La bronca ha ha desembocado en las filtraciones interesadas de cambios en el Ejecutivo

Lo de Sánchez no es un Gobierno, sino una jaula de grillos donde manda Iván Redondo

Guerra en Moncloa: el gurú impulsa una crisis de Gobierno contra Carmen Calvo

Lo de Sánchez no es un Gobierno, sino una jaula de grillos donde manda Iván Redondo
Pedro Sánchez, Carmen Calvo e Iván Redondo. PD

Nos decía hace unos días Graciano Palomo que “Iván Redondo es el primer ministro de España y Sánchez se siente el jefe del Estado”.

El veterano periodista, que acaba de publicar el libro ‘Iván Redondo; el manipulador de emociones, que tras analizar con profundidad la trayectoria, tácticas y motivaciones del gurú que el líder del PSOE tiene en La Moncloa, ha llegado a la conclusión de que no hay Gobierno como tal, sino que todo el poder gubernamental recae sobre las espaldas del joven y ambicioso asesor.

La realidad es que lo que tenemos no es un Ejecutivo dedicado a la gestión de los ingentes problemas de España y los españoles, sino una jaula de grillos, un grupo de gente mal avenida -algunos no se soportan- que está causando un daño inmenso al interés general.

Lidera la banda Pedro Sánchez, cuya única obsesión es permanecer en La Moncloa, aunque para eso tenga que atentar contra la dignidad de una nación que es demasiado grande para un Gobierno tan pequeño.

Lo último -aunque no inesperado- ha sido filtrar que habrá una remodelación del Ejecutivo, incluso apuntando nombres, para luego, sin negar la filtración, decir que Sánchez sólo está preocupado en resolver los problemas de España, cuando el mayor problema de España es él.

El periodista Carlos Cuesta revela este 7 de junio de 2021 en OKdiario que todo lo impulsa Redondo y que el epicentro de la batalla es su bronca contra la vicepresidenta Carmen Calvo

«El todopoderoso jefe de Gabinete de Pedro Sánchez busca ahora el poder en Ferraz y, si para ello tiene que aprovecharse de una crisis de Gobierno, está dispuesto a ello. Las viejas estructuras del PSOE pelean contra una ofensiva que no es ya la del puro sanchismo, pero sí la de su plasmación terrenal: de Iván Redondo.

«Lucha por el poder, ya no sólo en Moncloa, sino en Ferraz, que Carmen Calvo teme y que ha desembocado en las filtraciones interesadas de cambios en el Ejecutivo».

El espectáculo es deprimente: desde todos los bandos se apunta a ese o aquel ministro, una guerra de intereses cruzados que revela, con toda su crudeza, que este Ejecutivo pretende tapar su estado crítico con una crisis de Gobierno; esto es, con un simple cambio de ministros.

El problema no se arregla cambiando nombres, porque es estructural: a Sánchez no le preocupa España, sino su permanencia en el poder.

Y la tragedia es que ha supeditado España a su mero interés personal.

En estas circunstancias, las filtraciones interesadas se enmarcan dentro de esa guerra que se libra en el seno de un Ejecutivo superado por las circunstancias y empeñado en una peligrosa huida hacia adelante.

Sánchez es el gran culpable, porque lo que está ocurriendo es consecuencia directa de su enfermiza obsesión por perpetuarse en La Moncloa, utilizando a su propio Gobierno como escudo para salvar su pellejo político y alentando en la sombra las pendencias del Consejo de Ministros.

Sacrificará a quien crea conveniente.

Conveniente para él, no para España, claro está.

Te puede interesar

OFERTAS PLATA

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 21 Y EL 40% !!!

Te ofrecemos un amplio catálogo de ofertas, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído