Evitar una muerte está en tus manos. Aprende a salvar vidas.

primeros auxilios

Los Primeros Auxilios son un conjunto de técnicas básicas que todos los ciudadanos deberían conocer para saber cómo actuar ante un caso de emergencia y salvar una vida. Existen tres casos de urgencia sanitaria en las que saber qué hacer evitará la muerte: las hemorragias, la asfixia y el paro cardíaco.

Ante una emergencia, independientemente del caso en concreto, es muy importante seguir el soporte vital básico (SVB), es decir, aquellas maniobras que nos permiten mantener con vida al herido únicamente con nuestras manos. Esto nos permite seguir los objetivos de los Primeros Auxilios:

  • Mantener a salvo al herido.
  • Avisar cuanto antes a los servicios médicos.
  • Evitar nuevas lesiones.
  • Aliviar el dolor.
  • Evitar infecciones.

En un caso de urgencia, si tienes conocimientos de Primeros Auxilios, verás que una actuación rápida, aunque esta no sea profesional, puede salvar una vida. Existen tres casos de urgencia en los que cualquier ciudadano debería saber cómo actuar. Sigue estos consejos y aprende cómo salvar una vida.

Cómo actuar ante una hemorragia

Este es el accidente menos grave de los tres, pero igualmente un sangrado puede ser muy peligroso si no se detiene a tiempo. Hay que actuar con rapidez y eficacia.

Las hemorragias se producen ante roturas de vasos sanguíneos. Lo más importante, como en cualquier caso de emergencia médica, es mantener la calma. Para mantener con vida al herido mientras llega la ambulancia, debes taponar la herida. Para ello, tienes que hacer fuerza con tus manos sobre la hemorragia para evitar que pierda más sangre. Siempre que sea posible, por razones obvias de higiene, hay que interponer una prenda entre la herida y nuestras manos.

Si la herida está en los brazos o las piernas es aconsejable elevar el miembro afectado por encima del nivel del corazón, para ayudar a reducir el flujo de sangre.

Cómo actuar ante la asfixia

Este accidente se produce sobre todo en niños y personas mayores y siempre ocurre de la misma manera: mientras se come, es decir, un trozo de la comida tapona las vías aéreas. En el mejor de los casos, nuestro cuerpo lo expulsa mediante la tos, pero ¿y si no ocurre? Si no se trata debidamente, la persona muere por asfixia.

Ante un caso de emergencia como este, no tenemos tiempo que perder. En primer lugar, sitúate al lado del sujeto e inclina su tórax hacia delante. Aplica varios golpes fuertes en su espalda. Si continúa ahogándose, tienes que ejecutar la maniobra de Heimlich:

  1. Colócate detrás del sujeto con uno de tus pies entre los suyos.
  2. Coloca tu puño en la boca del estómago del sujeto, debajo del esternón. No coloques el puño en sus costillas.
  3. Cubre tu puño con tu otra mano y ejerce una compresión rápida del sujeto hacia ti y hacia arriba (en forma de J). Repite estas compresiones hasta que el objeto salga.

Si la víctima es un bebé o una mujer embarazada, no realices esta técnica.

Cómo actuar ante un paro cardíaco

El paro cardíaco se produce cuando el corazón deja de latir de forma repentina. El suministro de sangre al cerebro y al resto del cuerpo se detiene y si no se actúa en los primeros minutos, provoca la muerte. Cada minuto de retraso disminuye un 10% las posibilidades de sobrevivir.

Tanto es así que, según el Colegio de Médicos de Madrid, el 25% de los paros cardíacos que tienen como consecuencia la muerte, podrían evitarse. Para ello, es necesario tener conocimientos de masajes cardíacos y actuar en el mismo momento que se produce. En primer lugar, debes llamar al 112 y pedir asistencia médica inmediata. Después, aunque no seas profesional, es importante que actúes:

  1. Coloca a la víctima boca arriba sobre una superficie dura.
  2. Pon tus manos, una encima de otra en medio del tórax y mantén tus brazos estirados.
  3. Presiona unas cien veces por minuto, durante varios minutos, utilizando todo el peso de tu cuerpo para hundir la caja torácica.
  4. Continua hasta que lleguen los servicios médicos.

Si realizas estos pasos, cuando llegue el servicio de urgencias, la víctima habrá ganado minutos de vida. En España se producen cada año 50.000 paradas cardíacas. Saber cómo actuar es cosa de todos. Tú puedes salvar una vida.

Autor

ElPrimerMinuto

Laura Iglesias y Tatiana Toledo son las creadoras y desarrolladoras de El Primer Minuto. Este método de aprendizaje único en el mundo combina formación médica en primeros auxilios con la adecuada gestión de emociones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
ElPrimerMinuto

Laura Iglesias y Tatiana Toledo son las creadoras y desarrolladoras de El Primer Minuto. Este método de aprendizaje único en el mundo combina formación médica en primeros auxilios con la adecuada gestión de emociones. Ofrecen cursos de formación ágiles y dinámicos impartidos por los expertos médicos más cualificados en esta disciplina. El objetivo primordial de El Primer Minuto es salvar vidas.

Lo más leído