Lo sabes, poesía

José Pómez

Junto a la quietud dormida del agua.

Junto a la quietud dormida del agua dos aves altas se miran con calma sus plumas el reflejo azul del cielo un baile de luz y oro sin recelo. ¿Qué secretos se guardan en sus ojos? ¿Qué sueños se comparten bajo el sol? ¿Conocen el lenguaje ira del viento? ¿Entienden acaso el canto del tiempo? ¿Qué historias se susurran esas olas? ¿Qué

Tras el biombo de la vida.

Tras el biombo de la vida detrás del velo es mentira si se esconde la verdad la cortina de la niebla que nos nubla realidad las distracciones fugaces del olvido confidente nos alejan del dolor mas no se puede escapar a la sombra del rencor. A ti siempre que lo hablamos lo vivido te demuestro te abro mi corazón para que juntos lo veamos

En el umbral de luces.

En el umbral de luces donde el día es la reina una gran piedra brilla como el gris que se peina filigrana de plata que con tu alma se enreda susurrando el deber con tu voz que me anega. Y me miro en tus ojos y me veo prisionero y me bebo las lágrimas que de tus ojos brotan al beber son mis labios fuego que nos trastorna llega la danza ardiente

No eres ni un dios ni héroe ni rey.

No eres ni un dios ni héroe ni rey solo un hombre con sueños sin ley más aun te olvidaste lo humano la vida y libertad por tirano y el poder usaste en oprimir explotar herir y destruir con sufrimiento dolor y muerte sembraste el odio y violencia hiriente. ¿Piensa qué ganas con tanto mal? ¿Tu existencia sí tiene un final? Solo estás

España españa ¿qué te han hecho?

España España ¿qué te han hecho? ¿Quiénes te han roto el corazón? ¿Quiénes te han quitado esperanza de vivir en paz y en unión? España España ¿dónde están los que sí te quieren de verdad? ¿Los que defienden tu bandera y tu soberanía nacional? España España ¿cómo puedes soportar tanta traición? ¿Cómo puedes aguantar

No mires donde está la flecha.

No mires donde está la flecha si en los confines del alma donde la luz se entrelaza con las dos sombras grandiosas o donde nace una fuerza con un fuego inextinguible o un amor que desafía la distancia y hasta el tiempo. Es un latido ancestral eco de estrellas lejanas se despliega en corazón como ala de mariposa. Esta fuerza es como un río

Se asoma curiosa al mundo.

Se asoma curiosa al mundo la pequeña y ágil ave en pos de la arquitectura se apoya en naturaleza para encontrar el jardín hoy silencioso y sereno. La criatura da esperanza sin refugio ni guarida sin morada y sin garganta solo hojas verdes y frescas vivas entre las paredes conforman su hogar y triunfo. José Pómez https://tinyurl.com/3smt2prx

Agua que canta contigo.

Agua que canta contigo. Riachuelo de cristal tú que entre piedras se desliza con tu canto más alegre a la tierra fertilizas. Tus aguas son cristalinas y la vida dan al valle y hasta en la verde ribera las flores se te engalanan. El regato juguetón que a la acequia ya te entrega para juntos llevar vida desde el monte hasta las vegas. Las

Desvío.

Desvío. Errante en la cordura se confundió buscando una puerta al fin se desvió al medio vio como un espejismo de agua y en su brillo pensó encontrar la candela. Las mentiras verdades le parecieron y la ardiente insistencia brisa nevada tu pena lo confunde como a un rebeco se asombra con la cálida luz del bosque. En la quietud dormida

Se puede perder es hasta lógico yo la perdí allí varias veces.

Se puede perder es hasta lógico  yo la perdí allí varias veces pero la encontré tuve esa suerte como solo tú comprenderás con la niebla alargada al extremo. Quizá no se comprenda extravío el reflejo es privado del alma pase un octavo pero no un quinto porque perder en ti el corazón es para no dejar de buscarlo. José Pómez https://tinyurl.com/3smt2prx

Con esa edad que tienes.

Con esa edad que tienes las flores dan sus frutos y lo que te propongas. José Pómez https://tinyurl.com/3smt2prx

El truco de la avutarda.

El truco de la avutarda. Amaneció con un silencio ensordecedor. Los pájaros ya no cantaban, las ranas no croaban, solo el viento silbaba entre las ramas secas de los árboles. La gente murmuraba que la avutarda, una ave legendaria de mal agüero, había regresado para anunciar una plaga de oscuridad y desolación. Astrid, una joven de espíritu

En el ojo cercada en el torbellino y pozo.

En el ojo y cercada en el torbellino y pozo la empresa está en el foco del mercado impaciente con informe en las manos esperando un gran cambio los rumores y dudas aire de incertidumbre ese futuro incierto en calma del desaliño con ojos expectantes clavados en la espera de una respuesta que calme a la fiera atigrada conclusiones tardías

Después de tantos vientos donde se aglomeraron.

Después de tantos vientos donde se aglomeraron en barullo de estelas las enormes patrañas y fueron como luces de apagados candiles al plegarse en la esquina en ellos despierta celos como aquella lumbrera de las mil margaritas que inventó los sonidos de raíces y tallos y se elevó a la altura del costado negado y también en el giro se

Besada por el día hoy no puedes ni quieres.

Besada por el día hoy no puedes ni quieres dejar que tu garganta respire el aire puro solamente en tu mar con las manos desnudas me gustaría verte y que expulsaras el fuego el desvelo y la arena entre exigencias de cisnes. El corazón galopa está escrito en este verso no se te hará difícil será toda una fiesta y nada será ya igual la

La Era Pétrea.

La Era Pétrea. Las piedras mudas fueron las guardianes testigos de la historia y despertaron de su largo letargo conquistando la memoria olvidada en el olvido un sísmico rugido rasgó el cielo y las montañas con fervor se alzaron las calles se poblaron de guijarros, un ejército pétreo sin rencor. Los humanos atónitos y frágiles vieron

Sí somos mujeres y hombres.

Sí somos mujeres y hombres unidos por el amor compartimos sueño y risas y las penas y el dolor sí somos mujeres y hombres familia que no se rinde que luchamos por la vida celebrando cada instante. Mujeres y hombres y somos más que amigos mujeres y hombres y somos un equipo mujeres y hombres y somos una fuerza mujeres y hombres y somos

Encuentro celestial.

Encuentro celestial. Amiga de la infancia escucha mi relato de dos seres dispares y encuentro inesperado una hoja y una estrella sus mundos se cruzaron tejerán con su historia lienzo y cielo estrellado. La hoja humilde y terrena danza el viento en sus venas como en ríos su piel de verde bien llevada el otoño despoja su vestido de gala susurrando

Mitad de Invierno.

Mitad de Invierno promesas incumplidas de los titanes Siempre a la vista misterios en relieve capricho de aro Logro improbable mínima voluntad paciencia máxima José Pómez https://tinyurl.com/3smt2prx ISBN: 9781008924512

Quieres explorar profundidad.

Quieres explorar profundidad de las capas que forman la tierra desde la superficie hasta el centro donde se esconden todas las vidas que te inspiran y aún te sorprenden raíces o rocas minerales que cuenten historias o leyendas. Intentas dar textura hasta a tu alma que sea suave y áspera y rocosa e invite a tocarla o a mirarla y sea muy

Niña de ojos de halcón y melodia.

Niña de ojos de halcón y melodía piel suave como el lino y dulce canto tu esencia aún no se revela en forma un botón por abrir es la palabra sabiduría de eco delicado vasija de la espera más perfecta el crecimiento justo es como un trámite. Los rayos iluminan todo el sol tu suave piel latido y corazón de un sueño que en ti hoy llega

Desde lo alto de la torre en la plaza.

Desde lo alto de la torre en la plaza miro el mundo pasar rápido y blanco vientos de cambio y de guerra implacable dolor y amor continuos sin cesar. Y las vidas de nuevo se suceden como las olas del mar continúan unas que llegan y otras que se van como sombras en la niebla al instante. En la torre de la vida donada se imprime como en su

¡No! No gritan esos malditos.

¡No! No gritan esos malditos gritan los vivos los que luchan gritan los que quieren un mundo mejor más justo y más humano gritan los que se niegan hoy a aceptar la injusticia esclava gritan los que no quieren odio que el mal triunfe sobre el bien gritan los que no tienen miedo para defender sus derechos. Gritan los que no se resignan a

La mar no es una flor.

La mar no es una flor mas guarda en su color la fuerza de la vida y el fuego del amor su energía es el don que mueve al corazón y hace que todo brille con luz y con pasión. La mar y su energía son dos caras de un día se funden en un beso de armonía y belleza la mar es una joya que adorna en el mundo y guarda en su fragancia un dulce

En la playa y la montaña.

En la playa y la montaña en la ciudad o en el campo siempre siempre enamorados siempre juntos parecían una pareja perfecta. Pero ahora que la rutina ha vuelto al fin a sus vidas los primeros roces llegan a surgir y las primeras discusiones ¡ay! también. Como dos peces perdidos fuera del agua de golpe se sienten desorientados no saben cómo

Ya está de nuevo la cabra en el átomo.

Ya está de nuevo la cabra en el átomo. En un átomo de hidrógeno una cabra se encontraba parecía muy feliz con la campana en las manos que sonaba a todo trapo. En su mundo más pequeño brava campana amarilla poseía un soniquete como una canción de cuna y al instante llegó un átomo. De otro elemento distinto y la cabra se asustó se

Se abre una nueva ventana.

Se abre una nueva ventana piano de teclas azules como un lienzo en blanco espera pacientemente a mi mano para que te toque el alma para que te oigan y te hablen. Con esas notas vacías como espejo de cristal reflejas la calma entera con sus blancas y sus negras y sus luces y sus sombras de semejanza y su imagen. Piano de teclas azules que

La mentira deleznable.

La mentira deleznable que no quiere ver el ruin bajo la sombra de un árbol hay un gato blanco y negro observa la realidad pero no la quiere ver. Cuando los pájaros cantan todas las flores florecen el sol brilla sobre el cielo cada día más turquesa pero el gato no lo ve escapa a su entendimiento. Solo ve por la mentira con el rigor desalado

Día de Invierno

Día de invierno el sol brilla en el campo florecen flores José Pómez https://tinyurl.com/3smt2prx ISBN: 9781008924512

Límite en territorios.

Límite en territorios rojo y negro la línea que divide dos mundos la rama y la vela se cruzan en el viento. Rama verde esperanza libertad vela blanca se aferran a frontera junta que las separa limita el territorio. La rama crece extiende la vela aleja y pierde pero el vínculo entre ellas so eterno e indestructible entre tierra y el cielo.

La silla se erige altiva.

La silla se erige altiva cuando el cielo está estrellado la noche es dulce y tranquila y como un faro en la noche grave en su luz y su canto va a buscar la paz del alma sufriendo para ganar. Sigue esperando la silla encontrase con el tiempo en el templo de los lirios el silencio de la noche como un salto de gacela perfuma el aire y la fresa

Ahora que estas en tus sueños.

Ahora que estás en tus sueños y de nuevo todo es nuevo alguien te encuentra y te cuida se repite el hielo al sol dulce paz de la mañana abandona la tristeza. Testigo de la alegría que has acogido a tantísimos y escuchado a muchos más tantas personas has visto solas aquí tanto tiempo en la noche abandonadas. Volverán a ser amados renacerán

Llamada a todos los valientes.

Llamada a todos los valientes prestad un poco de atención ¡oh valientes de corazón oh aventureros sin miedo escuchad mi llamada atentos! Un nuevo mundo nos espera un mundo y posibilidades un mundo de sueños hoy hechos realidad frente a vuestros ojos y es el principio del principio. Venid y uníos a nosotros en esta única y gran empresa

Elefante escondido.

Elefante escondido en la noche oscura de una conversación entre dos almas que se iluminan. Cuando la una pregunta va la otra y le responde y la conversación fluye bien como un río hablan de varias cosas. Las grandes y pequeñas de noticias y humor o del arroz con leche que el mundo está muy mal pero no hay que perderlo. Ni el sentido de

Me atrevo a recordarte los cinco latinos.

Me atrevo a recordarte los cinco latinos. Alivio al sentimiento en confusa tristeza se expresa con el gesto original del copo la posibilidad del efecto y la calma al uso conectado sintetiza afecto potenciador de la voluntad de seguir adelante a pesar de las dificultades. Fuera la tristeza has encontrado el camino en medio del polvo o lágrimas

Diferencia positiva.

Diferencia positiva en la arena las palmeras se yerguen firmes con altas copas verdes y frondosas que se mecen con el viento. Brilla el sol en horizonte y conecta con el mundo se estrellan contra la orilla las olas creando un sonido relajante ante la paz. Cierro los ojos respiro disfrutando la belleza de este lugar que pregunta buscando la

No puedo hablar estoy ronco.

No puedo hablar estoy ronco sobre el agua un pájaro vuela libre sin ataduras como un amor que se escapa pero que nunca se olvida. El sol del verano se ha ido el recuerdo sigue vivo en un corazón que añora lo que pudo haber sido un amor tan dedicado. Habla que se fue y sigue vivo en los dos corazones que nos hacen soñar texto con día en

Sobre la mesa de madera en roble

Sobre la mesa de madera en roble reposa un viejo su cabeza al codo sentado y su ropaje amarillento está cubierto de polvo finísimo son sus manos de cuero desgastado con el tiempo su cara se ha arrugado como las tapas de un antiguo libro. Pero aún así el viejo conserva intacta belleza y sabiduría como un tesoro de plata escondido en el

Regalo al corazón que lo agradece.

Regalo al corazón que lo agradece susurro del pasado hasta el presente revivir una vez y otra momentos fotógrafo de los cien mil milagros tesoro para siempre retener instante congelado para el tiempo detalle para el ojo que lo alcanza. Mirada que delata toda historia el azul que jamás se desvanece sabores de la danza en la armonía tris

No hay aquí un yo oculto.

No hay aquí un yo oculto no hay un centro que busque no hay un fondo que alcanzar no hay un paisaje interior y se afirma en el encuentro el ser es lo que es aquí ahora en movimiento fijo y ahora en un constante cambio en el fondo hondo del alma. No hay un camino a seguir sino una red de senderos no hay una meta a alcanzar a medida que avanzamos

Lo más leído