Lo sabes, poesía

José Pómez

La llegada que alienta el puente nuevo.

La llegada que alienta el puente nuevo siente el lado y también el otro lado conoce ella sorpresa por la brisa que va de la mar al monte y congenia con el sentir de fuego de sus manos la caricia y el roce que sentía en la barcaza que otra vez estaba agrupada al espacio de la luz y a la estela afilada conocida corre aliciente para al final

Siendo el mismo y distinto.

Siendo el mismo y distinto otra forma de ser enamora al dormido el inicio parlante probable reconecta en lo interno consciente permanece y aumenta creación que asombra depende de nosotros porque nunca ningún crecimiento evitó aceptar los recuerdos. Destacando entre todo el llanto y la alegría y lo que sí dijeron tus ojos que miraban las

Tu amor infinito.

Tu amor infinito dado sin medida hoy se multiplica pronto lo confirma un hecho innegable misterioso y único. Donde todo te importa es seguro tu amor precede y lo aumenta al confín del tiempo resistente al manto y siempre te encuentro. Te aproxima el viento y alargas tus brazos al principio escrito de exactos latidos de tu alma a la mía

En su estilo es nueva.

En su estilo es nueva cortés en su mezcla entre los arreglos como el agua antigua la idea que ayuda implica expresarla la vida te ayuda con gesta ignorada ladeada y elástica la espera concisa. José Pómez http://pomez.es

Debes hablar de todo.

Debes hablar de todo si son tus sentimientos le importan a tu cuerpo y le importan a tu alma debes hablar de todo si contigo tropiezo mi corazón se agita como agua en la cascada dulce en salto privado ¿no lo sientes ni lo oyes? Puedo estar aquí siempre lejos cerca de ti recomponiendo el puzle cerca y lejos de ti al grito de los lirios si

Archipiélago.

Archipiélago. Archipiélago. No seré quién te niegue mis caricias trenzada tu cordura que suspira más bella que la estrella que nos mira por ese ventanal de las delicias. Ni esa brisa rizada con noticias de escalofrío sufre si respira banana en un instante se retira en el ardiente medio que propicias. El chispazo cedido el mar y el monte

Detrás de la morera.

Detrás de la morera se escuchan sus reclamos va el amor con la herida mientras tanto al calor en ventana feroz sangra el vidrio dormido. Traquetean los nombres que esperan para entrar susurran ideales empujando las ramas tumbadas y mojadas prisioneras de aliento. Con los recién nacidos las tardes calurosas son crueles más si acecha la mancha

Pronto será el día que te defienda

Pronto será el día que te defienda ya vuelve el arte digno y favorable en el clima benigno del incrédulo con charla placentera acumulada. Oh guinda o mi amor de música y sueño como engalanada ola se encadena salitre y tierra en trato generosa la raíz de la vida entre pinares. Oh pilar de palabra el gallardete de la emoción izado ante

Me pides que desate un solo nudo.

Me pides que desate un solo nudo y sabes que lo haré en la sacudida será dejada al lado y caerá tan lentamente como una motita y como esa penumbra tan difusa. La pared no es la piel de la escalera prescindiendo de luz de la mañana han cebado la sombra y retomando el inventario oculto de las tardes con el precio del tiempo por lo suelos.

Como si de una oferta se tratase.

Como si de una oferta se tratase y con la caña se pescara el pato perdido que suspira por mandato del líquido no idéntico al envase sí que varía un poco en forma y clase pero sigue y aspira sin formato las pompas concentradas por contrato camufladas pero en cuanto se engrase el polipasto aterra convertido no es el líder no cabe el ambicioso

Desde que llega.

Desde que llega llena el día y lo alegra lo hace de luz donde estaban las sombras van las burbujas del destino pequeño dulce meloso a la vida y al sol la regadera tándem de la pileta de la pureza la fuente de los cielos más majestuosa estelar y secreta. José Pómez http://pomez.es

De la impaciencia prensada.

De la impaciencia prensada moderna tela de baño suelos de piedras y de arena bondadosa en la mirada experta en guiño y en formas. Resulta una calle al mar un purgatorio sencillo un bosque sin fin ni extremos contradicción de calceta en monte de panadero. Vestimenta de ida y vuelta banco que enseña sus signos y aroma de los naranjos árbol

Los pueblos vienen al jardín mimado.

Los pueblos vienen al jardín mimado no escuchan al fantasma ni al pirata buscan y encuentran claros horizontes piedras esplendorosas palo seco. Y ese rayo balsámico suma alas como en el bosque del amor libera el lamento la lágrima y el choque más hermoso de todas las estrellas. Con la victoria se templan los campos el aullido de la paz

El sublime espectáculo del mundo.

El sublime espectáculo del mundo anota en la memoria la montaña blanca en gloria y topó donde el sendero remonta y brilla con manto de plata lamento de adversario derrotado. Y en la bondad el suelo milagroso se esparce como el sueño de la música junto al carro hay una puerta al Sol y al lado de esta la puerta a la Luna ignorante de todo

Ennoblece el anuncio al corazón.

Ennoblece el anuncio al corazón la belleza luchando con recuerdo feroz y dolorido del momento la solicitud limpia la pereza mortal de los cansancios intocables En la altura serena se declinan los besos con los ojos con el alma se enfrentan rutilantes veredictos en las nubes felices de tu pecho con la ágil libertad de la hermosura. Con calma

Eres la verdadera palabra escrita.

Eres la verdadera palabra escrita eres como un mandato valiente y difícil Si hablar y responder a admiradores intocados alerta al fiel de lo aprendido. No hables que lo supera se inunda olvido sin la necesidad y eres presente. Entre la soledad del alma calma conocida en los montes y el eco amable. En silencio buscado quiere sentirte vive

Influye en la existencia con su sufrimiento.

Influye en la existencia con su sufrimiento con su dolor y amor que ilumina el camino viviendo alegra todo lugar donde llega como una esencia nueva flota en el espacio el más bello regalo un milagro el destino. Experimento contra el perímetro inverso para superar las grandes dificultades en la conciencia unidos con lo extraordinario en el

Esa brisa del Este no quiere aflojar.

Esa brisa del Este no quiere aflojar tampoco aumentar su potencia hasta lo máximo de huracán en la puerta de los gladiolos ella mantiene el soplo con fuerza constante. Llega con ganas llega donde nada llega empapada de sal y cubierta de gloria llega oliendo a canela y hasta es posible se imantara en la mar de la cordura extrema. Llega conversa

Fue de necios el comprarla.

Fue de necios el comprarla con esas expectativas la rosa hay que desecharla se utiliza en lavativas. Si maceras entre paredes y acumulas los poderes ayúdate que tú puedes cuídate tal como eres. Al comprender el chantaje solo con esa variante que modifica el paisaje de prisión paralizante. Entre alcauciles se alegan mil tramas de cachiporra

La leyenda apropiada del horizonte incierto.

La leyenda apropiada del horizonte incierto describe otras historias reservadas en venta el extracto de lima permite conocerlas con estrella inteligente llena bolsas vacías. Se ven se pueden ver los ejemplos son visibles algunos increíbles establecen aristas en la fórmula anuncia el momento golpeado mala parte del tiempo esa plateada sin

Nueva arpa fabulosa en mañana de certeza.

Nueva arpa fabulosa en mañana de certeza con nubes de victoria y lazos hechos de migas con la acción retenida oblicua en tiempo adecuado debe de estar aquello debe de estar aprobado. La grima desatada te ayuda enormemente saltan con los diseños las nuevas intenciones las costumbres legales los bloqueos del margen y ese producto del trabajo

El amor escandaloso.

El amor escandaloso que de nadie se alimenta abre los ojos cerrados y el pensamiento reseco. Se festeja lo alejado buscando felicidad difícilmente alcanzable sin la ayuda necesaria. Si se opta por el presente dudando del venidero la canción suena más alta para esos oídos sordos. El esfuerzo doloroso de espaldas brazos y piernas son besos

En la comunidad de leopardos todos pardos.

En la comunidad de leopardos todos pardos la alegría discreta está dormida otra vez los radios de la rueda concentrados al centro enfocan el valor de entre las dificultades Qué extraña asimetría de acero y terciopelo la alerta que respira distancia de silencio entre el acuerdo blanco y la impaciencia de aurora entre el color dorado y

Enlatado en los postes de las llamas.

Enlatado en los postes de las llamas parecen las gacelas que moderan unos días muy buenos anunciados además del sol tal vez agregado como un granulado de los reveses o desde los susurros automáticos de un amanecer de río estrenando la estancia aletargada fresca y nueva. Finalmente el sendero del azar desvanecido al fondo se concreta como

Tres margaritas en agua aparcadas.

Tres margaritas en agua aparcadas junto a ese semillero regalado con estructura de coco y cartón y el mástil elevado entre las flores en un círculo de cristal y acero bajo la sombra fresca más celeste que el cielo que las cubre por estima. Pueden jugar al baño en recipiente que las nutre y protege de los aires siniestros de vapor evaporado

Fabricando visitas

Fabricando visitas es un respiro se fugan los instantes miles a la hora en toda una oración puede y se vive intensamente amor susurro esencia. Entre la confianza alegre en río y la conciencia certera en las estrellas. Un día conectado con una noche lleva a una victoria acentuada. En la armoniosa recreación de las notas salvajes hacia adelante.

Como un juego ucraniano.

Como un juego ucraniano de sueño y de fuego se alargaron miradas desde arriba hasta abajo. Una pausa en los ojos un instante en el pecho un segundo cruzado de infinito a los pies. Explotó la burbuja fría como la escarcha bajaba desde el techo se le acabó el tiempo. Con la verdad ausente contado en alto aflora recuerdo del jazmín claramente

De miradas palabras y los besos.

De miradas palabras y los besos ciudad del paraíso en sus detalles la luz de su belleza dominante próxima a los sentidos a la emoción fecunda entre las nubes y en la ribera. Contiene los silencios más alegres donde nadan delfines los Domingos despiertos entre sueños que se cumplen mucho antes de hablar la primera sílaba la luna se impacienta

Se despeinan las olas.

Se despeinan las olas piensan que son estela resumidas de acierto apuran desmarcaje hundiendo la espiral. Una brisa en lo angosto se oye en Mauricio y como un oleaje es fácil y sencilla únicamente vive. La dulzura salada de la voz silenciosa se toca en lo intangible erguida con la paz la tregua y la constancia. José Pómez http://pomez.net

El hogar verdadero o la ciudad.

  El hogar verdadero o la ciudad preservar la palabra con la vida y desarrollar la estela y la malla la opción desinformada de los pueblos. Recientes elevados y antiguos más escarpados casi verticales lo adecuado resalta sin faltar la estatura rastrea y no aparece. Es la erosión basada en su legado famoso tesorillo reactivado por los

Tiene un bote de lápices de colores

Tiene un bote de lápices de colores comenta y cuenta cuotas de cumpleaños existe es increíble como Spiderman preserva el lugar contra todos los tiempos. En sus proximidades y sin los trámites heroicas rendiciones de manta y sello sin fines indicados es tapadera y sacapuntas de todas las palabras. En lo casual preserva el logro la historia

Creer en él mejora el mundo entero.

Creer en él mejora el mundo entero enciende corazones que deslumbran por el amor que dan se reconocen confían el latido a su persona ya entre nosotros y si se está atento cada instante se escucha su palabra encuentras lo que crees lo reconoces. José Pómez http://pomez.net

La altura de la cuna ofrece un secreto.

La altura de la cuna ofrece un secreto al principio de la aventura emprendida con lo que sucedió sin explicación vagando por los suelos supervisados. El trabajo preñado de obra transforma la lucha de los vientos que confrontados finalmente se encuentran tan abrazados la pérdida lumínica se acelera. Consciente de la llama principal móvil

La obligación no escapa del paisaje.

La obligación no escapa del paisaje ¿qué es lo que recuerdas de los besos del tambor de palabra y sus caricias? ¿y del claro apartado verdiblanco de la alfombra primera de tus sueños? Por ventura concreta del azar ¿se obliga acaso a la brisa a aumentar su fuerza invertebrada entre las hojas? ¿se suprimen galaxias obligadas tejidas por

Lo más leído