Historia del hummus y cómo hacerlo en casa

Historia del hummus y cómo hacerlo en casa

No sé si sabrá que el hummus, aunque se habla de su origen egipcio y pese a su difusión por diversos países árabes y mediterráneos, es también sin dudas un emblema de la gastronomía israelí. Se conoce su origen con poca exactitud, sabemos que la palabra “hummus” viene del árabe y significa “garbanzo”. Más allá de su larga y variada historia, a día de hoy sí que es cierto que se trata de un plato que lo encontramos en todo Oriente Medio y que a su vez goza de gran popularidad a escala mundial. Casi no hay lugar donde no se consuma hummus y hasta lo podemos encontrar en los supermercados listo para comer, y esto tiene mucha lógica: es vegano, libre de gluten y muy rico, ¿verdad?

Naturalmente se fueron dando muchas versiones, estilos y formas de comerlo. En Israel es muy común encontrarse el hummus clásico como el que sirven en el restaurante Fayer como también hummus masabacha, hummus de Jerusalén que tiene un topping de carne especiada, hummus turco que contiene mantequilla, y muchísimas terminaciones más a modo de topping como puede ser setas, ensaladas, encurtidos, vegetales frescos etc.

Y citamos antes a Fayer porque este restaurante, de origen argentino y que también ofrece cocina israelí, encontrándose igualmente en Madrid actualmente, es quien nos ofrece la receta que hoy aquí  proponemos. Fayer significa fuego y, como ellos mismos se definen, «el fuego es nuestra inspiración. Un lugar único con una cocina por descubrir. Aquí se encuentran Israel y ArgentinaFayer es sofisticado, contemporáneo, acogedor y siempre alegre. Llegamos a Madrid desde Buenos Aires y queremos seguir recorriendo el mundo». Pues agradeciéndoles la información procedemos a contarle su receta del hummus clásico:

  • Ingredientes:
  • Garbanzos cocidos 1 kg.
  • Tahina 1 taza
  • Jugo de medio limón, si es jugoso; si no, uno entero
  • Aceite de oliva 4 cucharadas
  • Ajo picado 1 cucharada
  • Bicarbonato de sodio 1 cucharadita
  • Sal

 

  • Elaboración:

Dejar hidratando la noche anterior los garbanzos en abundante agua. Cambiar el agua en proporción triple, agregar una el bicarbonato y cocinar hasta que estén muy tiernos o casi rotos, enfriar. Procesar todos los ingredientes menos la tahina y el aceite hasta que la textura quede super lisa y homogénea. En un bowl con un batidor incorporar la tahina y el aceite de oliva. Guardar en frio. Tener en cuenta si es necesario utilizar un poco de agua de cocción para obtener la textura deseada. Para servir en un plato colocaremos el hummus en forma de «volcán» dejando un espacio en el medio donde colocaremos la decoración que nos apetezca. en Fayer suelen rellenarlo con garbanzos, aceite de oliva virgen extra , huevo cocido y decoran alrededor con perejil picado, almendras, pimentón y zataar.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído