Lo sabes, poesía

José Pómez

Comunicado

Comunicado de un pueblo muy tranquilo que espera y te ama. José Pómez http://pomez.net

Parámetros.

Parámetros. Busca y preocupa roca caprichosa en el plural conjunto y personal, y unidos en un beso replanteamos hasta trece confines tendidos del universo abierto y perdonado, la brisa de las tardes sonsacaba, los giros se sentaron a tu lado y, besamos a la vez todo el invierno de un lucero que porta encima de hombros el mejor valor seco

Siguiendo con lo nuestro y antes de que salgas

Siguiendo con lo nuestro y antes de que salgas sin mirar y pensando en que quizás es posible con elevar los brazos alcanzar la igualdad, si no completa al menos similar en algunas pulcras constelaciones que alegran el semblante. Siguiendo con lo nuestro y antes de que salgas tal vez el lugar entra invulnerable en los marcos serenos y seguros

Inventado de nuevo en invisible asistencia.

Inventado de nuevo en invisible asistencia. Tal vez el lugar entra invulnerable en los marcos serenos y seguros realmente despierto, y en los campos oblicuos de los contrariados deseos aferrados en profundas raíces, algunas reflejadas y otras poderosísimas. Tal vez precede el trato admitido felizmente cuando regresa aporte y resplandor que

La pena.

La pena. Es de un susurro elegante atenta y multiplicada tiene un sí en su lema y lo ama y él no la comprende nunca. José Pómez http://pomez.net

Tiburtina.

Tiburtina. Desplumada por el asa después de la cera fría dejó aquí lo que tenía por fin la fiera descansa. Ya no romperá más nada su maldad ha caducado en vagones de calado y en la punta de la espada. Y así de mala manera se desprende del arbusto del desierto y del disgusto la pérfida cantarera. Una planta que sobraba la codicia de

Destacados instantes con lumínica adversa.

Destacados instantes con lumínica adversa. Si se unifica el marco se deforma el cuadrado se alarga por sus vértices garantía colgante, sin remedio en el trato se convierte en un rombo el código inactivo de la pradera en venta. De una complejidad nueva y casi infinita son problemas resueltos desproporcionalmente, la oportunidad justa de

¡No hay destino en una escoba,

¡No hay destino en una escoba, si te encanta los cristales, los tejidos y las rimas, acompañadas o a solas! Desvelados en la orilla levantamos las galletas a los topes fulgurantes orientados hacia el norte. El medio desasistido en difusos tubulares reconociendo las metas y enlazando las palabras. Con algo más que una luz asistimos a la

En el día templado.

En el día templado. Parece pero no lo es probablemente nunca lo será en melodía de organizada lista para las nuevas pausas añadidas al aire y asintiendo al completo perdido y levantado. Atrasa en lo más grande de anhelo y mientras tanto la luz fría adelanta las comillas que luchan a favor del melódico comportamiento aro de las consecuencias

Las idas y venidas sostenidas al tiempo

Las idas y venidas sostenidas al tiempo de la pérdida rápida con sectores cerrados, hundidos al reflejo de alguna perezosa certeza acalorada tan impregnada de hielo. Dominante matiz claro de los aumentos suponiendo una capa de equipaje anulada, que al final de la última se forja y lo contiene perfectamente hablado en la exigencia desnuda.

El puente del sol

El puente del sol madura a los mozos, los hace crecer así de repente; la ropa ajustada se queda pequeña ante el promontorio, inarticulado de los desconciertos sueltos y sin orden. Queda al descubierto mecánica impar, desde atardeceres hasta el resoplido; que relanza el gong al cristal curvado que sostiene al hombre, para echar en falta

Tan perdidas y lanzadas en el tiempo las jornadas

Tan perdidas y lanzadas en el tiempo las jornadas no sé si ya se ha cubierto con nieve todo el desierto y si es la única fuente la fabricada sin patente si una parte lo averigua y otra parte lo atestigua qué casualidad más linda por inexistente en la onda no se suelen ver a solas revendedores de violas la desconchada y barata por dos monedas

Cada vez que tú puedas aunque te encuentres lejos

Cada vez que tú puedas aunque te encuentres lejos y en medio de la nada alta escúchate a ti mismo por qué seguirlo todo si el recinto no es curvo y un trozo significa lo nuevo y revelado. En lo impulsado es libre la voz y el objetivo que todos necesitan en rayo y en ventana con la beneficiosa reflexión de afonía. José Pómez http://pomez.net

El trabajo de soja.

El trabajo de soja. Cuando una criaturita tal como esta contempla las cometas desde el margen en esta primavera de Noviembre sin duda singular es mucho el rojo --en los atardeceres-- el color del amor, la afición fotografiada más fácilmente y buena entre los pinos, realmente agradable desde instante que vuela en una noche productiva, como

Naturales

Naturales No conviene el violento obstáculo destrenzado del pasado farándula y habilidad redonda con escabrosos suelos cuando se jacta en toda debilidad o prueba desvirtuada que aleja, elogio accidentado abundante en los dispuestos socavones dispares alrededor del foco, cercano y desmedido en las zonas que se extienden junto al perfume y

Mi pensamiento está contigo

Mi pensamiento está contigo los versos que te escribo no, que solos se escribieron todos; y ya estaban en ti mucho antes de los astros unidos sobre la nube cristalina espejo, del arte primerizo en clave, del mañana acertado y cómplice con obras de las manos cuerdas. La imagen que aventura el arco, en el conjunto apoyo estriba, el agradecimiento

De una noche para otra.

De una noche para otra. Para la dulce Mirna más allá de lo blanco del pastel afrutado o esa galleta anclada, obsequiada en setenta decoraciones nuevas justamente en el sur tan deslocalizado míralo desde ahí. Si los individuales cerros no funcionaban sin los plenos bolsillos del reducido acierto, gozaban lo esencial una parte expandida

Movimiento perpetuo

Movimiento perpetuo circular y girando en la fase entretejida la llama encadenada desligada en las manos lo blanco de los bailes el principio de duda desde el aprendizaje deshojado ascendente la inclinación brillante de espejismo influyente con trapecio unitario supera los basaltos los límites cerrados de la única experiencia próxima e

Contra la suavidad nada que se notara.

Contra la suavidad nada que se notara. De nuevo innecesario próximo a concentrarme con ese estilo brioso latente la victoria, y posibilidad soñada y despiadada he dicho despiadada palomitas heladas. Más tarde el decorado los envalentonados los cercos de finales se ofrecen las potencias, antes de los tachones apenas unos versos sin peso

Contigo asoma el alma incesante de los días

Contigo asoma el alma incesante de los días llega la razón brava atribuida a eficacia, al cochero anotado con el signo estimable desde las eficacias y entre las soledades, nunca consideradas al pormenor inertes saltan con brisa y quedan menudas y atendidas, bondadosa en palangre de las mil reflexiones, y en los consentimientos que anulan

Digo con desmesura todas tus libertades,

Digo con desmesura todas tus libertades, te necesito y dices que tú no me haces falta, te necesito enjambre de mi lamento eterno, te necesito olvido demasiado impaciente, te necesito enseñas calcular la deriva, te necesito escribe enseguida con tu nombre, te necesito a la primera como me enseñas, te necesito ayúdame pronto no te leo, te

Y eso es todo pensar.

Y eso es todo pensar. Saludos de espectáculo revolucionario, puro clan efectivo en serenidad que humilla al Otoño de acciones, a la grieta que alienta las precipitaciones, como puntualizadas en el hecho capricho de los encadenados, que en el virado apoyo de las catadas rocas, nadie conoce el día del caos y desastre. De la última maniobra

Revirada sonríes desde la hoja a la frente.

Revirada sonríes desde la hoja a la frente. Con ese hilito rojo de ocho vueltas y media significa muy bien venga venga prosigamos empalmando los tallos de blancas clavellinas. Sí estamos apañados tal como tú dijiste; ahora no nos funciona el módulo más cálido en ciudad que decreta suspender a mi aurora. ¡Qué difícil resulta hablar

Sin controversia.

Sin controversia. El dilema de los inventos pinta la tarima gastada de un azul cobalto con aspecto de infinito descalzada en las nubes que la omiten. La idea es una llama impertinente que no duerme en los brazos de Morfeo tal como en los ladrillos solitarios germina el musgo más contradictorio. La opinión semejante de los días piensa de

De una desconcertada que elevada en la cumbre

De una desconcertada que elevada en la cumbre justa y no blanda en calma es bondadosa y humana y alude en sus trabajos cronología lenta por cordura y por causa de los principios hace fotografías grandes de ángeles adorables. Ríes como los rayos de unos segundos húmedos procura unir del todo una carcasa fortísima pega sus laterales hilvanando

Destapada primera girando melodía

Destapada primera girando melodía totalmente cansado se camina de frente por la pura rutina de los más sinvergüenzas. Realmente solo es ruido intercontinental y queda demostrado que aparece en la noche por la pura rutina de esa zona tan cómoda. Se oculta lo más áspero junto a bomboneras han sembrado la calma es intranquila y despierta

De embelesados rostros son los cómplices

De embelesados rostros son los cómplices la capa humana de las fortalezas y la cintura breve de las guindas hiladas y oportunas con la carga. De la rectitud la lógica avanza gasta completar el esfuerzo apenas sin sombra con la frente despejada porque es completamente necesaria. Acequia no encausada silenciosa y escalinata de piedra en reposo

Misma entrega en la plenitud.

Misma entrega en la plenitud. ¡Qué más que el libro de la paz y el viejo árbol de la verdad, te puede dar un hombre bueno en herencia perpetua y viva! José Pómez http://pomez.net

¿Qué encuentras entre flores?

¿Qué encuentras entre flores? Hola mitad cuaderno es hola sembrado nuevo, el inicio del verso, o encender los braseros, con preclaro favor de hundir el escalofrío, en la insensata rima de aceptación urgente. Hola mitad cuaderno es hola sembrado nuevo, a la cúspide helada se llevarán sus pasos, de firmeza y valor encima de humilde estepa,

Terrenos movedizos sembrados con la mar.

Terrenos movedizos sembrados con la mar. Es verdad que te arañan en la frente y los ojos que están sobre la acera y hasta en la retaguardia, hay que ser muy pequeño para pasar debajo, su follaje endiablado reconstruye una sombra, para velar la luz detrás del busto amado en la prolongación de cochera y carreta, quedaron muchos arcos para

Terrenos movedizos sembrados con la mar.

Terrenos movedizos sembrados con la mar. Es verdad que te arañan en la frente y los ojos que están sobre la acera y hasta en la retaguardia, hay que ser muy pequeño para pasar debajo, su follaje endiablado reconstruye una sombra, para velar la luz detrás del busto amado en la prolongación de cochera y carreta, quedaron muchos arcos para

Con pocos enemigos desde el instante mismo

Con pocos enemigos desde el instante mismo del imposible juicio y el pensamiento fluye como el mentado líquido de viejos ejemplos entrelazados picos pedernales y aceros animales de fuego y unas piedras sencillas. Latidos enhebrados al revés de esperanza se escriben en las nubes los que no se publican en papeles mojados medidos y pesados

Te encuentro bien y sin aspiraciones

Te encuentro bien y sin aspiraciones ideando en el conjunto lisonja un invierno y el fin de los sembrados. Estás donde te gusta y sin saber como se encuentra el llano más probable siempre junto a la parte distraída del formulario inerte entre los lirios. José Pómez http://pomez.net

Te encuentro bien y sin aspiraciones

Te encuentro bien y sin aspiraciones ideando en el conjunto lisonja un invierno y el fin de los sembrados. Estás donde te gusta y sin saber como se encuentra el llano más probable siempre junto a la parte distraída del formulario inerte entre los lirios. José Pómez http://pomez.net

Cautivadoras

Cautivadoras Pasó de largo el pequeño paisaje indivisible Sin esas prisas superado y nocturno y por sí mismo Más exigente enfocando el momento de esta manera Recolectores dondequieras que mires de la experiencia Y finalmente sorprendentes trabajos cautivadoras Van superando desafíos primarios de exhibición Es ese número ni una más

Lo más leído