RECUERDA A LA PALIZA QUE RECIBIERON DOS GUARDIAS CIVILES Y SUS PAREJAS EN 2016 EN ESA LOCALIDAD NAVARRA

Guardia Civil: una banda de más de 20 proetarras embosca y patea a un agente en Alsasua

Guardia Civil: una banda de más de 20 proetarras embosca y patea a un agente en Alsasua

Es lo que tiene echarse en manos de Bildu, que los proetarras se acaban creciendo y creen que todo el monte o que, en este caso, Alsasua (Navarra) es todo orégano. El PSOE, que se ha entregado de hoz y coz, a los herederos políticos de la ETA, tiene que tragar como los violentos vuelven a dominar con puño de hierro las calles de Navarra y como se acosa con todas las facilidades del mundo a los agentes del orden –La podemita Belarra realiza todo un ejercicio de demagogia en Twitter a favor de los proetarras de Alsasua y le llueven vivas para la Guardia Civil-.

Si en 2016 dos agentes de la Guardia Civil fue rodeado y apalizado en un bar de la localidad navarra de Alsasua, los hechos volvieron a repetirse en la madrugada del 6 de febrero de 2020 y muy cerca del mismo establecimiento de ese municipio. De momento, que se tenga constancia, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, aún no se ha pronunciado sobre el particular –¿Sabías que la madre de uno de los condenados de Alsasua, es cabeza de lista de Bildu en Navarra?-.

Los hechos ocurrieron ya pasadas las seis de la mañana del 6 de febrero de 2020 cuando una unidad de la Benemérita intentaba retirar de la vía pública varios contenedores que un nutrido grupo de abertzales, que estaban celebrando la festividad de los quintos por Santa Águeda, habían incendiado para formar una barricada. Nada más percatarse los jóvenes de lo que estaban haciendo los guardias civiles, se fueron hacia ellos alrededor de una veintena y no precisamente con las mejores intenciones –.

Los efectivos de la Benemérita vieron como se les abalanzaron de manera violenta, a la par que les lanzaban botellas y todo tipo de objetos contundentes. Fue tal la agresividad con la que se emplearon que llegaron a derribar a uno de los guardias civiles mientras que el otro compañero intentaba llegar al coche patrulla para solicitar la llegada de refuerzos –La madre de un Guardia Civil de Alsasua deja helado a Alsina: «Le mataron a patadas»-.

Al final, cuando coches de la Guardia Civil y de la Policía Foral arribaban al lugar de los hechos, los jóvenes proetarras huyeron a vela llena, aunque ya se ha podido identificar a cinco de los que intervinieron en este acoso y emboscada a la Guardia Civil y se sabe con seguridad que uno de ellos pateó al agente.

LA HISTORIA SE REPITE

Esta agresión hacia los miembros de la Guardia Civil rescata de la memoria lo que sucedió hace tres años y medio, en octubre de 2016, en esa misma localidad navarra y muy cerca además del famoso bar Koxka.

En ese establecimiento, ocho jóvenes del municipio agredieron con total impunidad a un teniente y a un sargento de la Guardia Civil, así como a sus parejas.

Los abertzales que participaron en esa paliza fueron condenados por las agresiones, aunque posteriormente el Tribunal Supremo rebajó las condenas de los acusados que había impuesto la Audiencia Nacional. Finalmente, los radicales se enfrentaron a penas que oscilaron entre un año y medio de prisión a nueve años y medio de cárcel –La Fiscalía navarra avala la ‘fiesta del odio’ de Alsasua para contentar a Sánchez y a los proetarras de Bildu: «la Guardia Civil debe tolerar las ofensas»-.

 

 

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído