Los empleados de una granja de peces en Vancouver intervinieron cuando un águila intentó comer un pulpo grande, lo que resultó en una batalla

Feroz batalla entre el pulpo y el águila

Un águila calva en la costa oeste de Canadá se enteró de que sus ojos pueden ser más grandes que su estómago después de que un pulpo estuvo a punto de ahogarlo.

Después de escuchar los gritos provenientes del agua en el extremo noroeste de la isla de Vancouver, los empleados de una granja de peces que investigaban los ruidos ocurrieron en un ave y un cefalópodo encerrados en la batalla.

El pulpo gigante del Pacífico, que se había vuelto un carmesí profundo, había enrollado sus tentáculos con fuerza alrededor del águila, que flotaba impotente en la superficie.

«Al principio solo vimos y no sabíamos si debíamos interferir porque, ya sabes, es la Madre Naturaleza», dijo John Clett, un empleado de Mowi West Canada, a CTV News.

Parecen de otro planeta, pero habitan en las nuestros océanos y son unos animales fascinantes. Los pulpos cambian de forma y de color a voluntad, expelen nubes de tinta y desaparecen entre grietas y estrechas cavidades. Estas criaturas de apariencia alienígena cuentan con un sistema nervioso único que les proporciona una destreza extraordinaria, además de muchas otras particularidades que los convierten en unas criaturas únicas y fascinantes.

Curiosidades sobre el pulpo:

  • Los pulpos son inteligentes:
    ¿Lo sabías? El pulpo es un animal con memoria y capacidad de aprendizaje. Se dice que son los invertebrados más inteligentes, y su capacidad sensorial les permite aprender del entorno. Incluso son capaces de reconocer su posición con respecto al espacio en que se encuentran. Se conocen casos de pulpos en cautividad que han aprendido de sus cuidadores a abrir botes de comida
  • Tienen tres corazones alojados en su «cabeza»:
    El pulpo es un animal en constante movimiento. Quizá por eso necesita dos corazones para transportar la sangre sin oxígeno a las branquias y el tercero para bombear la sangre con oxígeno por todo el cuerpo.
  • El pulpo se reproduce solamente una vez en su vida:
    Como hemos visto en el vídeo, las hembras solamente ponen huevos una vez en la vida. Y del mismo modo, los machos suelen morir a las pocas semanas de haber fecundado a la hembra.
  • La sangre de los pulpos es azul:
    Esto se debe a que la molécula transportadora del oxígeno en el organismo del pulpo es la hemocianina en lugar de la hemoglobina. El cobre que contiene la hemocianina es lo que le da el color azul. Esta sustancia le permite mantener su temperatura corporal en aguas a temperaturas bajo cero, evitando su congelación.
  • Existe un tipo de pulpo venenoso:
    El género de pulpo Happalochlaena  s.p.p. se encuentra en el Océano Pacífico. Los pulpos de esta especie almacenan en sus glándulas salivales un potente veneno: la tetrodotoxina. Lo inyectan a su víctima a través del «pico» o diente que tienen, que presentan también los demás géneros de pulpo. Pero no debes preocuparte. Las especies de este género no suelen sobrepasar los 15 centímetros. Además, como hemos dicho, es un animal tímido y huye rápidamente de la gente.
  • Son capaces de modificar su forma y  color para camuflarse, e incluso la textura de su piel:
    El pulpo es un animal tímido que prefiere huir o tratar de pasar desapercibido ocultándose antes que atacar. Si contrae ciertos músculos, su piel tendrá una apariencia rugosa que puede confundirse con un trozo de alga. Además contienen unos saquitos con pigmentos de color en su epidermis, que pueden abrir o cerrar a voluntad para mostrar diferentes formas y colores. ¡Son auténticos artistas en el arte del camuflaje!
  • Y utilizan sus pigmentos de color durante el cortejo:
    Los pulpos realizan rituales de cortejo a base de movimientos corporales, utilizando su capacidad mimética para crear reflejos iridiscentes y atraer a las hembras. Se dice que son selectivos al escoger a sus parejas y capaces de tener «celos» de forma parecida a los humanos.
  • Tienen un sistema de propulsión a chorro:
    Además de utilizar sus largos tentáculos para moverse, los pulpos pueden propulsarse por el agua a gran velocidad. Para ello atrapan agua y la retienen dentro de su manto contrayendo sus músculos. Después la expulsan a gran presión a través de una especie de «embudo», que pueden dirigir para ajustar la dirección en la que quieren moverse. Este sistema de propulsión a chorro ha servido de inspiración para diseñar sistemas similares que facilitan maniobras de pequeñas embarcaciones.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído