Los lunes, revista de prensa y red

“Uso político del icono de Franco”, de La Razón, y “La suerte de África”, de Alfonso Ussia

( Viñeta de Peridis en El País el pasado día 21) (*)

USO POLÍTICO DEL ICONO DE FRANCO

Artículo de La Razón publicado el pasado día 22

Probablemente, un amplio sector de la opinión pública española no entenderá qué motivos puede aducir el actual Gobierno socialista para recurrir a una medida legislativa excepcional, como puede ser la aprobación de una norma de supuesto único, para proceder a la exhumación del cadáver de Francisco Franco de su tumba en la basílica del Valle de los Caídos. En efecto, ni estamos ante una situación de emergencia nacional ni parece que, cuarenta y tres años después de la muerte del dictador, se puedan invocar razones de urgencia, más allá de la peculiar situación política del propio presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez. Ciertamente, el recurso a un decreto que modifique a conveniencia la Ley de Memoria Histórica, tiene la virtud de soslayar la previsible oposición de la familia, que no podría iniciar una acción jurisdiccional hasta que se llevara a cabo el acto administrativo en sí, pero no blinda a los representantes públicos de ulteriores responsabilidades judiciales si, como es previsible, los afectados, a quienes protegen las leyes vigentes, denuncian un delito de profanación de sepulturas, previsto en el artículo 526 del Código Penal.

Por otra parte, tampoco parece muy claro qué fórmula adoptará el decreto ley en el caso, nada improbable, de que la Iglesia no llegue a un acuerdo con la familia de Franco para autorizar una intervención oficial en un lugar de culto, cuya titularidad y libertad de gestión está amparada por un tratado internacional, como son los acuerdos entra el Vaticano y el Estado español de 1978. Se trata de un aspecto importante del asunto porque, al contrario de las manifestaciones hechas por los portavoces oficiosos del Gobierno, las fuentes del arzobispado madrileño consultadas por LA RAZÓN afirman que no se ha llegado a acuerdo alguno con representantes gubernamentales y que lo habitual en estos casos es respetar los deseos de los deudos.

De cualquier forma, y dado que no es factible que la familia del dictador pueda conseguir una medida cautelar, ya que no estaríamos ante un acto irreversible, lo más probable es que el presidente del Gobierno vea cumplido su objetivo político, por más que las virtudes del mismo se nos escapen, como a la mayoría de los ciudadanos, y aunque sea por la vía poco adecuada de la ingeniería legal y de las leyes especiales, que no suelen ser propias de las democracias.

Por otra parte, la exhumación del cadáver de Francisco Franco, presentada como el gran proyecto de legislatura, podrá satisfacer a quienes pretenden hacer de esta especie de antifranquismo sobrevenido una estrategia política contra la derecha española, a la que consideran, desde su estulticia, manchada por un pecado original, pero no tendrá más consecuencias prácticas que las portadas coyunturales de la Prensa internacional, el malestar, si cabe, de los cada vez más escasos nostálgicos del régimen franquista y la mirada irónica de una mayoría social que ha crecido en democracia, vive las dificultades del presente y considera que sus representantes políticos harían mejor en dejar de remover cadáveres y preocuparse por mejorar el futuro de todos.

Sin embargo, la sociedad española está muy por encima de las obsesiones guerracivilistas de una izquierda cada vez más radical, que pretende obviar sus propias responsabilidades en aquella gran tragedia civil y que, consecuencia de los nuevos tiempos que vive el mundo, carece de alternativas válidas para afrontar los desafíos del presente y del más inmediato futuro. Y una consideración final: si Pedro Sánchez cree que con este tipo de guiños puede conservar los apoyos parlamentarios de la extrema izquierda y de los separatistas catalanes, se equivoca. La piedra de toque sigue estando en la elaboración de los Presupuestos del Estado

Artículo en: http://www.larazon.es/opinion/editorial/uso-politico-del-icono-de-franco-CF19586499

LA SUERTE DE ÁFRICA

Artículo de Alfonso Ussia publicado en La Razón el pasado día 14

Son mis amigos desde la infancia. Y sus familias. Han trabajado mucho y bien. El fundador del Instituto de Empresa y máximo responsable de su éxito es Diego Alcázar y Silvela, marqués de La Romana. Su íntimo colaborador, más en la sombra que en el sol pero soporte fundamental del Instituto, Alfonso Martínez de Irujo y Fitz-James Stuart, duque de Híjar. Buen producto y buenos dividendos.

Una de las más prestigiosas escuelas de negocios del mundo. Su sede, en la calle María de Molina de Madrid. De todas partes del mundo acuden alumnos para matricularse en sus cursos, «másters» y ciclos de conferencias. No es barato, y depende de una fundación que percibe fondos públicos, lo cual me ha sentado bastante mal, porque no creo que sean necesarios los euros de todos para la supervivencia y brillo de tan reputado Instituto.

Uno de sus grandes proyectos era el «África Center». Intenté convencerlos para que me designaran como Director del mismo. Pero con la abierta sinceridad que la vieja amistad exige, rechazaron mi solicitud. Les demostré que había visitado Marruecos, Túnez, Argelia, el Sáhara, Senegal, Tanzania y África del Sur. Pero no era suficiente para acceder a la dirección del «África Center». Y al final, me lo revelaron. –Hemos contratado a una excepcional africanista que va a dar un vuelco al continente negro con nuestra ayuda. Se llama Begoña Gómez, y por casualidad, por pura casualidad, es la mujer de Pedro Sánchez, nuestro Presidente del Gobierno. Cuando aterrice en Madrid proveniente de Castellón, donde ha asistido por agenda cultural de su marido a un concierto de «The Killers», lo haremos público–.

Y público se ha hecho. Será Begoña Gómez la directora del «Africa Center» del Instituto de Empresa. De ser doña Begoña la esposa de un presidente del Gobierno de las llamadas derechas, a las que pertenecen el marqués de la Romana y el duque de Híjar, los medios de comunicación y las tertulias porcinas de radios y televisiones, habrían arremetido contra el marqués y el duque sin misericordia. Gracias al hábil y divertido nombramiento, que algunos se han atrevido a calificar de bochornoso, indigno, obsceno, corrupto y pordiosero, las subvenciones están aseguradas y los responsables del Instituto mantienen en la izquierda radical sus carpetas de bulas en perfecto estado de revista.

Han reconocido que el puesto ha sido creado para ella, y que no está previsto dar a conocer al público la cuantía de su sueldo ni las liquidaciones de beneficios. Es lógico, porque al tratarse de la mujer del Presidente del Gobierno socialista de España, no es conveniente que la ciudadanía meta las narices donde no las debe meter. Los más osados y temerarios calculan que la remuneración para salvar África que percibirá la doctora en Asuntos Africanos doña Begoña Gómez, no superará los 6.000 euros, lo cual demuestra, una vez más, la falta de generosidad del Instituto de Empresa, del marqués y del duque.

Con doña Begoña en la moña de la coña, el continente africano dejará de tener problemas en los próximos seis meses. Uno de los planes que ha presentado para ello la eximia africanista es la de permitir la entrada en España de todos los naturales y habitantes del África Oriental, dejando a los africanos occidentales para el próximo otoño. Aprobado por Podemos, el plan es voltear la realidad.

Con España en manos de los africanos, las pateras navegarán rumbo al sur, llevando a los españoles hacia África con el fin de garantizar sus futuros, y en una de las primeras pateras, aunque ellos lo ignoren, podrían navegar el marqués de la Romana y el duque de Híjar, mientras en Madrid Sánchez se apropia del Instituto de Empresa a pachas con Echenique.

A mí, lo que verdaderamente me preocupa, fuera de bromas y decepciones efímeras, es que el Instituto de Empresa, realización ejemplar, se invente un puesto para la mujer de un Presidente del Gobierno que pacta con el PNV la salida de las Fuerzas de Seguridad del País Vasco, con Chistorra la humillación a la Corona, y con Bildu la restauración del honor ciudadano a los etarras. A quien han contratado el marqués de la Romana y el duque de Híjar es a la esposa, que no sabe nada de África, de quien ha pactado su poder con los votos estalinistas y separatistas que desean destrozar España.

Artículo en: http://deltoroalinfinito.blogspot.com/2018/08/la-suerte-de-africa-magnifico-articulo.html


(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c2.staticflickr.com/2/1881/30325417568_4f19250f90_b.jpg

Recibe nuestras noticias en tu correo

Tres foramontanos en Valladolid

Con el título Tres foramontanos en Valladolid, nos reunimos tres articulistas que anteriormente habíamos colaborado en prensa, y más recientemente juntos en la vallisoletana, bajo el seudónimo de “Javier Rincón”. Tras las primeras experiencias en este blog, durante más de un año quedamos dos de los tres Foramontanos, por renuncia del tercero, y a finales de 2008 hemos conseguido un sustituto de gran nivel, tanto personal como literario.

Lo más leído