Recetas caseras

Pulpo a la gallega: trucos y consejos para que te quede perfecto

El delicioso sabor y textura del pulpo lo han convertido en todo un manjar y tesoro gastronómico de Galicia. Pero esta receta requiere de la técnica de su preparación. Aquí te decimos los mejores trucos y recomendaciones para que el pulpo te quede en el punto perfecto

Los platos a base de pescado son uno de los grandes protagonistas de la exquisita gastronomía de Galicia. Esto se debe, por supuesto, a la tradición pesquera de las poblaciones del litoral gallego.

Desde las famosas empanadas de atún, rape a la gallega, hasta las sardinas y percebes son recetas extendidas y popularizadas a nivel nacional e internacional.

El pulpo es uno de esos grandes tesoros de la dieta atlántica y uno de los productos estrella de la cocina gallega.

Aunque puede prepararse de muchas maneras, en Galicia, el pulpo se cocina principalmente ‘á feira’ -a la feria– que es la forma más tradicional de preparar el pulpo en toda la Comunidad y en algunas zonas puntuales como en Mugardos, se puede degustar el delicioso pulpo a la mugardesa, así como el pulpo a la brasa o ‘polbo ao esparavel’ que podemos encontrar en algunos establecimientos míticos.

El pulpo a la gallega es una de las maneras más populares de preparar el pulpo. Esta receta se ha extendido por todo el mundo.

Su preparación es sencilla pero su resultado es realmente espectacular.

El pulpo a la gallega es una de la recetas más amadas de la cocina gallega.

Según algunas referencias, el origen del ‘pulpo a feria’ viene de la localidad de O Carballiño (Pontevedra), una población que curiosamente no tiene costa.

Antiguamente existía en este lugar un monasterio donde sus monjes iban a las costas a cobrar el diezmo en forma de pulpo seco.

En las ferias de ganado los monjes entregaban a las mujeres los pulpos secos donde los ponían a cocer en unas ollas, de ahí que se llame pulpo a feira.

La carne del pulpo fresco es especialmente consistente, de manera que si se va a cocinar directamente debe golpearse con un mazo de cocina para que suavice. Aunque, también se recomienda congelarlo y descongelarlo con tiempo para prepararlo, porque se consigue el mismo efecto de una forma cómoda y más sencilla.

¿Cómo reconocer un pulpo fresco?

El Pulpo fresco gallego solo es posible comprarlo desde octubre hasta marzo aproximadamente, el resto del año ha de ser congelado.

Por esta razón, debemos tener especial cuidado cuando lo compramos fuera de temporada. Muchos pulpos que se venden como aparentemente frescos pero en realidad son pulpos descongelados que deberemos consumir inmediatamente ya que no deberíamos congelarlos de nuevo.

A diferencia de otros productos del mar que podrían perder calidad por la congelación, para el pulpo la congelación es beneficiosa, pues rompe las fibras musculares haciendo que el pulpo quede mucho más tierno al cocinarlo.

Tradicionalmente, lo que se hacía era darle una buena paliza al pulpo para conseguir el mismo resultado.

Cuánto pulpo tengo que comprar

Durante la cocción, el pulpo es uno de los productos que más se reducen. Así pues, debes considerar esto al momento de comprar, tomando en cuenta cuántas personas van a comer de tu preparación.

Cuando se trata de cocinar pulpo, debes contar con que necesitarás medio kilo de pulpo fresco por persona.

Ingredientes

  • Patatas o cachelos
  • Un pulpo
  • Aceite de oliva
  • Sal gruesa
  • Pimentón dulce o picante

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído