Ilustradores vallisoletanos en la Casa Revilla

Por José María Arévalo

( Ilustración de Beatriz Martín Vidal) (*)

Me ha sorprendido la riqueza de expresión y el colorido de las obras que ofrece la exposición de la Casa Revilla “Ilustradores vallisoletanos, entre la creación y el oficio”, que puede verse hasta el 10 de abril, y que el pasado domingo, cuando me acerqué a verla, estaba atestada de público, sobre todo de gente joven. Son 22 creadores vallisoletanos los que muestran sus trabajos en la Casa Revilla, que siendo muchos, no son todos, según el comisario Oscar del Amo, quien anunció que la propuesta tiene vocación de ser regular, quizá anual.

Valladolid actualmente corresponde cumplidamente a una larga tradición –ahora comentaremos, porque aquí nacieron nada menos que “El guerrero del antifaz” y “El capitán Trueno”- de dibujantes e ilustradores, con un importante conjunto de artistas ya reconocidos o que luchan por darse a conocer, como los que participan en esta muestra de la Casa Revilla. Además de la obra colgada, cada uno ha grabado un vídeo de cómo trabajan en su estudio y en la vitrina central se muestran los soportes que incluyen su trabajo, desde libros ilustrados, a publicaciones o cuentos-puzzle.

“Ilustradores vallisoletanos, entre la creación y el oficio” dedica un espacio de sus paredes a cada uno de los autores que participan. Son: Jesús Aguado, Raúl Allén, Óscar del Amo, Alejandro Antoraz, Raquel Aparicio, Joaquín Aragón, Sergio Arranz Bartolomé, Cinta Arribas, Jorge Consuegra, Julio y Yolanda Falagán, Germán Gómez Arranz, Felipe López Salán, Cintia Martín, Beatriz Martín Vidal, Marta Mayo, Ricardo Palomino, Primo, Iván San Martín, Sonia Sanz Escudero, Alberto Sobrino y Carlos Velázquez.

( Ilustración de Carlos Velazquez) (*)

Me han parecido todos espléndidos dibujantes, y con las fotos que ilustran este artículo he seleccionado los que más me han impactado, aunque es difícil elegir porque el nivel es muy alto. Sin querer he perdido la foto de uno de los principales, Raúl Allen, que abre la exposición y que es uno de los más reconocidos, como ahora veremos.

Hace un par de años publicaba Hoyesarte un artículo que titulaba “Valladolid, capital de la ilustración”, en torno al Festival Internacional de Ilustración ‘IlustraTour’ que celebraba en nuestra ciudad la séptima edición de una cita que es ya un referente en España al ofrecer más de 400 horas de actividades para ilustradores, profesionales y público general. Porque Valladolid tiene una larga tradición de dibujantes e ilustradores que ponía de relieve, también hace dos años, en El Norte de Casrilla, Fernando Bernabón, dibujante, investigador del tebeo clásico e impulsor de la colección Maestros de la Historieta, que se quejaba: «Es incomprensible que el Guerrero del Antifaz no tenga una calle en la ciudad donde nació». Y recordaba, además de a Manuel Gago, el vallisoletano que creó el celebérrimo “Guerrero del Antifaz”, a otros grandes de la historieta, como Manuel Zataraín, Zata, un dibujante muy apreciado en los años 50 y 60, creador del “Capitán Martin”, «un clásico de la historieta policiaca española», pero apenas recordado más que por los expertos.

( Ilustración de Jesús Aguado) (*)

Más conocido es Jesús Redondo, uno de los pocos creadores clásicos que goza de cierto reconocimiento en su ciudad natal. «Aunque era un artista muy valorado desde mucho antes, Redondo no fue conocido por el gran público hasta que hizo el Capitán Trueno», recuerda. Y eso que la mayor parte de su obra la hizo para el extranjero y que llegó a colaborar con Alan Moore cuando todavía no era la primera figura internacional del cómic que actualmente es.

( Dibujo de Jorge Consuegra) (*)

Además Bernabón comentaba el prestigio de figuras vallisoletanas del presente como David Aja, que ha obtenido ya reconocimientos internacionales gracias a su trabajo en ‘Ojo de Halcón’, y otras figuras como Raúl Allen -que participa en esta exposición actual de la Casa Revilla-, Corominas, Cristina Ortega, Enrique Giménez o César Esteban, dibujantes estos últimos que dieron el salto internacional a través de la revista de terror “Creepy”. «El primer reconocimiento que tuvo Giménez fue el que le brindamos en las segundas jornadas del cómic de Tintachina, cuando aún no era conocido», recordaba Bernabón.

( Ilustración de Carlos Velazquez) (*)

«En Valladolid hay mucho talento y ha habido, y hay, muy buenos dibujantes. Lo que ha faltado es una industria editorial. De ahí que casi todos tengan que irse fuera para desarrollarse». El impulsor de la serie Maestros de la Historieta recordaba que hace unos años surgió un tímido intento con la Editorial Quirón, un proyecto impulsado por los hermanos Fresno, los vallisoletanos que crearon ‘Benito Boniato’ un clásico del tebeo de humor español. «Pero aquello no resultó. En realidad todas las publicaciones impulsadas en Valladolid han tenido un carácter aficionado y no profesional». Bernabón recordaba míticos fanzines como ‘La criatura’, ‘Tintachina’, ‘Tundra’, o ‘LSD’, en la gestación de algunos de los cuales participó activamente.

( Mostrador con libros; al fondo ilustraciones de Sergio Arranz) (*)

Para Bernabón resulta descorazonador comprobar que los cómics hoy están prácticamente ausentes de esta vía antaño familiar de distribución. «Hoy ya sólo pueden comprarse en librerías, y no en cualquiera, sino en librerías especializadas», lamenta. Afortunadamente –concluía Vidal Arranz en El Norte- Valladolid cuenta con establecimientos que han logrado sobrevivir a la crisis económica, aunque no sin esfuerzo, lo que revela que en la ciudad hay afición. «Aquí hay cinco o seis librerías especializadas, cuando en el resto de las capitales de Castilla y León puedes hallar a lo sumo una o dos».


(*) Para ver las foto que ilustran este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
https://c2.staticflickr.com/2/1666/25194959209_f20b94303e_o.jpg
https://c2.staticflickr.com/2/1626/25194969319_e8401f2496_b.jpg
https://c2.staticflickr.com/2/1494/25469792671_0b45e4637b_b.jpg
https://c2.staticflickr.com/2/1572/25562506715_ba921724dd_b.jpg
https://c2.staticflickr.com/2/1506/24935809363_1bd9ce5390_b.jpg
https://c2.staticflickr.com/2/1713/24931999724_ebdf6b5081_b.jpg

Recibe nuestras noticias en tu correo

Tres foramontanos en Valladolid

Con el título Tres foramontanos en Valladolid, nos reunimos tres articulistas que anteriormente habíamos colaborado en prensa, y más recientemente juntos en la vallisoletana, bajo el seudónimo de “Javier Rincón”. Tras las primeras experiencias en este blog, durante más de un año quedamos dos de los tres Foramontanos, por renuncia del tercero, y a finales de 2008 hemos conseguido un sustituto de gran nivel, tanto personal como literario.

Lo más leído