En Boadilla del Monte nos encontramos con una agradable sorpresa: el bar-restaurante Toke de Paco

En Boadilla del Monte nos encontramos con una agradable sorpresa: el bar-restaurante Toke de Paco

Y es que cuando de lo que se trata es de comer bien, no hace falta ‘postureo’ y en ocasiones en el lugar menos pensado encuentras un rincón en el que siempre apetece repetir, que se convierte en ese restaurante para todos los días porque su oferta, sin pretensiones, está de lujo, gracias al respeto al producto de calidad y porque su precio es imbatible. Pues hemos encontrado ese lugar en Boadilla del Monte. Se llama Toke de Paco y su carta de cocina española es para disfrutarla de principio a fin y quien saque el móvil lo hará para avisar a sus amigos de dónde será la próxima comida.

 De hace un tiempo a esta parte parece que hay una lucha incesante por tener el local más llamativo e ‘instagrameable’ de la zona, pero a veces nos olvidamos de que la belleza está en el interior… en este caso ¡de la cocina! Para comer rico no siempre hace falta ‘ver y ser vistos’, y eso queda patente en Toke de Paco, un restaurante de cocina española con toques de técnicas francesas al que merece la pena marcar en la lista de ‘hay que ir’, ¡aunque solo sea a probar, digamos, su oreja de cerdo!

El uso adecuado del buen producto es sin duda la religión que manda en este amplio restaurante con una carta más que apetecible y propuestas para todos desde la mañana a la noche. Y es que como cualquier típico bar, abre a las 9 de la mañana para servir desayunos, desde el Básico por 2’80 € al Completo por un euro más; tortitas con mantequilla y caramelo, pan con tomate, sandwich mixto o vegetal y generosos bocadillos de calamares o jamón ibérico. Los fines de semana incluso tienen brunch de 10 a 14:30 horas, que incluye bebida caliente, pan, croissant de mantequilla, zumo de naranja natural, yogur, un principal a elegir entre platito de ahumados, revuelto de huevos -con jamón cocido, panceta o salmón ahumado-, ensalada de burrata o torrijas; y fruta de temporada o chupito para terminar. Todo por 11 €.

En su carta principal, mucho para compartir: raciones, tostas, entrantes como jamón ibérico y también principales como un par de arroces -con bogavante y cremoso con carrilleras- geniales para disfrutar en familia el fin de semana; algunos pescados con recetas de siempre y sabor a norte como la lubina a la bilbaína; y muy buenas carnes como su espectacular chuletón de vaca, servido con guarnición de patatas fritas, pimientos y tomates cherry; además de sugerencias de temporada.

Pero sin duda a un bar-restaurante como Toke de Paco se viene a probar un poco de cada y a exprimir al máximo esa primera parte de la carta: croquetas de jamón o bacalao, sepia a la plancha con ali oli, gambas blancas a la plancha, pulpo a la brasa, setas empanadas, unas deliciosas alcachofas que ellos mismos confitan; ese must para los amantes de la casquería: las orejitas de la casa a la plancha, crujientes, que preparan tipo rulo y aliñan con ajo y perejil o un tomate azul con ventresca para aligerar… Entre sus tostas (a unos 6 € de media) destacan las de solomillo y foie, de mollejas, de hamburguesa de vacuno o las frías de piquillo con ventresca o anchoas. Y ojo, que aquí es pecado perderse el postre. Sus tartas caseras brownie, Tarta de queso y banoffee- tienen ya legión de fans en la zona.

Y es que si por algo se caracteriza la clientela de este restaurante es por volver. Sobre todo son boadillanos, pero también visitantes de la zona que si han ido una vez, desde luego repiten. Hablamos de un local amplio y acogedor, con zonas diferenciadas y espacio más que suficiente entre mesas: una gran barra -para cuando se pueda volver a ellas…- con mesas altas enfrente, un gran salón a la altura de la calle y otro más rústico, con las paredes totalmente empedradas, perfecto para celebraciones íntimas en la planta de abajo. Disponen además de una gran terraza acondicionada tanto para invierno como para verano y en todas estas zonas se puede tomar cualquier plato de sus diferentes cartas a la hora del día que más apetezca, o tomarse alguno de los vinos de su variada propuesta, con referencias para todos los gustos y a muy buen precio.

Toke de Paco abre todos los días de la semana de 9 a 23 horas con cocina non stop. El ticket medio es de 25-30 € a la carta, pero también tienen promociones de raciones con jarras de cerveza o vino tinto a precios populares y varios menús adaptados a todos los bolsillos. Uno es el ‘Del día’ por 9,90 € con dos opciones de primero y otras dos de segundo, café o postre y la primera bebida; otro el ‘Especial’, por 13,50 € con un plato más para elegir en cada pase, mismos complementos y un aperitivo de la casa; y el de ‘Fin de semana’, para compartir, es sin duda para darse un gran homenaje. Lleva aperitivo, jamón ibérico, un primero a elegir entre cuatro opciones; otras tantas entre los segundos -que pueden ser por ejemplo un chuletón de vaca vieja madurada de 1 kg aprox.; 2 paletillas a la castellana o su arroz con bogavante-; postre, una botella de vino y café por 59,90 €.

Toke de Paco

c/ La Alberca, 5

Boadilla del Monte (Madrid)

Teléfono: 91 253 07 60

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído