Lo sabes, poesía

José Pómez

Esa brisa del Este no quiere aflojar.

Esa brisa del Este no quiere aflojar tampoco aumentar su potencia hasta lo máximo de huracán en la puerta de los gladiolos ella mantiene el soplo con fuerza constante. Llega con ganas llega donde nada llega empapada de sal y cubierta de gloria llega oliendo a canela y hasta es posible se imantara en la mar de la cordura extrema. Llega conversa

Fue de necios el comprarla.

Fue de necios el comprarla con esas expectativas la rosa hay que desecharla se utiliza en lavativas. Si maceras entre paredes y acumulas los poderes ayúdate que tú puedes cuídate tal como eres. Al comprender el chantaje solo con esa variante que modifica el paisaje de prisión paralizante. Entre alcauciles se alegan mil tramas de cachiporra

La leyenda apropiada del horizonte incierto.

La leyenda apropiada del horizonte incierto describe otras historias reservadas en venta el extracto de lima permite conocerlas con estrella inteligente llena bolsas vacías. Se ven se pueden ver los ejemplos son visibles algunos increíbles establecen aristas en la fórmula anuncia el momento golpeado mala parte del tiempo esa plateada sin

Nueva arpa fabulosa en mañana de certeza.

Nueva arpa fabulosa en mañana de certeza con nubes de victoria y lazos hechos de migas con la acción retenida oblicua en tiempo adecuado debe de estar aquello debe de estar aprobado. La grima desatada te ayuda enormemente saltan con los diseños las nuevas intenciones las costumbres legales los bloqueos del margen y ese producto del trabajo

El amor escandaloso.

El amor escandaloso que de nadie se alimenta abre los ojos cerrados y el pensamiento reseco. Se festeja lo alejado buscando felicidad difícilmente alcanzable sin la ayuda necesaria. Si se opta por el presente dudando del venidero la canción suena más alta para esos oídos sordos. El esfuerzo doloroso de espaldas brazos y piernas son besos

En la comunidad de leopardos todos pardos.

En la comunidad de leopardos todos pardos la alegría discreta está dormida otra vez los radios de la rueda concentrados al centro enfocan el valor de entre las dificultades Qué extraña asimetría de acero y terciopelo la alerta que respira distancia de silencio entre el acuerdo blanco y la impaciencia de aurora entre el color dorado y

Enlatado en los postes de las llamas.

Enlatado en los postes de las llamas parecen las gacelas que moderan unos días muy buenos anunciados además del sol tal vez agregado como un granulado de los reveses o desde los susurros automáticos de un amanecer de río estrenando la estancia aletargada fresca y nueva. Finalmente el sendero del azar desvanecido al fondo se concreta como

Tres margaritas en agua aparcadas.

Tres margaritas en agua aparcadas junto a ese semillero regalado con estructura de coco y cartón y el mástil elevado entre las flores en un círculo de cristal y acero bajo la sombra fresca más celeste que el cielo que las cubre por estima. Pueden jugar al baño en recipiente que las nutre y protege de los aires siniestros de vapor evaporado

Fabricando visitas

Fabricando visitas es un respiro se fugan los instantes miles a la hora en toda una oración puede y se vive intensamente amor susurro esencia. Entre la confianza alegre en río y la conciencia certera en las estrellas. Un día conectado con una noche lleva a una victoria acentuada. En la armoniosa recreación de las notas salvajes hacia adelante.

Como un juego ucraniano.

Como un juego ucraniano de sueño y de fuego se alargaron miradas desde arriba hasta abajo. Una pausa en los ojos un instante en el pecho un segundo cruzado de infinito a los pies. Explotó la burbuja fría como la escarcha bajaba desde el techo se le acabó el tiempo. Con la verdad ausente contado en alto aflora recuerdo del jazmín claramente

De miradas palabras y los besos.

De miradas palabras y los besos ciudad del paraíso en sus detalles la luz de su belleza dominante próxima a los sentidos a la emoción fecunda entre las nubes y en la ribera. Contiene los silencios más alegres donde nadan delfines los Domingos despiertos entre sueños que se cumplen mucho antes de hablar la primera sílaba la luna se impacienta

Se despeinan las olas.

Se despeinan las olas piensan que son estela resumidas de acierto apuran desmarcaje hundiendo la espiral. Una brisa en lo angosto se oye en Mauricio y como un oleaje es fácil y sencilla únicamente vive. La dulzura salada de la voz silenciosa se toca en lo intangible erguida con la paz la tregua y la constancia. José Pómez http://pomez.net

El hogar verdadero o la ciudad.

  El hogar verdadero o la ciudad preservar la palabra con la vida y desarrollar la estela y la malla la opción desinformada de los pueblos. Recientes elevados y antiguos más escarpados casi verticales lo adecuado resalta sin faltar la estatura rastrea y no aparece. Es la erosión basada en su legado famoso tesorillo reactivado por los

Tiene un bote de lápices de colores

Tiene un bote de lápices de colores comenta y cuenta cuotas de cumpleaños existe es increíble como Spiderman preserva el lugar contra todos los tiempos. En sus proximidades y sin los trámites heroicas rendiciones de manta y sello sin fines indicados es tapadera y sacapuntas de todas las palabras. En lo casual preserva el logro la historia

Creer en él mejora el mundo entero.

Creer en él mejora el mundo entero enciende corazones que deslumbran por el amor que dan se reconocen confían el latido a su persona ya entre nosotros y si se está atento cada instante se escucha su palabra encuentras lo que crees lo reconoces. José Pómez http://pomez.net

La altura de la cuna ofrece un secreto.

La altura de la cuna ofrece un secreto al principio de la aventura emprendida con lo que sucedió sin explicación vagando por los suelos supervisados. El trabajo preñado de obra transforma la lucha de los vientos que confrontados finalmente se encuentran tan abrazados la pérdida lumínica se acelera. Consciente de la llama principal móvil

La obligación no escapa del paisaje.

La obligación no escapa del paisaje ¿qué es lo que recuerdas de los besos del tambor de palabra y sus caricias? ¿y del claro apartado verdiblanco de la alfombra primera de tus sueños? Por ventura concreta del azar ¿se obliga acaso a la brisa a aumentar su fuerza invertebrada entre las hojas? ¿se suprimen galaxias obligadas tejidas por

La contestación a la dama amada.

La contestación a la dama amada puede que se retrase un par de días que parezca que no oigo sus palabras y hasta el sendero de la melodía propuesto que interroga los recuerdos puede parecer mudo que se explaya cuando llega el momento del futuro crea con pensamiento lo que siente dice que siente lo que piensa y vive mirándote a los ojos

En lan porfía oxidada.

En la porfía oxidada el ciudadano fortuito es barrendero gratuito de casa grande inventada por no escribir complicada. Su azotea de lingotes se agita en fuga por lotes acaso igualar se pueda saludando en esta rueda a pintora de barrotes. José Pómez http://pomez.net

El sol se pone

El sol se pone enfrascado en su juego intermitente muy lentamente por la tarde desciende rojo y brillante quedan atrás esos campos arados y besa el mar entre las nubes va en una bienvenida con su sonrisa la magistral cálida y amorosa guía en la noche con la certeza prometida en el cielo de su regreso José Pómez http://pomez.net

El mantel de los años de la tana

  El mantel de los años de la tana no es rosa ni punzante es berenjena de los témpanos de nieve la hiena procede con su aullido charlatana. Hace sesgo aplanado en la ventana donde se orea al viento la melena aparenta ser tela de serena tocado el sol se alienta con la rana. Es muy dudoso que quedé aún en peñón piedra o peña algún

Botita de agua de la misma Francia.

Botita de agua de la misma Francia un amor declarado con perfume es muy grande valiosa y ni presume con ello se denota su elegancia y ha sido una perfecta vigilancia de esperanza entre sus manos resume más cierta y solo pido que no fume árbol de flor perpetua en la constancia de unas pausas quizá fingidas salten te sobrevuelen y mientan

Ipso facto.

Ipso facto. Persigue el pensamiento nuevo a diario en calma y desosiego sin descanso y si decide origen del salario hasta el más bravo se convierte en manso, que esquinar la razón del calendario disuelve alas y espanta a ese ganso por alérgico al viejo abecedario que enamora con su órbita al remanso, es rápida en cuadrícula amistosa

No se angustia ni se cansa jamás.

No se angustia ni se cansa jamás ni se abandona al viaje de los tiempos no sabe soñar tramas de la nada es de suponer que está recubierto de una capa de plástico acolchado que al salir a los juegos se desinfla le persigue una fama de cenizo aunque él goza sin duda buena suerte determina el instante desusado para llegar a tiempo ahora

Tocas mi mano y siento al mismo tiempo.

Tocas mi mano y siento al mismo tiempo tus sentimientos tus sueños y anhelos lo contrario y lo hecho por derecho un conjunto rotundo de emociones donde había dos cuerpos diferentes se edificó uno solo que camina e integrando las flores selecciona acciones talentosas tu mirada afecta todo instante entre nosotros lo inusual se reinventa sobre

Si nada permanece sin patrón.

Si nada permanece sin patrón no corre el carro vuela a Venezuela si anima el animado animador iré –negarlo no puedo– resulta inexacto el amor auto consciente. En lo que no hay ninguna duda es en que lo sabe incluso anticipando los confines supremos se rindieron al mejor fin inquieto del trabajo el que se puede dar para su gloria. No

Las gracias por estar es suficiente.

Las gracias por estar es suficiente pensar en el vacío que se queda siempre conduce a la misma tristeza la serenidad se halla muy despacio. Si el ser amado se va en los abrazos se despierta y se siente sin angustias de tarde en tarde se puede perder el color de lo bien que se presiente. El especial instante del sabor cúspide y gema puede

Del cielo y hasta el mismo cielo escrito.

Del cielo y hasta el mismo cielo escrito se recibe y se lee lo sentido y el anhelo continuo de seguir sintiéndolo muchos muchos años la gracia la cordura la condena la forma seria de los mal llamados resúmenes urgentes y felices. José Pómez Http://pomez.net

La debilidad es como un hermético.

La debilidad es como un hermético tarro plastificado transparente quizá se pueda ver en su interior un hombre esclavizado en lo pendiente puede incluso que sea de oro al completo y hasta una piedra azul celeste clara pueda restar su paso en la marcha mas aun el contratiempo fortalece ingenio desmedido lo curioso es la escasez de ideas difamantes

Tiempo perdido.

Tiempo perdido amor ganado tierra perdida alma ampliada agua perdida aire ganado. El perder y el ganar se confunden a veces con muestra intermitente se repiten conductas grafismos incoloros y fuego redomado. José Pómez http://pomez.net

El caballito el gato y el conejo.

El caballito el gato y el conejo enmudecidos todos solidarios con la sirena alerta en la parada de primavera llena con tus carreras de recuerdos nacientes entre olas perfectas y alineadas a tu nombre. Al mundo descubierto (estaba helado) por no nombrarlo nunca pasa el tiempo cara a cara eterniza la mirada en altavoces de tus dos mejillas sigues

Tu amor ya no convive ni contigo.

Tu amor ya no convive ni contigo ni con esas ideas desecadas que intentaste implantar ya desechadas en todo el orbe menos en tu ombligo. Concentras frustraciones tu castigo en modificar rótulos de entradas de avenida y de calle a toneladas en vez de dar al pueblo pan y trigo. Esculpas tu fracaso eres muy bueno corriendo justificas lo perverso

La era de los lavados.

La era de los lavados del último suspiro de experiencia entreteje la música electrónica el cosmos y hormigas la escena queda unida y cuota que comenta dentro de un disparate con sombra cotidiana floreciente en el fuego la alfombra placentera y el sobre natural que todavía existe entre presas y vistas. Se recuerdan los días con la edad

Hoy llámame Martínez.

Hoy llámame Martínez ordéname doblar señalizar la cola hacer la caja y cierre o ir al almacén en el turno correcto ah que se me olvidaba lo escribo entre sargentos y no me llames <<gordi>> por dos motivos claros porque yo no lo estoy y porque no procede en el vocabulario de un buen supervisor. José Pómez http://pomez.net

De estirpe afectuosa por los siglos.

De estirpe afectuosa por los siglos en el hogar esférico derrama esa harina tostada con azúcar y el misterio ondulado de las trenzas en la losa azulada oculta al sueño. En una muy pequeña conejera con techo de ladrillos inmaduros se agrupan las costumbres con el fuego la fortaleza cubre la ladera hervida con la luz de la esperanza. Alejados

El año se ha estirado por la afrenta.

El año se ha estirado por la afrenta y el caballo relincha a la primera la bondad fracasó en las vibraciones frescas caídas entre las cortezas de la luz y del agua triangulada. Como la única esfera rociada presume en plenitud del paraíso mira como jamás miró un olvido juega con los silbidos denunciando rellenos de mentiras repetidas.

Lo más leído