Pato a la pekinesa o laqueado

Pato a la pekinesa o laqueado
Pato a la pekinesa o laqueado

A finales de enero se celebra el Nuevo Año Chino. Las familias se reúnen entorno a la mesa,  se sirven platos como el pato a la pekinesa o ‘pato laqueado’ , el pastel de arroz «nian gao», o los ‘ golden potstickers’, empanadillas doradas que simbolizan la prosperidad.

Más de 400 millones de personas de origen chino se desplazan en el mundo previo a la celebración de su Nuevo Año, es la celebración más esperada al reunir a familias que viven lejos. En otro artículo de Periodista Digital hicimos gyozas chinas, hoy pato a la pekinesa.

Como hacer pato a la pekinesa

Una receta con siglos de historia, se preparaba pato asado en China desde las dinastías del Sur y del Norte, (420-589). Sin embargo se desconoce si la receta se parecía a la de ‘pato a la pekinesa’. En la dinastía Yuan, (1271-1368) es cuando el pato se incorporó a la corte imperial.

Ingredientes

  • Un pato entero – 2 kilos, (puede ser congelado)
  • Salsa de soja – 2 cucharadas
  • Miel – 2 cucharadas
  • Agua – 5 cucharadas)
  • Vinagre de arroz – 1 cucharadita
  • Polvo de hornear o levadura química – 1 cucharadita
  • Sal gorda- al gusto

Preparación

  1. La receta lleva un paso previo el día anterior. El pato lo compramos limpio, (los tienes congelados a 2.95 € el kilo). Dejar descongelar en la nevera durante toda la noche.Pato a la pekinesa o laqueado
  2. Al día siguiente sacar el pato de la nevera, secar con un papel de cocina por si tiene algo de humedad, tanto por fuera como por dentro.
  3. Sazonar con sal gorda.
  4. Para tensar la piel del pato: en una cacerola calentar 500 ml de agua. Cuando esté hirviendo con mucho cuidado escaldamos el pato. Lo sujetamos sobre la cacerola, y vamos rociando con agua hirviendo sobre la piel, ayudándonos con un cucharón. Este paso es importante para que luego la piel nos quede brillante.
  5. Mezclar la salsa de soja con la miel y el agua, añadir el chorrito de vinagre de arroz. A continuación cubre con papel film e introduce en el microondas unos 15 segundos al máximo.
  6. Deja reposar la mezcla y luego añade polvo de hornear. Este es un truco para extraer la humedad de la piel del pato y para elevar el Ph, para que la piel nos quede dorada y más crujiente.
  7. Para facilitar la preparación introduce en el interior del pato una copa de cerveza, de esa forma puedes mantener el pato erguido.
  8. Coloca dos palillos debajo de la alas para mantenerlas separadas.
  9. Con una brocha de silicona ‘pintar’ el exterior del pato con la mezcla de salsa de soja y miel. Cubre con papel de aluminio y deja reposar una hora.
  10. De nuevo vuelve a pintar el pato con la mezcla de salsa de soja.
  11. Coloca el pato en una fuente, cubre con el mismo papel de aluminio y deja reposar en la nevera al menos 8 horas.
  12. A mitad de tiempo (sobre las 4 horas). Le damos la vuelta al pato y de nuevo pintamos con la mezcla de salsa de soja y miel.
  13. Al día siguiente tras el reposo la piel del pato tendrá un tono más oscuro. Precalentar el horno a 180º.
  14. Colocar el horno en una bandeja, procurando que la pechuga quede hacia arriba.
  15. Hornear a 160º durante unas dos horas y quince minutos, es mejor hornear a 150/160 que a 180º, aunque tardemos más tiempo, de esa forma el dorado será más uniforme.
  16. Cuando estemos a mitad de cocción dar la vuelta al pato.
  17. Finalizado el tiempo de horno, sacar el pato y dejar reposar al menos 5 minutos antes de servir.Pato a la pekinesa o laqueado

También te puede interesar

Chop Suey, receta original

¿Te ha gustado la receta de pollo a la pekinesa? En Facebook tienes más ideas para escoger.

Te puede interesar

Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído