigado por las autoridades ecuatorianas por pagos a la cúpula de Podemos o a la propia estructura del partido de Pablo Iglesias.

Nadie mejor que Delcy Rodríguez conoce los tejemanejes de Pablo Iglesias: de los más de treinta contratos que CESP firmó con Venezuela, un tercio los otorgó directamente la hoy vicepresidenta venezolana.

Pero más allá de lo obvio, toda la documentación en poder de OKDIARIO demuestra no sólo la estrechísima compenetración entre la dictadura chavista y el entorno del naciente Podemos, sino que Pablo Iglesias era conocedor de todos los aspectos relativos a la financiación. Porque, como se puede apreciar en los documentos, los convenios firmados por CEPS se hacían con conocimiento del ahora vicepresidente del Gobierno socialcomunista.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído