Lo sabes, poesía

José Pómez

La mirada ganada con la vida.

La mirada ganada con la vida en la tierra de nuestros doloridos como ahora somos fuego de colores y sin nada los sueños sin vivencia a diario levantada se llevaron ganancias de ese juego blanco y negro a cambio frecuentaba los confines y daba todo incluso el vino idéntico como partida allá en el mismo cielo amanece y la finca azul futuro

En este instante alienta flaca espera.

En este instante alienta flaca espera rotunda se sumerge sin poder sobrecargada alumbra en el principio sutil de lo mal puesto y en la ingenua tensión de los tirantes donde oscila despedida de rosa no muy alta blanqueada hasta la media altura solo la sedosa engañada se descubre como antojada de préstamo idéntico. Nada pero es certeza sin

Ni los cruces fortuitos de miradas.

Ni los cruces fortuitos de miradas de los cuatro más uno publicadas ni en el ojeo de rimas primeras de excusas adictivas financieras las caídas pendientes van cargadas sin frutas del ambiente aquí citadas . Y acepta lo que quieras orgullosa no diré qué te aqueja sí eres mosa sobrante en tu criterio de la calma sí algo no va bien prendido

Una tarde en el fuego encendido.

Una tarde en el fuego encendido se fuerzan con la letra en la memoria los recuerdos y fugas moduladas ocultando al celoso las esquinas y encendiendo valores descosidos con la autorización cierta y alegre irracional que avisa abiertamente del artificio que por mucho menos y sin apenas danza a todas horas se fabrican capullos en paredes. José

Fibras y vibraciones cocidas.

Fibras y vibraciones conocidas se mantienen girando de por vida no se ocultan los gritos ni perdidos si se acercan al límite regresan al centro de las aguas más calientes en ese instante solo se sujeta en la cadena de miel derretida. Por su gran magnitud se deshilacha soporta el viento y no hay ni que dudarlo ha encontrado el modelo y su

Inconsciente amor de ocio y de campana.

Inconsciente amor de ocio y de campana divagan las llamas cómplices del aire un instante suben prósperas ansiosas y en unos segundos sucumben en calma se detallan fríos de antojo apagados de la niebla urbana al brío rural el ruido vendido al precio del hollín del conocido hilo a clara vestimenta. Material pendiente y rotunda palabra se

Cuando la vida empieza.

Cuando la vida empieza se acentúa el espacio y huye un escalofrío con primeros latidos y una mirada larga pregunta por un nombre uniendo la leyenda y la pista de amor. Surge como un legado creado en el pensamiento y más tarde en el mundo de la nada a la vida pudiera parecer poca cosa o quizá el pez que nada en fuente escribiendo estos

Hay personas modernas no lo dudo.

Hay personas modernas no lo dudo en el mundo moderno de los cuentos y han hecho experimentos sin espejos sin viaje ni experiencia suficiente y contra el peor sonido de los libros ralentizan sentido de la marcha del extremo amor vuela al inconsciente artificio habitual mas indeleble y ante los ojos de los solitarios pudiese parecer un juego

Aquellos que fueron estos.

  Aquellos que fueron estos bajan y elevan la luna y escapando de la noria en cuanto el sol lo permite va el burro de nuevo al trigo. El equipo de tres vías no esconde boca de riego en edredón de plumón aquí con lápiz lo escribo va el burro de nuevo al trigo. Para exprimir sensatez en un techo bajo y viejo en maníaca madeja y en

Ves no fue tan difícil.

Ves no fue tan difícil las ideas conservan interesantes giros ejemplos avistados en el río y su cauce el cañón vertical construido en España. Cortina por semana tradicionales puntos chimenea en proyecto para la arcilla blanca y el tejar del sustento aprecia los finales de la jara y del roble. Y el brezo distinguido entre el monte de harina

Mareada por la costumbre.

Mareada por la costumbre ya es vieja la libertad y en su generosidad se olvida de muchedumbre por su falta de quejumbre. O quizá es como lo entienden que pocas veces lo aprenden tiesos se han quedado cortos no acaban de contar votos que a paso lento defienden. La riqueza del lenguaje merma con los capitales faltan cuatro radicales perdón

Expolio bacteriano del flagelo.

  Expolio bacteriano del flagelo como un río y un pueblo moldeados por el tiempo y en ellos sobrevive mantiene con su marcha desplazada embate fidedigno condonado y en su núcleo imparable se desliza desplazándose contra la corriente la economía de la región se coloniza con los transeúntes más presurosos de toda la industria la

En la cárcel de la palabra oída.

En la cárcel de la palabra oída no es extraña la llama extraviada la sordera decrece si es ahumada y aunque esa uva parezca divertida, va esperanza secreta ya asociada a la próxima espera tan dormida y en el silencio queda definida balada que conduce hasta la amada. Y en las nieblas abiertas del asombro se percibe constante inalterable

Volvemos a empezar.

Volvemos a empezar. Un rayo es un rayo de poses pertinentes de valla en la portada y cigarro apagado para cuidar en algo las garantías rotas con las celebraciones simples y legendarias si anulando los precios se congela el anillo. Ni mercenario invicto ni factura impagada donde un año es un año celosía se enmarca y un por favor se escribe

En cuanto empieza el día hablo contigo

En cuanto empieza el día hablo contigo como un imán sensato en tu ventana la claridad asume su esplendor y comienzan preguntas de rutina en medio de un silencio lo distingo el sabor de la vida es tus respuestas esperadas en vilo hasta que llegan… Y confirman lo que espero escucharte todo igual no hay nublado todo bien y mueve incertidumbre

Arrebatiña.

Arrebatiña incidente en el sol reparcelado Tira y afloja la incertidumbre elástica de la existencia José Pómez http://pomez.net

Te sostendré en mis manos.

Te sostendré en mis manos mi salinera somos dos castellanos mas que sufriera de acuerdo repentino yo seguiré mostrándote el destino te lo diré. Con palabras burlonas sin el cartucho aún quedan personas que fuman mucho la honestidad se llora no representa la ignorancia qué ignora ni qué instrumenta. José Pómez http://pomez.net

Estoy con Pascual.

Estoy con Pascual y todos sus días aunque no lo oigo para destacar aquí improvisado su buen hacer siempre también los nublados. Y así recalcar detenidamente el crecimiento agradecer como arrimado contra viento racheado y marea viva. Durante el descaro porque es una pena que nuestro país lleve tantos días siendo único centro de atención

Polar terreno polar.

Polar terreno polar nunca es suficiente amor te toque tu me tocaste y fueron las circunstancias las culpables de alejar una vida y nuestros cuerpos a otra vida y a otros cuerpos. Afirmaciones impuestas con docena de canciones interpelan fuente y rostro donde deja y donde dejo alguna también de broma desarrolla carcajadas en hilarante coloquio.

Se compraron las hojas al peso en el mercado.

Se compraron las hojas al peso en el mercado por reloj son medidas fragancias submarinas de un geranio con flores morado desecado su emblema es yerba Luisa con cuatro mandarinas. Y unas cartitas breves de olor certificado no lo malinterpretes no huele a nectarina ni confundas esencia de laurel con pecado ¿acaso un alma llena de gracia desatina?

Galería mamarracha.

Galería mamarracha dijo que no lo sabía desesperando el tranvía y en el tengo que ir lo tacha. Algún espejo trasero advierte hartura y remacha en el instante que hilacha se olvida de todo obrero. Va impregnando los ladrillos de pasión y en retahíla nace vive y se jubila realizando mil cursillos. Expuesta queda algarada para el tránsito

Marginales acróbatas.

Marginales acróbatas y poetas guerrilleros se reúnen y se unen avivando las llamas de todos los relámpagos. Los centros descentrados acumulan refugios en aulas ventiladas expandiendo el principio del pulso en movimiento. Representa y define lo hermoso y permitido lo sucedido y cierto en esta oscuridad de acción desconectada. Se obtiene

Habrá anhelos y sueños.

Habrá anhelos y sueños. Dejemos encontrarnos comprobemos los vientos acaso no sabemos amarnos entre nosotros cazando en el recuerdo se diluye el presente dice adiós muy deprisa como una fuga abierta se despide sin cambios. Es parado después sujeto en unas manos entre libros amantes directo a los islotes pertrechados de cielo y las cuatro

No se rinde mi aurora de las almas.

No se rinde mi aurora de las almas apenas crece el texto en su horizonte circula como un rayo por el monte pregunta por las venas y las calmas. Y se familiariza con sus armas amando lo correcto y polizonte reclamando memoria del bisonte con los libros abiertos en sus palmas. Llorando no y urgente mucho menos existe en el transcurso de la historia

¿En nadie? Comprendo.

¿En nadie? Comprendo. Desde las raíces a la transparencia como analizadas entre los vaivenes de constitución. O son flacas flacas o son gordas gordas así son los dados no se averiguaron posibilidades ni las tecnológicas. Ni la fuente exacta por tanto te digo y que no te sirva como precedente que aún no te he escrito sentado a la puerta.

Inasumible

Inasumible error e imprecisión un despropósito Un despropósito de error e imprecisión e inasumible José Pómez http://pomez.net

Reservados derechos.

Reservados derechos de unas grietas menudas inconsistente a veces sin llegar a defecto canta a columna y reja. Me escribe y no es payasa y hasta cita mis versos aquellos de amor puro los raros extraviados también los de consejos. Si acaso te consuela te lo dejaré escrito el alivio es de santos y siempre es muy sencillo como lo es la verdad.

Sobre las filas armónicas.

Sobre las filas armónicas a su vera y aliadas las colas largas de espera son la puerta de los pollos en la contienda del hambre asados no achicharrados y alados como los buitres. Si existe tanto adversario oteando la cerca escrita la postergada esperanza y el aroma de la playa que se atrae en lo más maltrecho desbandada de ocurrencias va

La lealtad no se olvida.

La lealtad no se olvida su campana amigable recorre todo el mundo y agradece el contacto. A veces sobre un muro la muchacha sonríe cree y así lo afirma que es un infante alegre. Su persona es la vida y su juego la música es el alma más limpia de su naturaleza. Y así es sublimada refugiándose al tacto de la belleza amada imparable en

Sonrisa que yo quisiera.

Sonrisa que yo quisiera la quiero siempre contigo acaso el tiempo la alargue como lo hacen tus ventanas vigilantes de estos bosques tan integrados en tu alma en la luz como en la vida necesita una mirada la hora que nos conocimos entre jirafas humildes. Fijado en lo que no ocurre se piensa y se piensa en falso entre un sapo y otro sapo apenas

Sin ropa de agua ni lumbre.

  Sin ropa de agua ni lumbre machacando los ladrillos entre la cal y la paja viven los niños ya viejos apegados a la lluvia que moja el cuerpo y el alma. No se desprende el vestido donde no hay ninguna tela todo es sufrimiento esclavo sin cuadernos ni futuro solo se congregan amplios suspiros de la esperanza. El enfado se detiene frente

La isla innombrable.

La isla innombrable se transforma en tus ojos continuamente bella llama al movimiento oro del principio instantáneo. Se encuentra en su centro dando la bienvenida a la mar y a sus barcos labora independiente la entrada de la ría. No hacen falta más señas o quizá falte alguna que en estas latitudes casi todo depende del amor y la lluvia.

Si subes a lo más alto y te pasa.

Si subes a lo más alto y te pasa yo te creería sin duda y lo hago esas cosas que te pasan a solas nada más despertar con la mirada. Acertar y saltar en el trasfondo subir sobre las nubes corriendo ver los pájaros el perro y ovejas y hasta un mono pequeño que sonríe. Los aplausos quisieron defenderte en el día apropiado de ojalá es

Un barco propio con tesoro dentro.

Un barco propio con tesoro dentro reflexiona linterna con su luz el tesoro no es mío es de mi primo de los racimos mas irregular la gavilla de rojo suena mucho si se agita y se acerca a los oídos brilla su amor y brilla su pintura. En los cielos resueltos se confunden la niebla y los colores del trineo es como si orbitara ya la luna la pregunta

Torticolis inversa doble y tersa.

Torticolis inversa doble y tersa. Qué cómo va va como a ti te va tú eres el mundo que responde al mundo las modificaciones reproducen añoranzas terribles y se hace algo se involucra la luz donde no escapa. Serena venturosa agradecida las intenciones son robotizadas la posibilidad que no se tiene contesta con pasajes de ocurrencias bajo

Que te acompañen ripios.

Que te acompañen ripios presentes y divinos en el dulce intercambio de dibujos por versos es ideal tu presencia mas importante siempre por tu leal amistad. Como eres real conversas constantemente en risas en conjunto gozadas se ilumina mirada la luz se aterciopela como una capa emblema con muecas de tu rostro. Una suma del alma juega bien

Lo más leído