El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

De tu amigo Otramotro recibe otro

DE TU AMIGO OTRAMOTRO RECIBE OTRO

Dilecta Pilar:

Como tú insistes en dármelas (que no me parece mal que lo hagas, que conste en acta, sino lo normal en y preceptivo para quien se siente agradecido por el bien, poco o mucho, recibido), yo tengo que iterar mi respuesta asidua, de nada. Ya sabes que me encanta leer lo que cuentas, pero, si son cosas positivas, me encanta más todavía. Ya sabes lo que dice un proverbio sueco: una alegría compartida es una alegría doble; una pena compartida es la mitad de una pena.

Mi retraso en contestarte se debe a que ayer fue fiesta (segundo día de Pascua) en Navarra; hoy, además del día del Libro, festividad de San Jorge, lo es en Aragón, Castilla y León y Cataluña, verbigracia. Celebro que todo fuera bien (como había pronosticado). Espero que me des más detalles, cuando puedas.

Te agradezco el recorte de prensa (en Zaragoza solía leer a quien firma la crónica, Antón Castro, a quien espero más halagar o loar que castrar por rememorar aquellos años y su trabajo, excelente) del Heraldo, que me has mandado y, por supuesto, he leído.

Si me permites una zumba (te la urdiré aunque me la deniegues), si me hubieran preguntado (que aún no lo han hecho) que adujera razones que apoyaran mi tesis de quién había escrito qué cuento, por los apellidos de ambas, los hubiera intercambiado. El tuyo parece más asilvestrado, el suyo más de mar y magia.

Los “santos” (como los llamas) fueron días de lectura y escritura. Hoy tengo mucho que escribir (pasar a ordenador y subir al blog): nueve décimas, un artículo de opinión, una nota jocosa sobre el debate de ayer y un relato sobre mi amada (aunque la relación se haya terminado, nunca se deja de amar del todo, si se ha amado de veras) Pilar.

Te tomo la palabra. Lo celebro. Tu trabajo te costó. Quien siembra luego espera recoger (mucho o poco).

Vence el catarro. Confío, deseo y espero leerte cuando estés de nuevo bien.

Ya sabes que amor con amor se paga (o, mutatis mutandis, comprensión con ídem).

Una imagen vale más que mil palabras (estoy de acuerdo con el aserto), pero, como te consta, también (lo estarás con el mismo, pero a la inversa o viceversa), una palabra vale más que mil imágenes. La pena es que te he visto en varias fotos enfadada. Es broma. Estás o en faena (en plena firma) o con una sonrisa en los labios. ¡Enhorabuena!

Otro (de tu amigo Otramotro).

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído