El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

«Política y lenguaje» me ha agradado

“POLÍTICA Y LENGUAJE” ME HA AGRADADO Dilecta Pilar: Como esta mañana sí había ejemplar del Heraldo de Aragón en la librería/papelería “El Cole”, que regenta mi amigo Miguel Ángel, “Fangio”, en la página 24 de dicho diario he podido leer tu artículo “Política y lenguaje”. Me parece cabal, coherente y oportuno que

Pizarra que soporta toda tiza

PIZARRA QUE SOPORTA TODA TIZA “—Señoría, si lo que usted acaba de aseverar es verdad irrefutable, que todos los ciudadanos, ellas y ellos, como así se afirma en el artículo 14 de la Constitución Española de 1978, somos iguales ante la ley, ¿por qué usted, antes incluso de redactar el fallo o tras firmar la sentencia de este

Las dos paletas de Isis, jarrón chino

LAS DOS PALETAS DE ISIS, JARRÓN CHINO Hoy, esta tarde, durante la siesta, ha vuelto a gravitar sobre mi “cronotopo” el eterno retorno, quiero decir, que ha vuelto a suceder lo acostumbrado, porque también he soñado con Isis, en concreto, con sus dos paletas (me refiero, por supuesto, a sus incisivos, los dos dientes situados en la parte

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (2)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (2) ENTONCES TE SENTISTE SU ACTUAL MUSA Dilecta Isis: Entonces te sentiste (fue atinada y feliz tu intuición) tres cuartos de lo mismo, o sea, como lo que, sin duda, eres para este menda, su actual musa literaria. Luego (cuando termine de dar cumplida respuesta a tu correo) releeré lo que andaba trenzando,

Me esforzaré en que sea hiperdichoso

ME ESFORZARÉ EN QUE SEA HIPERDICHOSO Dilecta Pilar: De nada. Que siga ahí; es lo que hizo, hace y hará que tu vida siga siendo atrevida y precavida (alternativamente y/o al mismo tiempo). Es lo que te quería decir en el correo anterior, que es difícil pensar de manera distinta de la que es habitual en nosotros, aunque nuestra obligación

En la hoguera arde el cobarde

EN LA HOGUERA ARDE EL COBARDE   Detecto/detesto la hipocresía En/de quien presume de osado, Porque, cuando fue acosado Y vejado, bien tosía. A él le urdí esta poesía: Como devengas cobarde, Más pronto, auguro, que tarde Finarás donde fenece Quien encoge cuando crece La hoguera donde el tal arde.      Ángel Sáez García

Ten, Iris, la mejor suerte

TEN, IRIS, LA MEJOR SUERTE   Iris, tener buena suerte Te mereces, proba musa; Lo contrario quien te acusa: Se envanece de ser/su fuerte, Pero la parca, la muerte, Le sorprenderá cagando, Con un zurullo librando Un combate desigual En el esfínter anal, Haciendo fuerza, apretando.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Es tu esfera, Iris, edén

ES TU ESFERA, IRIS, EDÉN   Es tu esfera, Iris, edén, Paraíso, cielo, gloria, Fuente de gozo y de euforia, Quid de que urda “que le den” A quien no te ve fetén Ni considera la prenda Más tierna para este menda, Quien gobierna mi razón, Cuerda da a mi corazón Y de luz llena mi agenda.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Estoy en deuda con Gustavo Adolfo

ESTOY EN DEUDA CON GUSTAVO ADOLFO Dilecta Pilar: Transcurridas en paz (en varios lugares del planeta Tierra ha seguido habiendo guerra, claro; para variar, como si en la variedad siempre estuviera o radicara el gusto; comentario escrito con recochineo, por supuesto) las Navidades (a Pedro Sánchez los Reyes Magos, expertos en el ilusionista

Tuviste los arrestos de encomiarme

TUVISTE LOS ARRESTOS DE ENCOMIARME ABORREZCO QUE ME HAGAN ALABANZAS Jamás me habías llamado antes por mi nombre de pila, Ángel, hasta que el día de tu trigésimo sexto cumpleaños una cosa llevó a otra y, siguiendo dicha dinámica o mecánica, a llenar con ellas un saco y, como colofón, por una desinhibición o inesperada falta de asco,

Amado, amador y amante, un diamante

AMADO, AMADOR Y AMANTE, UN DIAMANTE (¿CÓMO LLEGAMOS TÚ Y YO A ESCRIBIR JUNTOS?) Dilecta Isis (ambos, tanto tú como yo, sabemos, a ciencia cierta, que ese no es tu verdadero nombre, pero ya te advertí con bastante antelación de que esa era la gracia que iba a usar, a partir de entonces, cada vez que decidiera urdir sobre tu persona, vida

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (1)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (1) Dilecta Isis: ¿Que cómo estoy? Sumamente admirado y agradecido por las letras que agavillaste o reuniste para conformar los párrafos de tu respuesta, que acabo de releer. Pero, parándome a reflexionar y valorar dos segundos (como noto que me he quedado corto, agregaré al susodicho par algunos más)

Celebro que sacaras punta al viaje

CELEBRO QUE SACARAS PUNTA AL VIAJE Dilecta Pilar: Celebro que sacaras jugo y punta al viaje, esto es, que fuera fructífero (hacer nuevos —sobre todo, si estos devienen luego en buenos— amigos, no es mala cosecha) y lamento que os/te haya supuesto cansancio, pero ¡que os/te quiten lo bailado, o sea, lo andado/guiado/rodado, subido y/o

Mis pupilas están fijas en Iris

MIS PUPILAS ESTÁN FIJAS EN IRIS   Mis pupilas están tan ocupadas, Tan fijas en mi amada Iris y atentas, De empezar a calmar su sed contentas, Que ellas se ven al paraíso aupadas.   Mis pupilas están tan extasiadas Contemplando su luz, que te alimentas, Lector, tú también de ella y documentas Que son una legión las admiradas.

Cuando es un impostor quien pronostica

CUANDO ES UN IMPOSTOR QUIEN PRONOSTICA Anoche (le aclaro al lector inhabitual o esporádico, ella o él, que, cuando  dicho adverbio demostrativo sale de mi pluma, viene a valer lo mismo que una noche, la pasada, o la de hace un mes, un semestre o un año), soñé, tras cenar frugalmente (lo asiduo en mí, pero no suele faltar la excepción,

Acaso aquí, lector/a, halle el remedio

ACASO AQUÍ, LECTOR/A, HALLE EL REMEDIO    Los seres humanos, considerados individualmente, somos tan diferentes, tan variopintos, que (no siento un ápice o una pizca de temor a la hora de alegar este aserto) a nadie le extrañó oír lo que a uno de ellos se le ocurrió decir y adujo por vez primera, que no a todas las personas les sirven

¿Vivimos una agonía?

¿VIVIMOS UNA AGONÍA?   ¿Vivimos una agonía, Pues llamamos progresismo A lo que es puro entreguismo O, aún peor, felonía? Lo que hasta ayer nos unía, La Constitución, no pega, Pues todo quisque una pega Pone, formando un acervo Que resulta al gusto acerbo, Desde el alfa hasta la omega.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Los libros nos hacen libres

LOS LIBROS NOS HACEN LIBRES   Los libros nos hacen libres. Aunque ene mentiras cuentan, Verdades también frecuentan De variopintos calibres. Ojalá, Iris, no te libres De esa no cárcel, portarlos En las manos y admirarlos Mientras los lees con gusto; Y solo sea un disgusto Morrocotudo acabarlos.      Ángel Sáez García   

Mi mente es un depósito de nuevas

MI MENTE ES UN DEPÓSITO DE NUEVAS (ALGUNAS DE LAS TALES SON ANTIGUAS) Son muchas las personas que alguna vez me han hecho idéntica pregunta, por qué escribo. Básicamente, a todas ellas les he contestado, poco más o menos, lo mismo, que me he sentido empujado a abundar o disentir del autor (ella o él) de las opiniones escuchadas o leídas

Misiva abierta a los Magos

MISIVA ABIERTA A LOS MAGOS   Les pido a los Reyes Magos Que la paz reine en el mundo (Como está, lo encuentro inmundo), Que trabajen más; son vagos. Merecerán mis halagos Cuando entreguen una amada Que no sea más callada Que la suegra de mi musa: Si a ella la tiene confusa, A mí que no me hable nada.      Ángel Sáez García

El buen perfume va en frasco pequeño

EL BUEN PERFUME VA EN FRASCO PEQUEÑO    Por el paseo que comunica catedral con catedral, que va de seo a seo (estoy hablando, por supuesto, de una ciudad “bicatedralicia” con —lo reconozco— un ápice o pizca de malicia), no a aseo, aunque pueda sonar igual, deambulan, mientras departen amigablemente, dos colegas, profesores, asesores

Toda pasión que tengas has de cuidarla

TODA PASIÓN QUE TENGAS HAS DE CUIDARLA Dilecta Pilar: Gracias. No creo que haya palabra mejor en español, aunque a mí, por su sonoridad, me puedan gustar más otras (caramba o carámbano, por ejemplo, aunque la segunda no sea, no, como alguien cree, la negación de la primera). Como dicen los franceses, “es el gesto lo que cuenta” (siempre

Te confirmo, sin ser obispo, lo obvio

TE CONFIRMO, SIN SER OBISPO, LO OBVIO Dilecta Pilar: Acabo de llegar de la sede la UGT de Tudela. Nos acaban de imponer a una docena (a mí, en concreto, en el jersey azul que visto) el pin de plata de la citada organización sindical, por llevar afiliados al mentado sindicato desde el 93 del pasado siglo (más de veinticinco años). Ya ves,

Yo soy lo que he leído y admirado

YO SOY LO QUE HE LEÍDO Y ADMIRADO Dilecta Pilar: Cierto. Abundamos en el asunto que tenemos entre manos; coincidimos al cien(to) por cien(to). Así es, pero me temo (sin temer nada, solo sospechar) que si el Adviento, tiempo propedéutico, no es dichoso, no lo será la Navidad. Somos lo que fuimos (las cicatrices de nuestra piel lo demuestran

Aspiro a conocer la repanocha

ASPIRO A CONOCER LA REPANOCHA Dilecta Pilar: ¿Que me ves filosófico? Mujer, algún poso de filosofía tuvo que quedarnos tras pasar muchas horas de un lustro entero dentro de la Facultad de tal nombre, ¿no? Más que importante, me parece importantísimo, sin duda, lo primero, conocer, para proceder a coronar lo segundo, amar. Cuando quien

¿Erijo un monumento con palabras?

¿ERIJO UN MONUMENTO CON PALABRAS? ENSALZO LA EXCELENCIA DONDE LA HALLO “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero los hay que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles”. Bertolt Brecht    No miento (del verbo mentir) cuando

Esto otrora era tendencia

ESTO OTRORA ERA TENDENCIA   “Hasta los sabios aprenden De quienes son menos listos”; En una caja de mixtos Lo leí y “¿Por qué unos prenden Y otros fósforos no encienden?”. Siendo un niño, a una eminencia Yo conocí en neurociencia, Y sin estudios, mi madre; Tal vez esto no te cuadre, Pero otrora era tendencia.     

Iris me otorgó las alas

IRIS ME OTORGÓ LAS ALAS   La musa dio mucho al vate Y el vate mucho a la musa. Esta verdad inconcusa Sigue siendo un acicate Para el/la aprendiz de orate. Si dos volcanes se encuentran Y ambos en erupción entran, Contaminan mutuamente; Influyen profundamente Si al alimón se concentran.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

La mayoridad de Jorge

LA MAYORIDAD DE JORGE   Hace un rato he recibido Un encargo de “Fitín” Con sorna y con retintín. Y a mi dilecto y querido Sobrino Jorge le he urdido Un octosílabo verso Por cuantos en su universo Años él cumple el dieciocho De diciembre, los dieciocho, Que harán su mundo diverso. Ocho propicios destinos Para mis ocho sobrinos

¿Por qué llaman al culo orto y no ocaso?

¿POR QUÉ LLAMAN AL CULO ORTO Y NO OCASO? Imagino hechos (gestas y gestos) que jamás presencié (ni los vi ni los oí), pero puedo (me siento capacitado para) testimoniar ante un juez (si existe Dios, ante Él —aquí no hallará quien precise buscar para cerciorarse y creer y quien no, por ser omnisciente, un ápice o pizca de irreverencia—,

Ha conseguido ser quien pretendía

HA CONSEGUIDO SER QUIEN PRETENDÍA En algún sitio (o en varios) he trenzado (a fin de hacerme un autorretrato moral o etopeya) que, ideológicamente, me sitúo a la izquierda de la derecha y a la derecha de la izquierda, pero no en el insulso centro, sino dentro del sabroso ídem. No me considero un dualista duelista, pero echo mano de los

¿Hay mejor espaldarazo?

¿HAY MEJOR ESPALDARAZO?   Permíteme que eche mano Del de rimar versos arte Y pueda las gracias darte Porque fuiste un ser humano Y en mí, Iris, viste a tu hermano. Me llevó tu doble abrazo Al de mi madre regazo Cuando era un recién nacido; Me sentí reverdecido: ¿Hay mejor espaldarazo?      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

¿Qué es prez a cualquier edad?

¿QUÉ ES PREZ A CUALQUIER EDAD?   —Puedes llamarme tunante, Porque Iris granuja llama Y es la que más me aclama. —Me quedo con tu semblante Tras trenzar algo hilarante. —Perdona mi terquedad, Pues tengo por la verdad Respeto y aun más, amor, Que, junto con el humor, Es prez a cualquier edad.      Ángel Sáez García   

Tengo tres identidades

TENGO TRES IDENTIDADES   ÁVIDAS DE ETERNIDADES   Me preguntas qué me siento. Te contesto que navarro- Aragonés (lee el tarro) Y europeo (no te miento) Y adicto, Iris, a tu viento, Que son tres identidades Para todas las edades, Porque son complementarias Entre ellas y solidarias Y ávidas de eternidades.      Ángel Sáez García

Miedo a perder la cordura

MIEDO A PERDER LA CORDURA   No existe, no, la locura Para el ido (él no constata Que lo esté —no des la lata—); Miedo a perder la cordura Sí lo hay, mas nadie/nada lo cura. Por comprarte chocolate En la tienda “Un gusto date” Tú me has llamado, Iris, loco, Lo que no es de pavo moco, Y luego, en voz baja, orate.     

Maderos junto y palabras

MADEROS JUNTO Y PALABRAS   Una voz tras otra escribo Porque, amén de a Iris amar, Es lo que ayuda a calmar Más mi ánimo. No me libro De la ansiedad si no cribo Las dicciones cada día, Me encuentre en una abadía, Del mundanal ruido huyendo, O de aquí para allí yendo, Conduciendo una armadía.      Ángel Sáez García   

Un mal siempre halla un bien que le da escolta

UN MAL SIEMPRE HALLA UN BIEN QUE LE DA ESCOLTA CABE ADUCIR LO PROPIO VICEVERSA “¡Cuánto contento siento cuando brillo, / no como el sol, sino como un membrillo, / mudado en documento o monumento!”. Emilio González, “Metomentodo”. Bueno, bueno, Otramotro, ya estás haciendo otra vez de las tuyas, pues la forma asidua y normal de

Este sábado no hubo zuriteo

ESTE SÁBADO NO HUBO ZURITEO    Dilecta Pilar:    Estos días, como los anteriores (y confío, deseo y espero que otro tanto ocurra con los posteriores), sigo haciendo lo que te consta, lo de siempre, leer y escribir. Durante el fin de semana, suelo escribir una media de tres poemas y dos artículos suigéneris (¿de opinión?). Durante

Fue contigo, Isis, yacer

FUE CONTIGO, ISIS, YACER   Y EYACULAR DE PLACER   Deseoso de observar La grieta o sonrisa baja, Que atesoraba la alhaja De mi amada, con el VAR, Para después conservar Como si fuera oro en paño (Aquí no encontrará engaño, Por mucho que busque o indague, Quien por ver la joya pague), Me invadió el placer sin daño.     

¿Qué debo a Rosendo Tello?

¿QUÉ DEBO A ROSENDO TELLO?   En mi vida son reales Muchas personas y asuntos Que recuerdo, aunque difuntos Estén, porque yo hago actuales. Para mí son inmortales Un guiño o del sol destello, El aroma de lo bello, Que aprovecho cuando cato; Y, si es de Isis, me percato Que previó Rosendo Tello.      Ángel Sáez García   

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído