Los lunes, revista de prensa y red

“El PSOE se impondrá el 26-M y el PP superará por 5 puntos a Ciudadanos”, de Mariano Calleja, “¿Adónde va tu voto en las elecciones europeas?: alianzas de los partidos españoles en la UE”. de Luis Cano, y “Castillo: `El estado de bienestar es un caballo de troya contra la familia´” de Nicolás de Cárdenas

( Encuesta de GAD3. Estimación de voto en las elecciones municipales) (*)

EL PSOE SE IMPONDRÁ EL 26-M Y EL PP SUPERARÁ POR 5 PUNTOS A CIUDADANOS

Artículo de Mariano Calleja publicado en ABC el pasado día 13

Empate técnico entre derecha e izquierda en las municipales con toda la campaña por delante. La distancia que separa al partido de Casado y al de Rivera se estrecha a 1,9 puntos en Europa. La «segunda vuelta electoral» del 26 de mayo confirmará la hegemonía actual del PSOE en el mapa político territorial, pero los socialistas podrían llevarse más de una sorpresa, porque el centro-derecha unido suma tantos votos como la izquierda y los populistas juntos, y su posible alianza podría desplazar al partido de Sánchez en ayuntamientos y comunidades, según se desprende del último barómetro de ABC-GAD3. Después del hundimiento en las generales, el PP recupera una parte de su voto, suficiente para consolidar su liderazgo en ese centro-derecha, que se disputa de forma descarnada con Ciudadanos en esta campaña electoral. El PSOE y el PP cuentan con una ventaja en las elecciones del 26-M: su estructura territorial y su capacidad de movilización interna para presentar candidatos municipales y autonómicos prácticamente en todo el mapa político, algo que les distancia de Ciudadanos pero sobre todo de partidos emergentes como Vox.

En las elecciones municipales se observa así un afianzamiento de los socialistas como primera fuerza política y una ligera recuperación de voto de los populares.

Nueve puntos más

En el conjunto de España, el PSOE ganaría las elecciones municipales con un 28 por ciento de voto, nueve puntos más que el PP, que se quedaría en el 19 por ciento. Si se compara con el reciente resultado de las generales, se observa que los socialistas repiten el dato del 28 de abril (28,68 por ciento de votos), mientras que los populares recuperan tímidamente algo de apoyos respecto al 16,7 por ciento de hace dos semanas. Los socialistas mejoran su registro de las municipales de 2015, con tres puntos más de voto, mientras que los populares retroceden 8,1 puntos en estos cuatro años.

Desde el pasado 28 de abril, el PP subiría 2,3 puntos, y Ciudadanos bajaría del 15,86 por ciento al 14 por ciento. La distancia entre el partido de Pablo Casado y el de Albert Rivera sería ahora de 5 puntos, mientras que hace solo un par de semanas fue de menos de un punto porcentual. Para el Partido Popular es claramente un balón de oxígeno, después del «shock» de las generales. Otro descalabro como el del 28 de abril dejaría al partido noqueado y ante una crisis interna impredecible, pero si además perdiera el liderazgo del centro-derecha la tormenta sería perfecta en Génova, y el puesto de Casado podría quedar en cuestión, aunque lleve menos de un año como presidente del partido. Tras las generales, Rivera aprovechó para reivindicarse como referente en la oposición ante en descalabro de un PP que ve «en descomposición».

En este inicio de campaña electoral de las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo, dirigentes populares están insistiendo en la necesidad imperiosa para el PP de reivindicar el centro político, y su obligación de competir con el PSOE para recuperar el terreno que les ha ganado Ciudadanos por ambos lados, a izquierda y a derecha. El objetivo de los populares en esta campaña es el centro, mientras ignoran a Vox, al que Casado situó en la «extrema derecha» dos días después de las generales. Los populares están convencidos de que muchos votantes que se fugaron a Vox lo hicieron de manera provisional, y volverán «a casa» el 26 de mayo. La campaña de los populares ha empezado con un tono moderado y baja intensidad, con actos reducidos, escasa movilización, mensajes poco o nada agresivos, una reivindicación del legado del PP y de su ideología centrista y una apelación al voto unido.

En las ciudades

La distancia entre el PP y Ciudadanos se amplía en las municipales respecto a las recientes elecciones generales, pero el partido de Rivera puede presumir de ser la formación política nacional que más sube desde los anteriores comicios locales de 2015. Los de Rivera obtuvieron entonces un 6,6 por ciento de voto, y ahora añaden 7,4 puntos más.

Vox sumaría ahora mismo, a dos fines de semana de las elecciones, un 5,5 por ciento de voto global en las elecciones municipales, en las que el partido de Abascal podría tener una fuerza especial en plazas como Madrid, pero quedaría desaparecido en una parte del territorial nacional, con problemas evidentes de estructura orgánica.

Podemos y sus marcas asociadas en toda España obtendrían un 9 por ciento de voto en las municipales, por debajo del 14,97 por ciento de voto sumado en las generales del 28 de abril. Al mismo tiempo, Izquierda Unida registraría en solitario un 1,5 por ciento de voto en toda España.

En la encuesta, el voto global de las elecciones municipales refleja un empate técnico entre el centro-derecha y la izquierda. La suma del PP, Ciudadanos y Vox da como resultado un 38,5 de estimación de voto, frente a un porcentaje idéntico que suman el PSOE, Podemos y sus partidos vinculados e Izquierda Unida.

Matices en Europa

En las elecciones europeas, el esquema político añade matices. El PSOE sería el claro vencedor, con un 30,3 por ciento de estimación de voto y 20 eurodiputados de los 59 que le corresponde elegir a España para el Parlamento Europeo. Los socialistas, con Josep Borrell como número uno, obtendrían 7,3 puntos más que en las pasadas elecciones europeas, las de 2014.

Las europeas ajustan más la diferencia entre el PP y Ciudadanos, debido a que hay una única circunscripción en toda España, algo que es una ventaja para las formaciones sin la fuerza de los dos grandes partidos nacionales y que tienen problemas de estructura territorial en algunas zonas del país. En las europeas, con una sola lista para todo el país es suficiente, de ahí que sea una buena pista de despegue para partidos recién llegados a la batalla política, como ocurrió con Podemos en 2014.

Los populares se quedarían en las europeas con un 18,5 por ciento de voto, 7,6 puntos menos que cinco años atrás. La candidatura que encabeza Dolors Montserrat para
Europa sumaría 12 escaños, frente a los 16 de 2014. Según la encuesta de GAD3, el PP solo supera a Ciudadanos por 1,9 puntos en estas elecciones al Europarlamento. Es un margen muy reducido, pero mayor al obtenido en las generales, lo que puede indicar el posible regreso de una parte de los votantes fugados al PP.

El partido de Albert Rivera sumaría un 16,6 por ciento de voto en las europeas, con 10 diputados, frente a los dos que obtuvo en 2014. Ese año fue el estreno de Podemos como partido nacional. El partido de Pablo Iglesias irrumpió en el Parlamento Europeo con un 8 por ciento de votos y cinco eurodiputados. Cinco años más tarde consigue un 11,4 por ciento y siete escaños.

En esta ocasión, el partido «revelación» será Vox, que se beneficia de la circunscripción única como lo hizo Podemos en 2014. Los de Santiago Abascal irrumpirán en el Parlamento Europeo con un 7,8 por ciento de votos y cinco escaños, un resultado prácticamente idéntico al registrado por Podemos en las anteriores elecciones europeas, cinco años atrás.

En las europeas se confirma que la candidatura de Puigdemont conseguirá un diputado, pero perderá su particular batalla frente a Oriol Junqueras, ya que «Ahora repúblicas» sumará hasta tres eurodiputados.

Artículo en: http://www.abc.es/espana/abci-psoe-impondra-26-m-y-pp-superara-5-puntos-ciudadanos-201905122037_noticia.html

¿ADÓNDE VA TU VOTO EN LAS ELECCIONES EUROPEAS?: ALIANZAS DE LOS PARTIDOS ESPAÑOLES EN LA UE

Artículo de Luis Cano publicado en ABC el pasado día 16

Los partidos españoles forman parte de alianzas supranacionales en el Parlamento Europeo. Las elecciones europeas, a pesar de su lectura en clave nacional, no dejan de ser unos comicios a la Eurocámara. Y, como tal, no solo se vota a un partido español, sino también a los representantes que formarán parte de un grupo supranacional, dentro de las alianzas de las formaciones con sus pares de la Unión Europea.

Los partidos españoles están hermanados con otras formaciones de ideología similar en el continente. A su vez, estas formaciones están reunidas en grupos parlamentarios de la Cámara de Estrasburgo. En el caso de los grandes partidos, la relación es directa; pero para las formaciones minoritarias, la conjunción resultante es una amalgama de siglas de numerosas organizaciones.

Populares, socialistas y liberales

El Partido Popular forma parte del Partido Popular Europeo, que agrupa a la centroderecha del continente. Allí están, entre otros, la alemana CDU de Angela Merkel; el principal partido conservador francés, Los Republicanos; y Forza Italia, de Silvio Berlusconi. El PPE es actualmente el principal grupo del Parlamento Europeo, con 217 de 750 escaños. Según la estimación de Eurostat de abril, seguirá siendo mayoritario, aunque con menos representantes, 180.

El PSOE forma parte del Partido Socialista Europeo, junto al resto de formaciones socialistas del continente. La Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D) es el segundo grupo con más representantes en la Eurocámara, 186 escaños actualmente. Según Eurostat, mantendrá esa segunda plaza, aunque con menos diputados, 149.

Ciudadanos forma parte del Partido Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), la formación supranacional de los liberal-demócratas europeos. ALDE tomó su nombre del grupo parlamentario de la Eurocámara. Actualmente este grupo es la cuarta fuerza, con 68 diputados, pero Eurostat estima que será la tercera, con 76 eurodiputados, después de estas elecciones. En parte, por el ascenso de Ciudadanos, que actualmente aporta dos eurodiputados y, según el CIS, pasará a contar con ocho o nueve.

Nacionalistas

El grupo parlamentario ALDE recoge a su vez al Partido Demócrata Europeo, donde están el PNV y Coalición Canaria. Los nacionalistas vascos y canarios se presentan a las elecciones europeas juntos en la candidatura Coalición por una Europa Solidaria (CEUS), unidos a Compromiso por Galicia, la navarra Geroa Bai y el balear El Pi.
Esta coalición de nacionalistas solía agrupar también a la antigua CiU. Ahora, los restos de convergencia se presentan en la candidatura Junts-Lliures por Europa, con Carles Puigdemont como cabeza de lista. Se desconoce todavía qué grupo acogerá la incómoda presencia del expresidente catalán fugado de la justicia, en caso de conseguir acta de eurodiputado.

Nacionalistas de izquierda

La principal candidatura europea de partidos nacionalistas e independentistas de izquierdas es Ahora Repúblicas. Agrupa a ERC, BNG y EH Bildu, y está encabezada por el político preso Oriol Junqueras. Tanto Esquerra como los nacionalistas gallegos forman parte del partido Alianza Libre Europea, defensora de la autodeterminación de los pueblos. Dentro de la Eurocámara, sus diputados forman parte del grupo Los Verdes/Alianza Libre Europea. Actualmente el grupo Verdes/ALE es la quinta fuerza, 52 diputados, y, según Eurostat, ganará cinco el 26-M.

El eurodiputado de Bildu, sin embargo, no se adhirió a esta alianza dentro del Parlamento Europeo; sino que se sumó al grupo de Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL), donde están Podemos e Izquierda Unida, entre otros partidos de raíz comunista. De lograr escaño, no está determinado aún a qué grupo se sumará el eurodiputado de la izquierda abertzale: si se mantendrá junto a los izquierdistas o se irá con su compañeros de candidatura ERC y BNG al grupo partidario de la autodeterminación.

El eurodiputado de Compromís, a pesar de ir en otra candidatura, sí se sumó tras las pasadas elecciones al mismo grupo que ERC y BNG en la Eurocámara, Verdes/ALE. Los nacionalistas valencianos de izquierdas repiten candidatura al margen de ellos, Compromiso por Europa (CPE), junto a En Marea, Chunta Aragonesista, Nueva Canarias y Més per Mallorca.

Comunistas y Verdes

Podemos e Izquierda Unida forman parte del grupo Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica junto con los partidos comunistas europeos. En España se presentan en la candidatura Unidas Podemos Cambiar Europa. Esta candidatura también agrupa a En Comú Podem, sin embargo, su eurodiputado, salido de ICV, no estará en el mismo grupo de la Eurocámara sino que optará por repetir en la alianza de Los Verdes/ALE, donde están sus compañeros del Partido Verde Europeo.

El principal partido verde de España, Equo, sin embargo, no concurrirá a estas elecciones por la división interna entre el apoyo a la candidatura encabezada por Podemos o la de Compromís. Los animalistas de PACMA, de conseguir eurodiputado, se sumarían probablemente al grupo de la Eurocámara al que pertenece Podemos, ya que forman parte a un partido supranacional, Políticas Animalistas, cuya actual única eurodiputada está ahí acogida.

Vox

El partido de de extrema derecha Vox no ha anunciado a qué grupo se unirán sus diputados en la Eurocámara, aunque han desvelado que han mantenido conversaciones con los Conservadores Reformistas Europeos (CRE). Actualmente son la cuarta fuerza en el Parlamento, con 76 diputados, aunque la proyección de Eurostat es que pierdan diez. A este grupo pertenecen partidos abiertamente euroescépticos como los conservadores británicos y los polacos, actualmente en el Gobierno en sus respectivos países.

Los partidos ultranacionalistas en el Parlamento Europeo están divididos en dos grandes grupos, pero Vox tendría difícil acomodo en cualquiera de ellos, puesto que en ambos ha habido voces que han apoyado el movimiento independentistas catalán. En la Europa de las Naciones y las Libertades (ENF), marcado por su populismo y eurofobia, están alojados los diputados del ultraderechista Frente Nacional francés de Marine Le Pen, los antieuropeístas italianos de La Liga de Matteo Salvini, y los extremistas holandeses del PVV de Geert Wilders.

El segundo gran grupo nacionalista de la Eurocámara es la Europa de la Libertad (EFDD). Allí comparten espacio con los británicos de UKIP, promotores del «Brexit», los populistas italianos del Movimiento 5 Estrellas y los ultraderechistas de Alternativa por Alemania.

Artículo en: http://www.abc.es/espana/abci-adonde-voto-elecciones-europeas-alianzas-partidos-espanoles-201905160148_noticia.html

JOSÉ IGNACIO DEL CASTILLO: “EL ESTADO DE BIENESTAR ES UN CABALLO DE TROYA CONTRA LA FAMILIA”

Artículo de Nicolás de Cárdenas publicado en Actuall el pasado día 13

La familia se ha convertido en el gran enemigo de los partidarios del Estado hipertofiado que todo lo ocupa y busca individualizar a la sociedad. «La familia es una institución que pone fuertes cortapisas a los ingenieros sociales y sus proyectos», defiende José Ignacio del Castillo.

El informe La familia del futuro. Una política familar socialista elaborado en 1972 por un grupo de políticos suecos puso las bases de lo que hoy se entiende por estado del bienestar. Dicho informe concluyó que “ningún ciudadano debía ser dependiente de ningún otro” con el objetivo de “crear una sociedad de individuos autónomos”.

La realidad social que refuta este plantamiento es la familia, un entorno en el que todos dependen de todos y son acogidos por el mero hecho de existir. De esta manera, la implantación del llamado estado de bienestar tuvo un enemigo claro, de tal forma que su destrucción se hacía imprescindible para asegurar la fórmula de Estado hipertrofiado.

Esta es la tesis de partida de ‘Estado de bienestar y destrucción de la familia’, un breve ensayo publicado en los Cuadernos de Cristianismo y Economía de Mercado elaborados por el Centro Diego de Covarrubias y editado en Unión Editorial.

Su autor, José Ignacio del Castillo (Madrid, 1967) se formó en el colegio Nuestra Señora del Recuerdo en Madrid (a cargo de los jesuitas) y es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Completó su formación con estudios de posgrado en Economía en las Auburn Univesity, la Universidd Complutense de Madrid y la Universidad Rey Juan Carlos. Castillo es también profesor visitante de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala, director del Master Value Investing y Teoría del Ciclo en el centro de estudios OMMA y director académico del Instituto Juan de Mariana.

Usted describe una serie de efectos del estado de bienestar en la familia: aislamiento, colapso del matrimonio, pobreza, indigencia y maltrato infantil, conflicto entre sexos, estatismo y burocratización… ¿Considera que el Estado de Bienestar es una suerte de plaga bíblica?

Nuestra tesis es que el estado de bienestar es instrumental en el proceso de erosión constante de la sociedad occidental en el que estamos inmersos. Es especialmente peligroso porque actúa como un caballo de troya, aparentando contribuir a la cohesión social y a facilitar la prestación de los servicios de socorro, crianza, educación etc. que toda sociedad necesita. La realidad es que promueve todos esos efectos que comenta.

¿Se equivocan las organizaciones en defensa de la familia al pedir mayores ayudas públicas en España, ya que están muy por debajo de la media de la Unión Europea?

Depende de lo que entendamos por familia y por ayudas públicas. Si de lo que hablamos es de dar cheques a madres solteras, por ejemplo, los efectos van a ser muy negativos. Si es construir una red pública de guarderías abiertas 24 horas o asilos, esta especie de caramelo envenenado, acelerará el proceso de destrucción. No todas las formas de familia son igualmente funcionales y mientras no tengamos eso claro y subvencionemos las formas más precarias, seguiremos en una espiral de decadencia.
En ‘Estado de Bienestar y destrucción de la familia’ hace un repaso de ataques a la familia desde la Grecia clásica hasta nuestros días. ¿Qué explicación tiene que la institución básica de la sociedad sea atacada en tiempos distantes y por ideologías diversas?

La familia es una institución que pone fuertes cortapisas a los ingenieros sociales y sus proyectos. También exige altas dosis de responsabilidad, de prudencia y de autodominio de las pasiones. Pone al “otro” como centro de nuestra existencia. Todas esas cosas la hacen especialmente odiosas entre cierta gente.

“Para romper la familia es necesario entre otras cosas banalizar la sexualidad”

Con independencia de que estén conectados estos ataques ¿se trata de un proceso espontáneo o algo más bien programado?

Para responder a esa pregunta, recomiendo al lector que busque en Youtube Yuri Bezhmenov y vea sus videos sobre subversión ideológica o desmoralización de occidente: https://www.youtube.com/watch?v=oM09w4ruaB4&feature=youtu.be

Cuando se aprueban en una misma legislatura el divorcio express, el aborto como derecho, la ley de dependencia o el matrimonio homosexual, muy espontáneo no parece. Especialmente cuando se aprueban parecidas legislaciones simultáneamente en muchos sitios e incluso las Naciones Unidas y otros órganos de gobernanza mundial promueven abiertamente este tipo de agendas…

¿Es el modelo sueco el ejemplo perfecto de cómo el estado del bienestar debilita a la familia?

Sin duda. Está muy bien ilustrado en el documental de Erik Gandini La teoría sueca del amor. También puede verse en Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=3YUlCMiMXN8&feature=youtu.be

¿En qué lugar queda el papel educador de la familia en este esquema?

Residual en el mejor de los casos.

No suena muy halagüeño. Por otro lado, el fruto que debería ser más evidente tras la formación de una familia es la natalidad. Sin embargo, usted ha denunciado en la presentación de este cuaderno un “bombardeo cultural a favor de la anticoncepción”.
¿Por qué sucede?

Para romper la familia es necesario entre otras cosas banalizar la sexualidad. El mantra es que la sexualidad debe separarse de la concepción y ambas del matrimonio… Por ello se promueven los anticonceptivos.

Artículo en: http://www.actuall.com/entrevista/familia/jose-ignacio-castillo-el-estado-de-bienestar-es-un-caballo-de-troya-contra-la-familia/


(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://live.staticflickr.com/65535/47054832934_c7caa9e0e7_b.jpg

Recibe nuestras noticias en tu correo

Tres foramontanos en Valladolid

Con el título Tres foramontanos en Valladolid, nos reunimos tres articulistas que anteriormente habíamos colaborado en prensa, y más recientemente juntos en la vallisoletana, bajo el seudónimo de “Javier Rincón”. Tras las primeras experiencias en este blog, durante más de un año quedamos dos de los tres Foramontanos, por renuncia del tercero, y a finales de 2008 hemos conseguido un sustituto de gran nivel, tanto personal como literario.

Lo más leído