Hacienda López de Haro Blanco 2018: complejo, intenso y de brillante acidez

Hacienda López de Haro Blanco 2018: complejo, intenso y de brillante acidez

Acaba de salir esta primavera la nueva añada del Hacienda López de Haro Blanco, correspondiente al 2018, una de las novedades para esta temporada del Grupo Vintae. Como aquí he venido contando, el Grupo ha ido abriendo bodegas en numerosas Denominaciones de Origen, pero como ellos mismos nos declaran, «aunque hemos explorado mucho, en Vintae nunca perdemos de vista nuestra tierra porque aquí, en Rioja, hemos aprendido casi todo lo que sabemos. Con Bodega Hacienda López de Haro quisimos recuperar la auténtica esencia del Rioja, de sus vinos finos, de los clásicos que hicieron grande a esta región porque representaban la elegancia. Pero si queríamos crear vinos actuales no bastaba con fijarse en la tradición. Por eso, en la colección Hacienda López de Haro, la histórica finura riojana se une a la personalidad de la uva de excelente calidad de nuestros viñedos viejos para crear auténticos clásicos contemporáneos. Para ubicar nuestra bodega elegimos la histórica localidad de San Vicente de la Sonsierra, en el corazón de la D.O.Ca. Rioja, flanqueada al norte por la Sierra Cantabria y al sur por el río Ebro. El microclima de la zona y sus suelos arcillo-calcáreos generan las condiciones perfectas para el viñedo.

Este especial blanco riojano está elaborado en su mayoría con viura y completado con otras variedades (malvasía, garnacha blanca, tempranillo blanco, sauvignon blanc y chardonnay), habiéndose realizado una selección de viñedos viejos en el caso de la viura y la malvasía y plantaciones más jóvenes del resto de variedades. Los viñedos están situados en la Rioja Alta (Sonsierra y Alto Najerilla) y  en la Rioja Alavesa. La vendimia se realizó de forma manual durante todo el mes de octubre. Tras 24 horas de maceración y un prensado suave, se realizó la fermentación controlada en pequeños depósitos. En relación con la crianza, una quinta parte del vino pasó 3 meses en barricas de roble francés y de Europa del Este. El resto permaneció en pequeños depósitos de acero inoxidable hasta que la crianza terminó. Después se hizo el coupage de ambos y se embotelló, alcanzando un grado alcohólico de 12,5% Vol. Esta añada 2018 ha sido especialmente buena para blancos y rosados (mañana le comentraemos sobre el rosado) en la zona. La primavera, lluviosa y fría, obligó a vigilar de cerca las enfermedades fúngicas. Gracias a las buenas temperaturas del verano, la uva llegó en buen estado sanitario a la vendimia, que fue
muy selectiva.

En cuanto a la cata, presenta a la vista un color amarillo pajizo, de gran limpidez y vivacidad, mientras que en nariz se percibe un ensamblaje de aromas florales y frutas, destacando las notas de pera con los matices más frescos de membrillo. En el fondo se perciben aromas de crema y miel, que le confieren un carácter muy agradable. El matiz de mineralidad final le aporta complejidad e intensidad. En boca es armonioso y persistente. Su carácter untuoso inicial evoluciona hacia una brillante acidez. Es un vino intenso, con tensión, muy equilibrado y con final elegante. Deja recuerdos de carácter cítrico que generan sensaciones frescas y amables. Su PVP es de 5,60 €. ha merecido esta añada 90 puntos en la Guía Peñín 2020.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído