Lo sabes, poesía

José Pómez

Amores reservados.

Amores reservados rechazan la lectura por ser lo que es el ser como arboleda oblicua sobre el entendimiento de los derechos rotos con alfabetizados en reflejos y halagos. Contigo los lugares y el más corto de vista escuchan muy atentos en el valor cercano emocionado al máximo en las paredes lisas de calma obligatoria para hacer la alegría.

La experiencia erupciona sin remedio.

La experiencia erupciona sin remedio sobresale de la masa ignorante y se abre a un camino del ejemplo del trabajo común breve y eterno es como el sentimiento que se aloja entre el pecho y el alma ampliamente marítima apegada a los encuentros. José Pómez http://pomez.net

Existen varios ríos muy extraños.

Existen varios ríos muy extraños unos de cuenca hueca y vacía otros con las cascadas desterradas alguno más al Norte bueno y seco todos comprimen tierra el mismo suelo. Son el colegio de los alimentos de muy fácil belleza al natural pero de piel reseca envejecida por la aceleración y la avaricia desatada como el hambre y su llanto. Cercenar

Te amo porque estás viva.

Te amo porque estás viva y quiero unirme a ti de noche y de día con la luna y su luz que te baña y te deja encima de la cumbre con un brillo de acierto. En contra tengo el viento y el lago que chirría pero esos labios soplan cálidas andanadas que llaman como rosa de exquisita alegría y te tocan espíritu. Que sentir lo que tienes besa

La académica oveja.

La académica oveja pastando en el Otoño huele a pasto silvestre es una gran experta. En pradera y flores siempre le rinde apoyo sin discutir siquiera de vacas atrasadas. Esos mugidos lentos delatan su ironía festejan los almuerzos suavemente encorvado. Se equivoca el rebaño el cuidador y el perro y hasta el viento que late en el párpado

Defiende tus derechos con tus obligaciones.

Defiende tus derechos con tus obligaciones. Perseguidos del alma por vendido rastrero caídos prematuros perdidos en silencio ensimismados del tiempo caudaloso y muerto al pie de luminaria parda y descabellada rodea como un oso consentido ese árbol el pupilo alquilado de la fruta dispersa con el crudo moderno de chispazos en renta. Rodamientos

Voy y vuelvo en el perfume de la noche

Voy y vuelvo en el perfume de la noche donde las nucleares voces suman los días permanentes en cabezas de los alrededores abrazadas con la mirada activa de los sueños. Qué dolor ese monte quemado en los ojos abiertos siguieron mezclados todos los rostros amigos y allí una mujer sola una pareja un niño que lloraba sin palabras. Va y se

¡Ay ay ay los desvelos del encuentro!

¡Ay ay ay los desvelos del encuentro! Esta es la descripción de un buen acierto más sensata que un haz de entre las luces reconociendo un grado pequeñito de burbuja azul de temporada. Una semilla de trigo con suerte y una canción alegre a tus oídos hacen todo el trabajo y la amistad arrima a los distantes personajes de esta historia

Para amar no hay desvíos.

Para amar no hay desvíos ni para disculparse quieres algo bonito y te hablo del encuentro. Escucha la asonancia como quiere tapar tu sueño divergente pensando en el espacio. ¿Qué nos une y aleja navegando la noche? Aquí te envío instinto para que me conteste. Y no lo olvides nunca es una impresión mía de aspecto agradecida cuando descubrí

Son conocidas

Son conocidas maneras complicadas de la existencia.       José Pómez http://pomez.net Share this:

Pues ya tiene que ser artillería.

Pues ya tiene que ser artillería en la paleta de la pataleta y subida de tonos con dulzura impregnada de canto y de poesía. Son asuntos vedados y sujetos generalmente al último habitante de la serenidad y de los sueños como una sugerida narrativa. Muy delicadamente es elegida la que combina ambos intereses la que dibuja con técnica mixta.

Se forma expectativa del querer.

Se forma expectativa del querer por la bondad de tu alma y su belleza tibia sin hervir no llega a cocer la discusión acaba cuando empieza. Es ahora cuando se pueden saber los errores pasados con certeza toda una vida así para crecer con amor y proceso en la torpeza. Para el sencillo más pobre es muy caro mas imposible cuando fue aislada

Un grupo de golondrinas.

Un grupo de golondrinas no necesita y desprecia dinero del aeropuerto y terminan la protesta. Con promesas no cumplidas se evidencia lo de siempre no en vano estudia mentira gira el hecho y el equipo. Tal vez no existieron nunca los recursos de ese juego pero existen los flamencos y están donde las salinas. Con técnicos favorables y mi ingenua

El amor interrumpe año sabático.

El amor interrumpe año sabático al hacerse visible en la calima silencioso entregado y recibido siempre se podrá herir un corazón enamorado en brazos de la vida aljófar lo atestigua como aurora como mar como esclava y como madre. José Pómez http://pomez.net

Compartir las palabras estimula.

  Compartir las palabras estimula por parte iguales a los contertulios de la lágrima y de la acción visible con un dron dirigido a la pobreza reconforta aún más que un fresco bálsamo sobre un codo dolido y golpeado por bebida carbónica en la berza que innova en la carreta por sendero de esperanza en que muchos invisibles reciben

El viento deseado ha llegado.

El viento deseado ha llegado sin ser desconcertante nos envuelve y no como un estado de los ánimos es un estado de ánimo concreto. Es el deseo de volar en vela cuando estábamos listos vino el viento nos estuvo esperando con paciencia nos entiende y nos quiere ver unidos. Y sopla cuando sabe que podemos llevar nuestros deseos a la síntesis

He estado complicándote en la arena.

He estado complicándote en la arena y el espíritu anclado regenera el sereno imposible del sentido donde se aprende azules del futuro que a veces se pudieron elevar horizonte y el cielo coexistentes al mismo sitio hallándose el camino. Nos convertimos en el río claro y dialogamos hasta comprendernos sumergidos los dos como dos peces evocando

El poeta sueña solo con principio.

El poeta sueña solo con principio se mueve y lo hace lento y sin prisas con rimas amistosas de las caras como el tiempo remata con inicios de los labios sellados con tus besos la alegría velada respiraba en el reflejo inédito y eterno de la aventura pero sin embargo. El desarrollo en todo es del azar y ocupa con la inercia el alma entera

Es la gratitud la que te persigue.

Es la gratitud la que te persigue de alguna forma alcanza su destino corresponde al afecto no medido como si se obligase desde dentro como si se sintiese en beneficio o estima comprobada con tus manos. ¿Quién ausentarse puede todo un año de sus sentidos y de sus golondrinas se envuelve la melaza de tu cuerpo con la atmósfera frágil de

Me puedes decir dónde estará oculta.

Me puedes decir dónde estará oculta la charlatanería renovada en el patio trasero de la vida o en pensamiento extraño respirado en la realidad más teatralizada. No se ajusta el principio aire por esto sin llegar a tomar cuerpo ni forma la estructura de un sueño se revela contra los soñadores más fanáticos. En reflejo de encuadre regresando

Hallada

Hallada en lo profundo. Y así el peaje se evita. La hormiga arada se irrita.   José Pómez http://pomez.net

Ella lleva una doble vida de hada.

Ella lleva una doble vida de hada sin hacer daño a nadie siempre sueña cuando cierra los ojos va bailando viejas canciones nuestras aleatorias en la gramola esquiva de la luna. Si fugaz es la estrella concordante más vigila los cielos presentidos como nadie domina expresión espera un solo instante que ahora vuelvo voy a subir los térmicos

Atardecer en las aguas.

  Atardecer en las aguas muy cerca del arbolito en la cola del azar la amapola y la vid esperan a las termitas. En lo que se quedó solo se trituran las semillas lastimoso es que lo veas apagándose en la luna garabateada de blanco. Hay mucha gente que espera los pétalos entrenados ayer como enredaderas hoy son sueño y balanceo y mañana

Vale más que el diamante.

Vale más que el diamante y ondas descabelladas sin ser un ruiseñor se estremece en la lluvia. Con floresta a favor del consuelo medido entre bromas celestes la inmortal bicicleta.   Con luz centralizada en vaporosa bruma una brocha destaca limpiando unos hierros. Se muestran con los vidrios agitados en velas al resplandor docente del

Cuando la musa ordena.

Cuando la musa ordena no se defiende a nadie da lustre al abanico en la rama humilde de la constancia impresa. Las ocho horas de armario dorando los paisajes se preparan con tiempo estoy a tu favor con el esmalte de uñas. Fue tan inevitable la armonía esperada que cuando preguntabas resplandecía herida se enojan los bancos. Conjeturaba

Otra vez cincelando abrigo y bota.

Otra vez cincelando abrigo y bota después del campanario abandonado la idea sobresale de la aldea con tu ayuda conserva la alborada. Hubo noches y hubo malas noches y después vino la noche veleta ardiente y con olores de candados y rejas confundidos con centellas. La escafandra de plata despoblada de poesía y de luz y fantasía de alma

Las flores enseñaron a abrazar.

  Las flores enseñaron a abrazar a algunos animales más curiosos que los demás al lado de los pétalos primero los cantores aprendieron de las espinas fuente de las huertas. Después en el rumor frondoso y limpio de la cristalina onda dibujada los siguientes alumnos fueron sombra divina en azul tráfico radiante brevemente tocados

La mañana al completo.

La mañana al completo la pasé escribiéndote con alegría extrema con fortaleza plena conservando los tiempos. La serena virtud equiparable a voces ruidosas de la luz combatiente de rima a realidad regresa. Alcanza atrevimiento altura y se desploma con saxofón al toque que afortunadamente airoso no enmudece. En el placer de la era de la

Se mandó en breve carta ya olvidada.

Se mandó en breve carta ya olvidada copia del mismo verso reformado como deshecho en barro perfumado persistía consigna del helado barrero producido por espada. Los matices pararon vendaval los encuentros llegaron donde estaban las huellas del proyecto que cantaban sin estirar el nailon lo colmaban con un rasero de lápiz cabal. Cuando estuvo

Hormigonada.

Hormigonada al retomar la urgencia de propaganda. Queda pendiente en la rambla cercada oculto al viento. Secreto simple de mujer adorable y encantadora. Encantadora y muy inteligente como tú sabes.     José Pómez http://pomez.net

Qué emoción acantilada.

Qué emoción acantilada entre los cuatro claveles que nadie sabe quién pone y las dos camelias blancas que envía aurora de España. Media docena de aprietos dicen mucho de nosotros de puente tocado y luna el abrazo se repite francamente muy esperado. En el beso que hormiguea quedan risas manifiestas te lo estoy contando a ti enemiga del

La linterna adosada.

La linterna adosada al gris de las palabras por peso se desliza e ingenuamente aumenta esa elevada piedra más oscura que lógica. De la órbita se escapa busca un día perfecto en medio de granados vientos olas y nieblas en el ser navegable luz qué emoción más clara. José Pómez http://pomez.net

Fieltro y no es cierto ni que fuese mágico.

Fieltro y no es cierto ni que fuese mágico volaba a toda costa y se elevaba se liberaba solo con sus alas utilizaba el aire en su provecho. Dos palabras rodeaban su contorno eran de color blanco y decían cuarenta años prestaron todo el este al arte y al oficio mi amantísima aurora de la tierra de mi escuela. Qué sendero de flores con

En lugar conveniente los abrazos.

En lugar conveniente los abrazos se multiplican con besos a ráfagas qué atento con el tacto de la cumbre cuanta sinceridad encantadora y todos coincidimos en lo importante la pena del crepúsculo varada reflejada por las dos garantías se encontraba escondida en un sombrero. José Pómez http://pomez.net

Las palabras se defienden.

Las palabras se defienden de una manera pequeña se cazan frente a las puertas donde todo se hace bien. Dos ángeles que esperaban silenciosa mayoría tranquila frente a los bosques sostienen cuna del tiempo. Con las vigas en su sitio y en la sombra los pilares queda medido y contado el retorno del nenúfar. Cuánto te extraño en el brillo

Ecosistemas visuales.

Ecosistemas visuales de imprecisión desmedida condicionan la existencia peculiar e ingobernable de las crudas manifiestas motas del tiempo alumbradas con cordones se argumentan. Las telas empaquetadas fluctúan con los temblores del mecanismo colmado perduran lo necesario mientras se observa la caída de vinculados irreales como un edredón

Qué fácil es pescar cuando se pesca.

  Qué fácil es pescar cuando se pesca puntitos apiñados alejados físicamente carrera congelada de ascendente desequilibrio de agenda grotesca. Escena trabajosa por burlesca enredada al engaño junto a lente oculta el camuflaje de la fuente de piedra más brillante que refresca. En agua que es filtrada en esmeralda no es complicado

Connatural a los bichos.

Connatural a los bichos en la cualidad perfecta del vigor y de la fuerza sin olvidar los arrestos. Insustancial y portante unto predeterminado de materia sustanciosa como de cualquier estrella. Caricatura detalle pulido en la superficie tiene la osera su pila y bambalina de lava.   José Pómez http://pomez.net

Las rimas migratorias de la luna.

Las rimas migratorias de la luna se abalanzan al aire hasta empaparse el alma con los versos y turbarse como lo hacen los pétalos en duna. Bajo ahora al casco está sobre la cuna alcanza a verse su hélice achicarse de impermeable dorado al probarse la quietud de los ejes en laguna. Por las olas dorsales de las aguas se dispara la mecha en

Qué elección más difícil.

Qué elección más difícil junto al verso de ayer el mejor de su vida según cuenta mi aurora y no le pondré en duda. Llega el tercio impecable el pajarillo primero ya posado en su rama envuelto en una atmósfera de jilguero de luz. Continúan los campos de lavanda sembrados esperando la siega con toda su hermosura en medio de los vítores.

Lo más leído