El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Has hecho lo oportuno en dicho caso

HAS HECHO LO OPORTUNO EN DICHO CASO

Dilecta Pilar:

Ya me perdonarás; he pulsado alguna tecla sin querer y te he enviado el mensaje incompleto.

Te decía o quería decirte (en realidad, escribirte) que creo que a los galenos (ellas y ellos) de cabecera ahora se les llama así, médicos de atención primaria.

Lo peor es el madrugón. Luego los jóvenes y no tan jóvenes van a Las Norias (tienes que ver cómo han dejado todo aquello, lleno de basura), paraje anejo al Ebro. El ejemplo de civismo brilla por su ausencia. Te confieso (ahora que no nos escucha nadie) que yo me lo he pasado (durante varias ediciones del Domingo de Pascua o Resurrección o, si lo prefieres, Día del Ángel) estupenda e inolvidablemente.

Has hecho lo oportuno en dicho caso.

Ahora debo esperar a que me llegue la nueva cédula de habitabilidad por correo electrónico para, tras hacer una copia, acercarme de nuevo a la sede de la Junta de Aguas y cambiar la titularidad (con la ilusión que me hacía abrir las cartas dirigidas a mi padre, Eusebio, piadoso, en griego, según te comenté otrora, si no recuerdo mal, porque así se llama también, precisamente, tu madre, Eusebia).

Sí, como sabes y se lee en el Eclesiastés, “nihil novum sub sole” (“nada nuevo bajo el sol”). Unamuno tituló así uno de sus sonetos.

Te mando por otro canal el texto que he publicado hoy en mi bitácora, por dos razones de peso, por que ha gustado mucho y tú fuiste una de mis compañeras de facultad, de las que hablo genéricamente en él.

Yo aún guardo (y me da por releer, de vez en cuando o de cuando en vez) las cartas de amor que recibí otrora de mis amigovias. Las guardo como oro en paño (y suelo releerlas cuando estoy de bajón, para reanimarme, para rearmarme moralmente; son el mejor acicate del mercado, la mejor medicina para los estados depresivos). Para algo debe servir la experiencia. Cuando he comprobado que algo me sirve, no lo tiro a la basura; porque antes o después puedo necesitarlo.

Ya, ya (que conste que no te estoy llamando abuela; ríete, anda); el vocablo que no ha sido aceptado aún en el Diccionario de la Lengua Española es “follamigo”, que también se usa.

Gracias, por coincidir con el criterio manifestado (de modo variopinto) por otras/os (aunque no todos estén de acuerdo contigo en que sea políticamente correcto).

Por cierto. Me ha gustado mucho tu “Más vida”, que he leído rápido por las mismas razones que te he aducido otras veces.

La tarde que hace hoy en Tudela es un aperitivo de lo que auguras: amenaza lluvia.

Luego, cuando lo termine, te enviaré el texto que ando trenzando (lo publicaré esta tarde o mañana en mi bitácora) para dar cuenta de un acto violento coronado sin dar apenas muestras de violencia.

Otro (de tu amigo Otramotro).

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído