Fracaso estrepitoso de Daniel Guzmán y un gran bodrio propagandístico para Pablo Iglesias

A Podemos le sale el tiro por la culata: la parodia del vídeo contra Ayuso arrasa al original

Lo ocurrido prueba, de forma luminosa, que los Premios Goya del cine español son pura filfa.

El sectarismo y la cutrez son propios de los peores propagandistas y eso es lo que emana el vídeo que ha ‘manufacturado’ Daniel Guzmán para la campaña electoral de Podemos, que contiene los peores defectos de cualquier obra artística: los tópicos, los lugares comunes y el maniqueísmo más nocivo.

El vídeo dura algo más de un minuto y muestra a dos chavales en un patio de vecinos de clase media-baja.

Es decir, allí donde domina la desesperanza y donde Podemos se ha aferrado para intentar evitar la muerte política de Pablo Iglesias.

Uno de los protagonistas representa al simpatizante más descerebrado de la derecha cañí, mientras que el otro, al heroico chaval de barrio que quiere lo mejor para la comunidad y, por tanto, apoyará a la izquierda.

En tiempos de burricie y simplicidad, Guzmán sirve ‘dos tazas’.

Personajes planos y argumentos de barra de bar.

Es muy lamentable que un cineasta, en tiempos de dificultad, se ponga de esa forma al servicio de la causa de un líder, que además es chavista, se abraza a los ayatolas iraníes y aplaude a los torturadores chavistas, después de lanzar besos a los proetarras de Bildu y a los separatistas catalanes.

Mediocridad pura.

Y eso no ha sido lo peor o por lo menos lo más urticante para Guzmán y sus compadres.

El youtuber llamado ‘Un tío blanco hertero’, que resulta además ser el novio de la ex alumna de la Complutense que hace unos días desveló que Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, aprovechando su condición de profesores les metían mano e intentaban follárselas en los baños la universidad, ha hecho una parodia en la que cambia los diálogos para decir cosas como «Ayuso y su banda son los verdaderos enemigos de España», «Van a meter a los gays en campos de concentración», «Esta gente quiere privatizar la Sanidad y matar a todos los madrileños» y «Esta gente lo que quiere es resucitar a Franco».

«¿No lees la última hora? El Twitter de Echenique no miente», dice uno de los personajes.

Mientras que en el original uno de los jóvenes cuestiona al otro que su padre tenga trabajando inmigrantes, en la parodia se hace referencia al «chaletazo del Coletas«.

«Ese es otro tema, ¿vale? ese dinero se lo han ahorrado con el sudor de su frente. Además, Pablo está levantando al país».

Y aquí viene lo bueno, porque el vídeo de ‘Un tío blanco hétero’ ya duplica en número de visualizaciones al original de Podemos.

Conclusión: la batalla de los vídeos prueba lo alejada que está la izquierda radical española de los barrios madrileños.

Porque no se puede ofrecer como solución, a los obreros, comerciantes y empleados del antiguo cinturón rojo madrileño, un manual sobre la dieta vegana o un curso de micromachismos, al estilo del ‘hijas, hijos e hijes’ que promueve Irene Montero, ministra por su condición de cónyuge del tio del moño.

O a quien forma parte de ese 39% de menores de 25 años que no tiene empleo.

Y no se puede pretender la movilización del electorado, por los siglos de los siglos, desenterrando a Franco y su memoria cada poco tiempo.

Máxime en un momento histórico, de pandemia, en el que la población reza por no tener que enterrar a sus abuelos o a sus padres.

 

 

Te puede interesar

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído