Se trata de un fósil viviente con un sistema inmunológico incomparable

¿La clave de la vacuna contra la Covid-19 en la sangre azul de una antigua especie animal?

La sangre azul de este animal prehistórico puede contener sorprendentemente lo que los científicos necesitan para ponerle fin a la pandemia del coronavirus

¿La clave de la vacuna contra la Covid-19 en la sangre azul de una antigua especie animal?

Los científicos del mundo trabajan a contrarreloj para encontrar la vacuna contra el coronavirus.

Recientemente, los científicos han puesto sus esperanzas en una exótica especie animal, se trata del cangrejo herradura del Atlántico, famoso por su sangre azul.

Este animal podría ser la clave para acabar con la Covid-19.

El cangrejo de sangre azul

Se trata de un fósil viviente con un sistema inmunológico incomparable.

Este animal lleva millones de años sin apenas alterarse, lo que significa que ha sobrevivido a absolutamente todas las catástrofes.

En 1956, el investigador estadounidense Frederik Bang descubrió que su sangre contiene hemocianina, una proteína rica en cobre, y unas células llamadas amebocitos que al detectar la presencia de bacterias provocan la coagulación del líquido corporal, las inmoviliza e impedir que contaminen al organismo.

El color de la sangre de este crustáceo es de gran utilidad para detectar unos componentes bacterianos llamados endotoxinas. De hecho, es la única fuente natural para conseguirlo, a través del lisado de amebocitos de Limulus.

Debido a su valor e importancia, el precio de la sangre azul de los cangrejos cacerola es muy elevado: 13.000 dólares el litro.

Apoyándose en los hallazgos de Bang, dos científicos de la Universidad Johns Hopkins diseñaron el lisado de amebocitos de Limulus o LAL, convertido en el test estándar en farmacología para verificar la seguridad de medicamentos inyectables, vacunas, prótesis e implantes.

Millones de ejemplares han sido capturados en las últimas décadas para extraerles un tercio de su sangre. El proceso es bastante rústico. Los animales son inmovilizados para perforarles el caparazón hasta llegar al corazón con una aguja y sacar el líquido corporal. Pasadas 72 horas, son devueltos al mar. Calculan que en una semana recuperan su volumen de sangre normal pero una cifra no desdeñable de ellos no sobrevive al proceso.

Se estima que en 2018 fueron capturadas 464.000 ejemplares adultos. De acuerdo con la Comisión de Pesca Marina de los Estados Atlánticos, unos 50.000 mueren tras ser devueltos al mar pero los grupos conservacionistas elevan la cifra hasta los 130.000 y advierten de que algunas hembras luego tienen problemas para reproducirse.

El proceso de apareamiento puede observarse estos días en Delaware, donde vive una de las mayores poblaciones mundiales de este quelicerado también conocido como cangrejo cacerola o bayoneta.

Bajo el agua, uno o varios machos se acoplan a la hembra, que cava un agujero en la arena para depositar sus huevos y deja que estos los fertilicen.

La vacuna contra la Covid-19

Después de innumerables pruebas, se ha demostrado que el vínculo de los animales con el coronavirus es bastante potente.

No sólo en lo relativo a los posibles transmisores (el pangolín, el murciélago…) y afectados (perros, gatos, tigres…). Ahora también en lo relativo a la salud de los seres humanos, dado lo valiosa que parece resultar la sangre del cangrejo cacerola.

Es así como la sangre azul de esta antigua especie puede llega a salvar millones de vidas en el mundo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído