El casoplón

Por Félix Torres. Introducción de Carlos de Bustamante

( De la prensa: El casoplón de Iglesias y Montero es ilegal: está construido en un parque natural protegido) (*)

Y en la misma línea de un pasado artículo, y sobre esta noticia creo que no hay que ser ingeniero agrónomo, topógrafo o ni tan siquiera cabo de la Topográfica (mis saludos, maestro Burgos) para tras echar un vistazo al plano adjunto y que circula por la red, hacerse una más que fundada opinión al respecto: juzgue el lector.

Ahora bien, sin entrar en la legalidad o ilegalidad del emplazamiento casoplonil, que doctores tiene la Iglesia, es llamativa la (no) actuación, vamos, la pasividad más absoluta de esos otros grupos los más encarnizados defensores de la madre natura, como los que confunden una perdiz con una codorniz según se vio. Imagínese el que esto lee la que se hubiera formado si los felices compradores de la parcela y de -para hacer más llevadera su dura vida- las humildes comodidades consiguientes, hubieran sido los máximos responsables de un partido que asentara sus reales, y sus posaderas, al otro lado del arco parlamentario.

Reproduzco el soneto de don Eufemio en el Blog del general Dávila:

SANDÍAS
(Soneto)

Cercanías, el Metro, la M-30
de autobuses a tope abarrotados
de tías y de tíos indignados
que formando una masa turbulenta

a las puertas de Pablo se presenta,
reclamando que fueran derribados
todos los edificios allí alzados

pues se hicieron de forma fraudulenta:
… ¿La triste realidad?, la gran ausencia,
de estos verdes por fuera, ecologistas,
más pendientes de momios y de dietas.

Pues ni una voz, ni un acto de presencia;
que rojos son por dentro, comunistas,
con cara de cemento, ¡ecolojetas!

LA TINAJA
(Soneto con estrambote en quinteto)

El casoplón, el porche, y la cocina
el garaje y la casa de invitados;
la casita del perro, los cercados,
el chill out, lo del huerto y la piscina

habrá que derribar, por más mohína,
por más que los ahora sí, indignados,
los humores le salgan sulfurados,
y tengan que tragar tela de quina.

Parece a todas luces imposible
que no vieran la foto y sus colores,
y con gato por liebre se quedaron.

O listillos que son, lo más creíble,
pensaron -por la gente luchadores-
que el asunto era un chollo, y la… pringaron.

Y horteras “de la cuna a la mortaja”
el llevarse podrán la allí plantada,
-su presencia bucólica relaja-
ufana en su misión, significada,
la ilustre ordinariez de la tinaja.


(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://farm8.staticflickr.com/7841/32451877397_b09fefa6b9_o.jpg

Recibe nuestras noticias en tu correo

Tres foramontanos en Valladolid

Con el título Tres foramontanos en Valladolid, nos reunimos tres articulistas que anteriormente habíamos colaborado en prensa, y más recientemente juntos en la vallisoletana, bajo el seudónimo de “Javier Rincón”. Tras las primeras experiencias en este blog, durante más de un año quedamos dos de los tres Foramontanos, por renuncia del tercero, y a finales de 2008 hemos conseguido un sustituto de gran nivel, tanto personal como literario.

Lo más leído