Cuatro de cada diez españoles admiten que no se tomarán vacaciones por la crisis

(PD).- Una revista de educación ha realizado el primer barómetro sobre el impacto de la crisis económica en las familias españolas. Los hipotecados son los que tienen una mayor sensación de crisis, aunque casi cuatro de cada diez españoles aseguran que se van a quedar sin vacaciones este año. Ese porcentaje aumenta a más del cincuenta por ciento entre quienes tienen una hipoteca.

Se llame desaceleración o crisis económica, los bolsillos de los españoles notan que la situación ha empeorado. Los más perjudicados son los que tienen contratado un crédito para comprar la casa. De momento, nos apretamos el cinturón y el 40% de españoles asegura que no saldrá fuera este verano.

La situación no es para menos. El Euribor, el indicador más utilizado para el cálculo de hipotecas, volvió a subir este jueves y alcanzó el 5,125 por ciento a un año, con lo que se coloca cerca de su récord histórico del 5,248 por ciento, registrado en agosto de 2000.

Según este estudio, basado en mil entrevistas telefónicas, y realizado el pasado mes de mayo, más de un 50% de los españoles ya está reduciendo gastos en ropa, complementos, bares y restaurantes.

Nueve de cada 10 asegura sufrir el impacto de la subida de los precios en la cesta de la compra y 7 de cada 10 a la hora de poner gasolina, pero lo que condiciona de manera determinante la percepción de la crisis y las respuestas de las familias es tener o no una hipoteca.

«El hipotecado lo ve muy negro todo» asegura José María de Moya, responsable del barómetro realizado recientemente. «Si tienes hipoteca España va muy bien, pero si no, no está tan mal» concluye Moya.

Corredor: «Es el momento de comprarse una casa»

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, ha afirmado que este es «el momento adecuado» para la compra de una vivienda, ya que su precio sube en torno al IPC, al tiempo que pide un esfuerzo a los promotores para que la oferta de vivienda vacía «se ajuste» a la demanda del mercado.

La ministra explicó que en la actualidad existen unas 600.000 viviendas vacías en España, frente a la demanda de 450.000 de los ciudadanos, por lo que animó a los promotores a «ser capaces de adaptar su oferta» a la demanda del mercado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído