El esfuerzo del PSOE extremeño no fue suficiente para evitar una nueva humillación del líder socialista

Sánchez, sin escapatoria: Abucheado en mitad de un ‘mitin privado’ en Cáceres

El presidente del Gobierno fracasa en su intento de darse un “baño de masas” y, pese a lo limitado del público, tuvo una nueva dosis de ‘jarabe democrático’

Pedro Sánchez sigue sin poder escapar o esconderse de los abucheos en cualquier ciudad que visita.

El presidente del Gobierno intentó darse un ‘baño de masas’ la localidad de Navalmoral de la Mata (Cáceres), donde realizó una jornada con las personas que habitualmente realizan actividades en el Hogar de Mayores. Sin embargo, el tiro le ha salido por la culata.

En mitad de su ‘mitin privado’, el líder del PSOE recibió silbidos y abucheos. Una imagen ya tradicional en cada uno de sus actos públicos en los que no puede controlar totalmente el público asistente.

Esta vez no ha sido la excepción y pese al esfuerzo del PSOE extremeño, Sánchez no se ha librado de las críticas, como ocurre en cada uno de sus últimos, y limitadísimos, actos públicos.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha acompañado al presidente junto a la alcaldesa de la localidad, Raquel Medina. Antes de la declaración institucional, sin preguntas, ambos presidentes se han detenido durante un largo rato con los asistentes, con quienes se han fotografiado mientras Moncloa retransmitía ya la señal institucional.

Al más puro estilo de un mitin electoral (un formato poco habitual en una comparecencia del presidente del Gobierno) Sánchez ha pronunciado su alocución rodeado de simpatizantes socialistas.

Una imagen que, en actos institucionales, no suele ser habitual por razones de seguridad. Los afines al presidente se han situado a escasos metros de Sánchez, mientras que sus críticos se han tenido que quedar más alejados.

La larga lista de abucheos

El abucheo le recuerda su bochornoso momento vivido en Salamanca el pasado 30 de julio, cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid fue recibida entre aplausos y vítores en la Plaza Mayor, donde justamente horas después sería abucheado el presidente del Gobierno.

La escena vivida por Isabel Díaz Ayuso fue totalmente diferente a la que se apreció solo horas después, cuando Pedro Sánchez acudió a la Plaza Mayor para para hacer la ‘foto de familia’ de la XXIV Conferencia de Presidentes autonómicos.

Los vecinos de la localidad abuchearon al líder del PSOE y le pidieron a gritos que deje la Moncloa.

Tanto fue así la pitada al mandatario español que, como informa el periodista Eduardo Inda, Moncloa optó por suspender el paseíllo que habían diseñado para Sánchez por las calles más emblemáticas de la capital charra por miedo a que el cabreo de los ciudadanos con el socialista se llevase todos los honores mediáticos.

La escena se suma a una larga lista de abucheos que ha protagonizado Pedro Sánchez en sus viajes por España.

Es importante recordar que el socialista ya recibió ‘jarabe democrático’ en Alcalá de Henares el 31 de mayo (pese a la orden de cerrar el casco histórico de la ciudad), así como en su visita a Fitur, durante su visita a Ceuta después de la invasión de inmigrantes ilegales de Marruecos y hasta en el inicio del encuentro amistoso entre España y Portugal del pasado 4 de junio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Lo más leído