Dos iniciativas que nos permiten la esperanza

Por Javier Pardo de Santayana

( Bandera de Europa. Foto en el boletín del Foro Español de la Familia donde se publicó el artículo de Mayor Oreja sobre la Federación “One of Us”, que dimos el pasado lunes) (*)

Cualquiera que pudiera haber seguido mis escritos – si realmente existiera un improbable lector mío – se habría percatado de la presencia en ellos de dos constantes preocupaciones: la persistencia de la “Leyenda Negra” y la situación en que nos encontramos hoy en día, caracterizada por un desbarajuste moral y sin sentido.

De ahí que no pueda dejar de reseñar ciertos atisbos de esperanza. El primero se nos muestra con la aparición en la escena mediática de un grupo de escritores empeñados en mostrar una imagen más satisfactoria de nuestra propia historia, pues, desgraciadamente, algunos de los más eficaces debeladores de nuestro prestigio han sido y son precisamente compatriotas nuestros. Y por lo que puedo ver, los nuevos adalides de la verdad histórica ya están actuando por dos medios distintos: la voz y la escritura, y de ésta, por la novela, que además de ser su vocación más señalada parece especialmente idónea para influir a la larga en el ambiente. En cuanto al empleo de la voz, el grupo ha optado por la presentación de conferencias que revelen la grandeza y la verdad de nuestra Historia. Aplaudamos, pues, estas iniciativas, y deseemos que los resultados obtenidos se muestren a la altura del empeño, superando – estoy seguro – con ventaja a los escasos esfuerzos del gobierno.

La segunda iniciativa es todavía más reciente, y surge ante la situación de desconcierto que se ha adueñado no sólo de nuestro país sino en general de toda Europa, tema éste del que me permito recordar que vengo hablando y escribiendo asiduamente tal como mi inteligente lector habrá probablemente constatado. “Uno de nosotros” es el nombre por el que se conoce un movimiento que se acaba de presentar ante los medios y en un lugar de gran prestigio intelectual por cierto: en la Universidad de la Sorbona, o sea en pleno corazón de Francia.

Se trata de una reacción ante el desvío de aquellos europeos que reniegan de sus signos de identidad más acusados, que es como decir de su cultura. Así se quiere dejar claro que el desconcierto moral e intelectual que venimos constatando no es una cuestión de los partidos y de los gobiernos, ya que se trata de un asunto “prepolítico”. Y se nos recuerda algo que tengo ya dicho repetidamente en este rincón de los Foramontanos: esto es, que nuestra cultura – aquélla que nos hace ser de una manera específica y concreta como ciudadanos de nuestro continente – es resultado de la triple influencia del pensamiento griego, de la organización romana y de la espiritualidad judeocristiana; desideratum que los padres fundadores de la Unión convertirían en un ilusionante objetivo de futuro.

La cabeza de este nuevo movimiento es un destacado profesor emérito de la Universidad. Su nombre, Rémi Brague. Le secunda un español sobradamente conocido: Jaime Mayor Oreja, hombre ejemplar en todos los sentidos. En cuanto al título con el que se presentan, éste revela el origen de la reacción que ambas personas encabezan, pues “One of us”, es decir, la expresión referida simplemente a “uno de nosotros”, nos habla de cualquiera de los niños muertos – asesinados – en el seno de sus madres con el beneplácito de una sociedad carente de alma. De un símbolo que hoy representa mejor que cualquier otro el abandono de nuestros principios y cuyo significado ya se extendería a otros comportamientos y actitudes propiciados por la aceptada inmersión de muchos europeos en un relativismo impropio de su cultura milenaria. Una cultura que trascendió más allá de sus fronteras para configurar unos principios – los “Occidentales” – hoy puestos en solfa incluso por nuestros gobiernos.

Otro pensador español aparece junto a los anteriores: Ignacio Sánchez Cámara, catedrático de Filosofía del Derecho que fue columnista asiduo de ABC y que hoy ha echado también su cuarto a espadas. Con él trabajé en su día por haberle incluido entre los redactores de un libro en el que se exponían criterios sobre la dimensión ético-mortal de los cuadros de mando del Ejército. Y he de decir que al recordar ahora su generosa colaboración, titulada “La milicia y sus valores ante la actual crisis moral”, veo que en ella incide exactamente en la visión de Brague y de Mayor Oreja y en los exactos términos con los que yo mismo me vengo expresando desde siempre en este blog de los Foramontanos.

Insisten los impulsores de la iniciativa en que no se trata de convencer directamente a los políticos sino de abrir los ojos a los ciudadanos respecto al camino que desgraciadamente estamos recorriendo al renegar de lo que conformó nuestra cultura milenaria, base de cualquier movimiento con futuro. O sea, del abandono de los valores y virtudes que nos identifican; de nuestra personalidad como europeos.

Es decir, de una cuestión de tiempo que exigirá tesón y grandes dosis de paciencia. De una cuestión de determinación y voluntad. De una batalla intelectual que debe ser ganada.


(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c2.staticflickr.com/8/7833/47230390831_1bda44b464_o.png

Recibe nuestras noticias en tu correo

Tres foramontanos en Valladolid

Con el título Tres foramontanos en Valladolid, nos reunimos tres articulistas que anteriormente habíamos colaborado en prensa, y más recientemente juntos en la vallisoletana, bajo el seudónimo de “Javier Rincón”. Tras las primeras experiencias en este blog, durante más de un año quedamos dos de los tres Foramontanos, por renuncia del tercero, y a finales de 2008 hemos conseguido un sustituto de gran nivel, tanto personal como literario.

Lo más leído