Contra el adelanto de la hora

Conste que cuado escribo es todavía viernes, falta un día entero para que adelantemos la hora en todos los relojes del mundo. Bueno, en todos los relojes de nuestro mundo. Ya, tan anticipadamente, me empieza a subir la mala leche. A mí me sienta mal, y eso que tengo la precaución de no viajar en esa fecha, aún suena en mis oídos la larga

Mis tweets de la semana (Libia y Zapatero, claro)

• ¿Sabéis si pasa algo? Es que los políticos llevan un montón de días inaugura que te inaugura... ¿Hay alguna novedad que se me escape? • ¿A cuánto nos va a salir cada bomba que dejemos caer sobre Libia? • Los heridos y muertos de Occidente caerán bajo las balas y los cohetes que nosotros le hemos vendido a Gadaffi. Manda narices

Hay que acabar con la energía nuclear

Es uno de los debates más antiguos que conozco, me acompaña desde que abrí los ojos al mundo que me rodea. ¿Nucleares? No, gracias. La frase nos ha acompañado en todos los idiomas allá donde hemos ido a ampliar nuestras fronteras o a dejar abandonada la boina con la que nos adornó el terruño al nacer. El debate se ha reabierto tras

¿Y si invadimos Libia?

No hemos sido capaces de levantar otro mundo mejor. Este lugar lleno de sinrazones y corrupción lo llamamos “nuestro mundo” y decimos encogiéndonos de hombros que qué le vamos a hacer si las cosas son así. Partidos y otras organizaciones dicen luchar contra la injusticia desde hace siglos sin que al parecer haya mucho avance. La iniquidad

Estos hijos de puta eran nuestros hijos de puta

Asisto escandalizado al escándalo de Occidente. Me llevo las manos a la cabeza porque Occidente se lleva las manos a la cabeza. No entiendo a Occidente, no entiendo a Europa ni a Estados Unidos. No nos entiendo, entiéndaseme. Los medios de comunicación nos traen todos los días noticias de la rebelión del mundo árabe. De parte del mundo

Vomitivo San Valentín

Soy un bicho raro, me lo dijo ya hace muchos años una putilla del barrio cuando rechacé sus servicios. A cualquier cosa le llaman “servicios”. Pero como además me molesta San Valentín, el día del padre, el de la madre, el del orgullo gay y hasta el día de navidad, pues eso, que soy “raro, raro, raro” que diría el padre de aquel

¿Caerá la frontera con Al Qaeda, caerá Occidente?

Conste que soy un escéptico, ya lo habrá observado el lector habitual... Nos está bien empleado por... por chulos, pongamos para abreviar. Durante decenios los líderes políticos de Túnez y Egipto han sido nuestros aliados más fieles, a los que enviábamos hordas de turistas y a cambio ellos nos hacían pasar todo el petróleo o el gas

Las indecorosas chicas de Berlusconi

Dicen que a la mayoría de los italianos les gustaría ser como Don Silvio. Dado que la carne es débil, además de corrupta y envidiosilla, me lo creo. Es poderoso, es varias veces multimillonario y cada dos por tres se acuesta con las mejores gallinas del corral. Y lo más importante de todo es que no lo hace avergonzadamente, sino que a

Los chinos, Castro y España ¿Y la ética?

Se supone que quien tiene el atrevimiento de opinar en público, y más quien está altamente acostumbrado a hacerlo, debe tener una opinión bien formada sobre lo que va a hablar. O callarse. Recuerdo una tertulia televisiva en la que me hice el mudo sin ningún miramiento al surgir un tema que no tenía preparado, al llegar mi turno simplemente

Siete de enero ¿Y ahora qué?

Se acabaron las fiestas; hoy, lector, estamos a siete de enero y ya ha pasado todo. ¿Qué le queda ahora? ¿Estos quince días pasados le sirven de algo? ¿Le han dado motivos inolvidables para dejarlos grabados en su vida? ¿O son como los del año pasado y como serán los del próximo? Lo siento pero no ha solucionado ni una sola de sus

París bien vale una misa, si no se apellida Hilton

El primer dinero que tuve me lo gasté en ir a París. Yo solo. En tren. En litera desde Venta de Baños. Había leído tanto sobre la capital de Francia que recién independizado de mi casa, con mi primer verano como empleado por delante, me fui a París. Era algo que sin saberlo me había prometido desde que descubrí que mis dificultades

Me avergüenzo de ser español

Me voy a la cama, hoy ha sido un día largo, pero sé que no puedo dormir sin leer los periódicos de mañana. Tal vez no pueda dormir sin escribir algo. Y voy y leo. Y voy y me cabreo. Y voy y me pongo a escribir, para echar fuera mi cabreo y poder dormir. No hay nada que asegure más una mala noche que acostarse de mal humor. Porque leo

Yo quiero un Berlusconi en España

Decididamente estoy enamorado de Italia. No me pregunten la razón pero mi amor de juventud por Francia (¡Cuánto significaba Francia en la España de finales de los 70!) ha sido sustituido por mi amor a Italia. Y cuando digo Italia me refiero sobre todo a la parte norte que conozco. Si es verano quítenme esa Venecia intransitable, insoportable

Imagínense un kilómetro de guerra.

Les ruego que me disculpen si sigo impresionado por la heroicidad de Chile. Imagínense un kilómetro de carretera y al fondo, usted. Qué minúsculos somos a un kilómetro de distancia. Imagínense un kilómetro de carretera relleno de rocas puestas allí desde la formación de la Tierra. Y allí, casi al final de ese kilómetro absolutamente

Contra el aborto y la decadencia de Occidente: objeción de conciencia

Ya sé que lo que lleva una embarazada en su seno es un ser vivo pero no un ser humano, Bibiana Aido dixit, a pesar de lo cual el aborto es muestra de la decadencia de Occidente. Espero que a estas alturas ninguno de mis lectores duden de que Occidente está en franca decadencia, o al menos su ética, su decencia y su moral. Otra de las pruebas

El desprecio de Estados Unidos hacia nosotros

Pocas veces una noticia me ha producido tanto repelús, rebeldía e indignación. Hillary Clinton ha pedido perdón públicamente por las pruebas que científicos de EEUU realizaron sobre cobayas humanos en Guatemala. La repulsa hacia los culpables sólo puede ser tan grande como la pérdida de la fe en la especie humana. Me pregunto si desde

Los mineros chilenos: nenazas o fachorras

Y ustedes perdonen la explosividad de mi afirmación inicial. Sigo, como la mayoría de la población, con interés las duras peripecias de los 33 mineros chilenos atrapados en las entrañas de la tierra a la que pretendían extraer sus riquezas para poder sobrevivir sin duda estoicamente. Me ha llamado poderosamente la atención, además

En Afganistán había una guerra

Yo defiendo la presencia de las tropas españolas en Afganistán siempre y cuando partamos de que aquello es una guerra, de que allí no hemos ido a mostrar sempiternamente la meliflua sonrisa de Zapatero ni a repartir abrazos a la población local. Allí estamos en misión de guerra, para combatir a un enemigo en sus propias tierras en vez

Levantar una mezquita en la Zona Cero

Y escribo Zona Cero con mayúsculas porque es el nombre propio que a través de la historia quedará ligado a aquel lugar y a aquel momento que todos recordaremos mientras vivamos. La Zona Cero fue el altar donde la intransigencia inmoló a miles de pacíficos ciudadanos que cumplían con la pesada misión cotidiana de trabajar. Asesinaron

¿El racista Sarkozy contra los gitanos?

“Teníamos un problema y lo hemos solucionado” dijo Aznar cuando un buen día fletó un avión para quitarse de encima un puñado de emigrantes ilegales. Cabe suponer que Sarkozy ha debido pensar lo mismo. Por las bravas. El problema del presidente francés es que tratándose de emigrantes de la comunidad europea, mañana mismo puede volver

El culo de Jennifer López

Dado que mi memoria es tan elemental como mi cultura no recuerdo qué torero fue el que dijo “Hay gente pa tóo” cuando le presentaron a Ortega y Gasset y le dijeron que era un filósofo. Y es verdad, debe ser verdad que hay gente para todo porque hasta hay alguien que se ha dedicado profesionalmente a clasificar los culos de algunas actrices.

Y dice The Times que España es racista…

A mí Inglaterra me gustaba cuando la segunda guerra mundial. Bueno, menos cómo se lo hicieron pagar al hombre que hizo posible su victoria. Pero antes de seguir adelante sentemos que como hacemos la mayoría de los españoles cuando digo Inglaterra quiero decir Gran Bretaña. Pues eso, que fueron unos machotes cuando Hitler se puso bravo

Horror, el verano otra vez

Ya hace mucho que decidí que el verano no me gustaba, soy demasiado raro, ustedes perdonen. Está muy bien lo de las vacaciones, sí, pero no puedo con ese mal rollo del apelotonamiento en playas y casas rurales. Mea culpa, que lo de las casas rurales me tira mucho, claro. Lo de la playa es algo que manifiesta nuestra corta imaginación y

Los cojones de Sarah Palin

Vuelve uno de vacaciones pa esto. Llega uno a la propia casa, arriba por fin a la ciudad que le acoge para encontrarse con España. Con España en Estados Unidos, quiero decir. Manda narices que España pase a la vida política de Estados Unidos por nuestra mala educación. Hablo, ya lo ven, de los cojones de Sarah Palin. Yo me quiero ir de

Verona, oiga

Estimados lectores: Lo primero que quiero decirles es que mientras ustedes se disponen a leer este ladrillo que les voy a colocar hoy yo estaré muy lejos. Son las cosas de la prensa y de las modernas técnicas de comunicación. Hoy es viernes, toca publicar esta "Columna de humo" y a pesar de las circunstancias vacacionales aquí me tienen

El grave error de Del Bosque

Reconozco que de fútbol, tácticas y alineaciones entiendo menos que la media española, puede que cada español lleve en su interior un seleccionador de fútbol, pero ése no soy yo. Es más, me da igual cómo se llame el que desempeñe temporalmente el puesto. Aunque me alegra que sea Del Bosque, bueno. Hace años mantuve una discrepancia

Reconozcamos que Larissa Riquelme está buena

Reconozcamos que Larissa Riquelme está buena. Ése es todo su mérito. ¿O es de sus padres? Pongamos que lo que ellos iniciaron ella supo cuidarlo y mantenerlo con largas sesiones de gimnasio y duraderas y sufridas dietas. De su capacidad intelectual, de su generosidad u otras virtudes nada se sabe, pero buena está. Buenorra, quiero decir,

Complejos paraguayos, racismo a la inversa

Conste que pese a lo poco que me interesa el fútbol estoy deseando que llegue el partido de esta tarde. Antes tengo una comida de despedida con compañeros a los que admiro, de los de antes, de los que ya no quedan, y en cuantito acabe iré a ponerme delante de la tele, con un kilo de palomitas. Lo que más me llama la atención y me proporciona

Israel, ¿siempre ojo por ojo?

Claro que Israel tiene derecho a existir y a defenderse. Claro que tiene que evitar que le arrojen cohetes desde Gaza o desde cualquier otro rincón. Pero lo del otro día no era defensa, era un ataque pirata en aguas internacionales. Porque estaban en aguas internacionales, no lo niega ni el embajador israelí, ¿qué diferencia hay entonces

Los laboristas y la Barbie abortista española

Harriet Harman es la número dos del partido laborista británico; o sea, es la número dos del partido número dos después de las próximas elecciones. Conociendo sus declaraciones sobre Bibiana Aido se comprende las limitaciones del staff laborista. A uno le entran ganas de preguntarse: ¿Joé, pues cómo será el número tres del partido?

Ahora que se ha muerto…

Decía mi bisabuelo que “Líbrenos Dios de la hora de las alabanzas”. Y ahora que se ha muerto Samaranch no seré yo el que le regatee ni uno solo de los méritos que haya acumulado durante su vida. Incluso, a poco que me presionaran, afirmaría que es muy lógico que nos hayamos olvidadazo de aquella parte de su vida que hoy sería encontrada

Evo Morales, el pollo y la América que no pudo ser

América padeció históricamente diversos males: las dictaduras que con frecuencia la asolaban no han sido más que la muestra externa de la corrupción y miseria moral que tradicionalmente dominaba a sus élites dirigentes. En la actualidad esa miseria moral se trasluce en la dictablanda venezolana (calma, todo lo blando se pone duro con

Vade retro, Islam

Najwa Malha tiene dieciséis años y va a un instituto de Pozuelo, lo cuenta “El País”, donde hasta ahora había estudiado sin mayores problemas. Un día esta ciudadana española decidió cubrirse la cabeza con el velo islámico y empezó a complicarse su joven vida. Según el reglamento del centro educativo no puede cubrirse la cabeza.

Al hilo de la muerte de Seseña

Una adolescente acaba de morir según se supone a manos de otra. Se llevaban mal, riñeron y, ya ve usted, una cosa llevó a la otra y acabó con una muerte violenta... La paz del fin de semana, la holganza de un día de vacaciones y la serenidad de una mañana soleada me llevan a pensar qué estamos haciendo mal, en qué nos hemos equivocado

Provocación de los católicos

Sacado de la edición digital de "El País": "Dos musulmanes de nacionalidad austriaca fueron detenidos la tarde de ayer en la Mezquita de Córdoba acusados de resistencia a la autoridad y lesiones, tras enfrentarse con agentes de la Policía Nacional. Los arrestados formaban parte de una excursión organizada por un grupo de jóvenes musulmanes

Viva Bélgica: Europa contra el burka

Bélgica empieza a dar la primera batalla para desterrar el uso público de esa cárcel ambulante que es el burka. Las alianzas de civilizaciones nunca dan buen resultado si son a costa de saltarse reglas democráticas, quienes vienen a Europa pueden mantener sus costumbres, es bueno que las defiendan y las practiquen... siempre que no choquen

Hay un tú en ti

En Occidente en general y en España en particular podemos avergonzarnos de crear una sociedad cuyos futuros miembros serán la generación más fácilmente manipulable de cuantas han existido. Les hemos criado en mantillas facilitándoles la vida en todos los terrenos, sean familiares, sociales, estudiantiles o profesionales. Mis intentos

Noticia bomba: el castrismo es una dictadura.

Les juro que nunca pensé que llegaría este día. Les juro que nunca creía que fuera posible mi acuerdo con Pedro Almodóvar, Ana Belén y Víctor Manuel, todos a la vez. Albricias, la democracia respira. Uno de los cánceres de nuestra sociedad es la importancia que damos a quienes hemos dado en llamar, bien torpemente, “intelectuales”.

La muerte de Víctor Jara en Cuba

En una dictadura acaba de morir otro hombre. En una dictadura acaba de morir otro preso político. En una dictadura acaba de morir otro señor por tener la estúpida idea de pensar con libertad. Y acaba de morir de hambre. Amargo día para la democracia. Para la Democracia, quiero decir. Me imagino a todos los demócratas del mundo enfadados.

Que se metan a San Valentín donde les quepa

El caso es que me siento solo. O poco acompañado, vaya, en mi rechazo a San Valentín y todos los “días de”. Mucho me temo que me he quedado atrás, que la sociedad ha evolucionado mucho más y mucho más deprisa que yo y que me he quedado convertido en un bicho raro. Al igual que el día de la madre o del padre, San Valentín es una

Pedro de Hoyos

Escribir me permite disfrutar más y mejor de la vida, conocerme mejor y esforzarme en entender el mundo y a sus habitantes... porque ya os digo que de eso me gusta escribir: de la vida y de los que la viven.

Lo más leído