EL GOBIERNO SOCIALCOMUNISTA, UN DECHADO DE CHAPUZAS EN SESIÓN CONTINUA

Las compras chungas de Sanidad están infectadas de corrupción: 36 millones en respiradores a una empresa sin experiencia

El consejero de la compañía agraciada, con vinculaciones directas con Bono y Zapatero

Las compras chungas de Sanidad están infectadas de corrupción: 36 millones en respiradores a una empresa sin experiencia
Illa haciendo negocios con una empresa cuyo consejero, Miguel Ángel Panduro, tuvo relaciones directas con Zapatero y Bono.

A estos les da igual Juana que su hermana.

Todo sea por tapar su inoperancia inicial con la pandemia del coronavirus. El problema es que lo están haciendo con chapuzas en sesión continua y echándose en brazos de compañías escasamente recomendables.

La información que este 24 de abril de 2020 destapa el digital Okdiario es una muestra más del pestilente aroma a corrupción que emana del Gobierno de Pedro Sánchez.

El ministro de Sanidad, el filósofo Salvador Illa, no solo es que esté más perdido y despistado que un pulpo en un garaje, es que directamente está sobrepasado por los acontecimientos.

La última ‘hazaña’ de este lumbreras al frente del departamento sanitario ha sido la de adquirir unos 5.000 respiradores al precio de 36 millones de euros.

La cuestión no es la compra en sí, puesto que hay carencia evidente de estos aparatos en la sanidad española para poder hacer frente a la pandemia del coronavirus.

El problema radica en la empresa a la que el Ministerio de Illa ha recurrido para hacerse con esos cinco millares de respiradores.

Se trata de Escribano Mechanical and Engineering, una compañía que se dedica a la fabricación de componentes electrónicos para el Ejército.

Cierto es que no está especializada en equipamientos sanitarios, pero esa no es la cuestión dada la readaptación de muchas empresas en esta crisis sanitaria.

Lo que verdaderamente preocupa y viene a arrojar una evidente sombra de sospecha es que en esta compañía es consejero Miguel Ángel Panduro Panedero, quien durante ocho años fue consejero delegado de la empresa pública Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España SA (ISDEFE), dependiente del Ministerio de Defensa, en tiempos de otro ‘genio’ que pasó por el Palacio de La Moncloa, José Luis Rodríguez Zapatero y con José Bono como ministro de Defensa.

El administrador único de Escribano Mechanical and Engineering SL, Javier Escribano Ruiz, firmó un contrato por valor de 36.054.007 euros con el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), que depende del ministro Salvador Illa.

La adjudicación tuvo lugar el 9 de abril de 2020 cuando la cifra de fallecidos por el Covid-19 se elevaba nada más y nada menos que a 15.000 oficiales (que no reales) y se superaban de largo los 150.000 contagiados.

Gracias a ese acuerdo, se produjo el suministro de 5.000 equipos de respiración pulmonar portátil para atender a los enfermos de coronavirus en los centros hospitalarios. La empresa se comprometió a entregar todo el material en el plazo máximo de dos meses, a un ritmo de 600 respiradores cada semana.

UNA EMPRESA QUE FABRICA ESTRUCTURAS METÁLICAS

Según el Registro Mercantil al que ha tenido acceso el digital de Eduardo Inda, la empresa Escribano Mechanical and Engineering SL fue constituida en febrero de 1998. Su actividad principal es la fabricación de estructuras metálicas y sus componentes. Cuenta con una plantilla de 200 trabajadores y tiene su sede en Alcalá de Henares.

Esta compañía obtuvo el año 2019 un contrato del Ministerio de Defensa, por importe de 9 millones de euros, para instar 34 estaciones de armas remotas Sentinel 2.0 de calibre 12,70 mm, en las fragatas de la Armada española.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído