El 23% de la población japonesa tiene 65 años o más

¿Quieres estar saludable y vivir más? Este es el secreto de la dieta japonesa 

Japón es el país del mundo con más personas centenarias en todo el planeta. El secreto de su longevidad se basa no solo en sus alimentos, sino también en la manera de prepararlos

¿Quieres estar saludable y vivir más? Este es el secreto de la dieta japonesa 

Los japoneses poseen la esperanza de vida más alta del mundo, con una media de 83,84 años. 48 de cada 100.000 cumplen los 100 años. Ningún otro lugar está cerca de ese número.

Esto, nos hace preguntarnos: ¿Cómo lo hacen? ¿Cómo mantienen tan buena salud por tanto tiempo?

La respuesta es simple: mantiene un vínculo especial con su dieta, prácticamente inalterable al paso del tiempo.

Y es que Japón es un país fiel a su cultura y tradición, donde la alimentación juega un papel fundamental.

En los 90, el nutricionista Walter Willett, se refirió a la longevidad de los japoneses en un artículo académico en el que también destacó el bajo número de muertes por enfermedades del corazón.

Un estudio publicado en 2017 por la revista ‘British Medical Journal’ desveló que sus costumbres culinarias tenían el poder de disminuir el índice de mortalidad hasta en un 15%, haciendo especial hincapié en las enfermedades cardiovasculares y los derrames cerebrales, entre otras afecciones.

¿De qué se trata la dieta japonesa?

La dieta japonesa se basa en un concepto bastante amplio como señala la epidemióloga Shu Zhang, del Centro Nacional de Geriatría y Gerontología de Japón.

Recientemente, un estudio que revisó 39 investigaciones sobre la conexión entre la dieta de los japoneses y su salud encontró algunos elementos en común: pescado, vegetales, soja y otros productos como arroz, salsa de soja y sopa miso.

De hecho, en general, este tipo de dietas está asociada a una reducción de las muertes por enfermedades del corazón, dice Zhang, aunque no en el caso del cáncer.

Es que según las estadísticas, los expertos aseguran que es fundamental que las personas lleven una dieta saludable para tener buenas defensas.

La Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard publicó un ilustrativo artículo en el que Teresa Fung, profesora del departamento de Nutrición, recomienda cinco alimentos imprescindibles que deberíamos incluir a menudo en nuestra dieta.

Es interesante que también parece conectada a una baja tasa de mortalidad en general.

Por otro lado, Tsuyoshi Tsuduki, profesor de biociencia molecular de la Universidad Tohoku, investigó qué versión de la dieta japonesa puede contribuir a alargar la esperanza de vida.

Inicialmente, utilizó datos de encuestas para representar lo que sería la dieta de los japoneses en los 90. Y lo mismo para los estadounidenses.

Usó platos de la dieta japonesa y la estadounidense para alimentar durante tres semanas a unas ratas de laboratorio cuya salud fue monitoreada muy de cerca.

Las ratas que llevaron la dieta japonesa tenían menos grasa en el abdomen y menos niveles de grasa en la sangre pese al hecho de que ambas dietas tenían la misma cantidad de grasas, proteínas y carbohidratos.

Eso les llevó a pensar que las fuentes de los nutrientes, pescado en lugar de carne, arroz en lugar de trigo, por ejemplo, tenían un efecto en el resultado.

Pero estos experimentos se han profundizando, los investigadores elaboraron diferentes versiones de la dieta japonesa de los últimos 50 años, ya que la dieta de los japoneses ha cambiado considerablemente con el paso del tiempo (especialmente en las ciudades donde la dieta ha crecido con más influencia occidental).

Tsuduki y sus colegas creen que los microbiomas -el conjunto de genes de las bacterias que habitan en nuestro organismo- pueden ser una de las cosas que median los efectos de sus investigaciones, después de observar cambios en el microbioma intestinal durante uno de sus estudios.

El secreto de de la dieta japonesa

Según los efectos positivos de los diferentes estudios de Tsuduki y su equipo es que todo podría deberse a cómo se preparan las comidas y sus nutrientes.

Las comidas se componen de diversos platos pequeños que ofrecen una variedad de sabores. Los ingredientes se cuecen al vapor o a fuego lento y raramente sonfritos.

Asismo, se sazonan con pequeñas cantidades de condimentos de sabor intenso en lugar de ponerles sal o azúcar en exceso.

En conclusión, puede ser que los beneficios de la dieta japonesa no se deban a una cualidad mágica de las algas o salsa de soja, sino en comer una variedad de alimentos cocinados de manera saludable, junto con verduras y legumbres.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído