El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Es mera y moldeable plastilina

ES MERA Y MOLDEABLE PLASTINA PARA EL QUE URDE FICCIONES EL PASADO    Se lo escuché decir a uno de mis mejores amigos y heterónimos, Emilio González, “Metomentodo”, en una triste ocasión, a la salida de un tanatorio, tras haber acudido ambos allí, por distinto cauce, pero con idéntico motivo, a dar el pésame a la viuda, hijos,

¿Isis? ¡Agradecida y generosa!

¿ISIS? ¡AGRADECIDA Y GENEROSA! Ayer soñé que el difunto “Tisme” (ese es el mote o sobrenombre que puse a uno de mis amigos, colegas, condiscípulos y/o émulos, un A. S., si tomamos en consideración las letras iniciales de sus apellidos, durante mi etapa camiliana —llamo de esa guisa a los siete años de mi fértil educación o

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (4)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (4) Dilecta Isis: Celebro que el motivo de tu silencio, la raíz o razón de la pausa (que ha devenido en zanja, en el sordo e inmenso abismo que se ha abierto entre nosotros) en el canal de comunicación, fuera debido/a a días de asueto, familiares y playeros, y no a lo que conjeturé (te asevero, innecesariamente,

¿Quien hace todo lo que puede acierta?

¿QUIEN HACE TODO LO QUE PUEDE ACIERTA?   ¿QUIEN MARRA ESTÁ OBLIGADO A SER TENAZ? Dilecta Pilar: Las mías (vacaciones) ya se consumieron o finaron. Te escribo estos renglones torcidos desde uno de los ordenadores de la biblioteca pública de Tudela, adonde regresé ayer. Hice lo que pude. Y ya sabes qué dicho suelo airear, porque

Iris, musa de Otramotro

IRIS, MUSA DE OTRAMOTRO   LO QUE CUENTA/O NO ES UN CUENTO   —Cuando está desinhibida, Iris lo comparte todo. No le importa el qué ni el modo De narrarlo, si atrevida Se siente la precavida. —Aunque no porte pendón, Pero así llamen, pendón, Cuento mis intimidades En las universidades Sin solicitar perdón.      Ángel

Iris nunca decepciona

IRIS NUNCA DECEPCIONA   Por alto que el listón ponga, Ya en la oficina, ya en casa, La nueva altura la pasa; Y, aunque unas veces rezonga, Bailando acaba la conga, Porque Iris no decepciona; Los golpes los recepciona Cual la excelsa encajadora Que es; sería embajadora, Pero el cargo no ambiciona.      Ángel Sáez García   

¿Qué sonó como un arrullo?

¿QUÉ SONÓ COMO UN ARRULLO?   (IRIS, TU GRACIA DE PILA)   Ciertamente, hay una gracia De pila que brincar me hace Y estar alegre me nace, Pues borra cualquier desgracia, Esté aquí o me encuentre en Tracia, En un palacio o en un trullo, Y ese nombre, Iris, el tuyo Es, regalo que Dios me hizo Y que asaz me satisfizo, Pues sonó como

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (3)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (3) Dilecta Isis: Por si alguna de las ideas o palabras que contenía el anterior correo que te remití te desagradó sobremanera, quiero que sepas que no fue mi intención (al menos, tras coronar un exhaustivo examen de conciencia al respecto, puedo asegurarte que no he hallado en ella un ápice o pizca de

Cabretón es el pueblo de mi madre

CABRETÓN ES EL PUEBLO DE MI MADRE DONDE SERVIDOR FUE FELIZ DE CRÍO Dilecta Pilar: Acabo de bajar de Cabretón (pueblo de mi madre, no en propiedad, claro; quiero decir que es donde fue alumbrada o vino al mundo mi progenitora, Iluminada; y donde servidor, de niño, hizo mil y una trastadas o diabluras; es ahora cuando —acaso François

Espero que ya esperes mi «de nada»

ESPERO QUE YA ESPERES MI “DE NADA” Dilecta Pilar: ¿Otramotro, ocupado? No, ¡qué va! Esta mañana, verbigracia, tras levantarme y afeitarme, me he bañado, acicalado, vestido, he hecho la cama (antes la había deshecho, claro, para orearla; lo doy por supuesto, pero quiero dejar constancia del hecho, para quedar satisfecho), he desayunado

¿Por una razón lógica y normal?

¿POR UNA RAZÓN LÓGICA Y NORMAL? Dilecta Pilar: He conseguido hallar un cíber, donde darle, durante un rato, a las teclas de un ordenador. Quienes no usamos la/s herramienta/s del amor (sexual) con los otros (las otras) solemos echar mano (¿por una razón lógica y normal?) del doble de humor. Ídem, sea cual sea el lugar donde decidas

No fue una cuestión de suerte

NO FUE UNA CUESTIÓN DE SUERTE   Dios hizo al hombre más fuerte Y a la mujer con más artes Todos los días; los martes También; y así hasta la muerte. No fue una cuestión de suerte Que Dios hiciera el reparto. A quien padece en el parto Dio el don de ser intuitiva Y a Ángel mente creativa Si el saber yo se lo imparto (Si el saber

Cuando Iris se atusa el pelo

CUANDO IRIS SE ATUSA EL PELO   (PARECE OTRA CLEOPATRA)   Has dado, amigo, en el blanco, En el centro de la diana, Al ayudar a la anciana, Aun siendo migrante y manco. Hay entre el negro y el blanco Una ancha gama de grises; Mas, de ese elenco de mises, Yo he escogido a Iris, mi musa, Que, cuando el pelo se atusa, Me inspira y honro con

«Política y lenguaje» me ha agradado

“POLÍTICA Y LENGUAJE” ME HA AGRADADO Dilecta Pilar: Como esta mañana sí había ejemplar del Heraldo de Aragón en la librería/papelería “El Cole”, que regenta mi amigo Miguel Ángel, “Fangio”, en la página 24 de dicho diario he podido leer tu artículo “Política y lenguaje”. Me parece cabal, coherente y oportuno que

Pizarra que soporta toda tiza

PIZARRA QUE SOPORTA TODA TIZA “—Señoría, si lo que usted acaba de aseverar es verdad irrefutable, que todos los ciudadanos, ellas y ellos, como así se afirma en el artículo 14 de la Constitución Española de 1978, somos iguales ante la ley, ¿por qué usted, antes incluso de redactar el fallo o tras firmar la sentencia de este

Las dos paletas de Isis, jarrón chino

LAS DOS PALETAS DE ISIS, JARRÓN CHINO Hoy, esta tarde, durante la siesta, ha vuelto a gravitar sobre mi “cronotopo” el eterno retorno, quiero decir, que ha vuelto a suceder lo acostumbrado, porque también he soñado con Isis, en concreto, con sus dos paletas (me refiero, por supuesto, a sus incisivos, los dos dientes situados en la parte

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (2)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (2) ENTONCES TE SENTISTE SU ACTUAL MUSA Dilecta Isis: Entonces te sentiste (fue atinada y feliz tu intuición) tres cuartos de lo mismo, o sea, como lo que, sin duda, eres para este menda, su actual musa literaria. Luego (cuando termine de dar cumplida respuesta a tu correo) releeré lo que andaba trenzando,

Me esforzaré en que sea hiperdichoso

ME ESFORZARÉ EN QUE SEA HIPERDICHOSO Dilecta Pilar: De nada. Que siga ahí; es lo que hizo, hace y hará que tu vida siga siendo atrevida y precavida (alternativamente y/o al mismo tiempo). Es lo que te quería decir en el correo anterior, que es difícil pensar de manera distinta de la que es habitual en nosotros, aunque nuestra obligación

En la hoguera arde el cobarde

EN LA HOGUERA ARDE EL COBARDE   Detecto/detesto la hipocresía En/de quien presume de osado, Porque, cuando fue acosado Y vejado, bien tosía. A él le urdí esta poesía: Como devengas cobarde, Más pronto, auguro, que tarde Finarás donde fenece Quien encoge cuando crece La hoguera donde el tal arde.      Ángel Sáez García

Ten, Iris, la mejor suerte

TEN, IRIS, LA MEJOR SUERTE   Iris, tener buena suerte Te mereces, proba musa; Lo contrario quien te acusa: Se envanece de ser/su fuerte, Pero la parca, la muerte, Le sorprenderá cagando, Con un zurullo librando Un combate desigual En el esfínter anal, Haciendo fuerza, apretando.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Es tu esfera, Iris, edén

ES TU ESFERA, IRIS, EDÉN   Es tu esfera, Iris, edén, Paraíso, cielo, gloria, Fuente de gozo y de euforia, Quid de que urda “que le den” A quien no te ve fetén Ni considera la prenda Más tierna para este menda, Quien gobierna mi razón, Cuerda da a mi corazón Y de luz llena mi agenda.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Estoy en deuda con Gustavo Adolfo

ESTOY EN DEUDA CON GUSTAVO ADOLFO Dilecta Pilar: Transcurridas en paz (en varios lugares del planeta Tierra ha seguido habiendo guerra, claro; para variar, como si en la variedad siempre estuviera o radicara el gusto; comentario escrito con recochineo, por supuesto) las Navidades (a Pedro Sánchez los Reyes Magos, expertos en el ilusionista

Tuviste los arrestos de encomiarme

TUVISTE LOS ARRESTOS DE ENCOMIARME ABORREZCO QUE ME HAGAN ALABANZAS Jamás me habías llamado antes por mi nombre de pila, Ángel, hasta que el día de tu trigésimo sexto cumpleaños una cosa llevó a otra y, siguiendo dicha dinámica o mecánica, a llenar con ellas un saco y, como colofón, por una desinhibición o inesperada falta de asco,

Amado, amador y amante, un diamante

AMADO, AMADOR Y AMANTE, UN DIAMANTE (¿CÓMO LLEGAMOS TÚ Y YO A ESCRIBIR JUNTOS?) Dilecta Isis (ambos, tanto tú como yo, sabemos, a ciencia cierta, que ese no es tu verdadero nombre, pero ya te advertí con bastante antelación de que esa era la gracia que iba a usar, a partir de entonces, cada vez que decidiera urdir sobre tu persona, vida

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (1)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (1) Dilecta Isis: ¿Que cómo estoy? Sumamente admirado y agradecido por las letras que agavillaste o reuniste para conformar los párrafos de tu respuesta, que acabo de releer. Pero, parándome a reflexionar y valorar dos segundos (como noto que me he quedado corto, agregaré al susodicho par algunos más)

Celebro que sacaras punta al viaje

CELEBRO QUE SACARAS PUNTA AL VIAJE Dilecta Pilar: Celebro que sacaras jugo y punta al viaje, esto es, que fuera fructífero (hacer nuevos —sobre todo, si estos devienen luego en buenos— amigos, no es mala cosecha) y lamento que os/te haya supuesto cansancio, pero ¡que os/te quiten lo bailado, o sea, lo andado/guiado/rodado, subido y/o

Para mí mi amada es reina

PARA MÍ MI AMADA ES REINA Sé que no soy rey; lo sé; Pero, por suerte, consorte De una reina, por su porte, Me veo; ¿el suelo enlosé Antes de tiempo? ¡Lo osé! Para mí mi amada es reina Cuando guipo cómo peina A su nieta o a sí misma. Aunque no porta en su crisma Corona, corono: reina. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

Mis pupilas están fijas en Iris

MIS PUPILAS ESTÁN FIJAS EN IRIS   Mis pupilas están tan ocupadas, Tan fijas en mi amada Iris y atentas, De empezar a calmar su sed contentas, Que ellas se ven al paraíso aupadas.   Mis pupilas están tan extasiadas Contemplando su luz, que te alimentas, Lector, tú también de ella y documentas Que son una legión las admiradas.

Cuando es un impostor quien pronostica

CUANDO ES UN IMPOSTOR QUIEN PRONOSTICA Anoche (le aclaro al lector inhabitual o esporádico, ella o él, que, cuando  dicho adverbio demostrativo sale de mi pluma, viene a valer lo mismo que una noche, la pasada, o la de hace un mes, un semestre o un año), soñé, tras cenar frugalmente (lo asiduo en mí, pero no suele faltar la excepción,

Acaso aquí, lector/a, halle el remedio

ACASO AQUÍ, LECTOR/A, HALLE EL REMEDIO    Los seres humanos, considerados individualmente, somos tan diferentes, tan variopintos, que (no siento un ápice o una pizca de temor a la hora de alegar este aserto) a nadie le extrañó oír lo que a uno de ellos se le ocurrió decir y adujo por vez primera, que no a todas las personas les sirven

Piezas que no encajaban en el puzle

PIEZAS QUE NO ENCAJABAN EN EL PUZLE La última vez que me enamoré le pregunté a mi amigo del alma y heterónimo Emilio González, “Metomentodo”, experto en dicha linde o lindero, porque había datos o piezas que la persona amada me contaba que a mí no me encajaban en el puzle o rompecabezas que iba componiendo con ellos/as, qué y cómo

¿Vivimos una agonía?

¿VIVIMOS UNA AGONÍA?   ¿Vivimos una agonía, Pues llamamos progresismo A lo que es puro entreguismo O, aún peor, felonía? Lo que hasta ayer nos unía, La Constitución, no pega, Pues todo quisque una pega Pone, formando un acervo Que resulta al gusto acerbo, Desde el alfa hasta la omega.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Los libros nos hacen libres

LOS LIBROS NOS HACEN LIBRES   Los libros nos hacen libres. Aunque ene mentiras cuentan, Verdades también frecuentan De variopintos calibres. Ojalá, Iris, no te libres De esa no cárcel, portarlos En las manos y admirarlos Mientras los lees con gusto; Y solo sea un disgusto Morrocotudo acabarlos.      Ángel Sáez García   

Vivan «las otras ETAs», vivan, vivan

VIVAN “LAS OTRAS ETAS”, VIVAN, VIVAN En algunos mentideros (solo en los que se suelen formar a la entrada/salida del Ateneo, el Auditorio, la Universidad o el Teatro Gaztambide, no en todos) se dice (al menos, servidor eso ha escuchado más de una vez), se rumorea (pero en ello acaso haya más de leyenda que de la fetén, historia verdadera)

Mi mente es un depósito de nuevas

MI MENTE ES UN DEPÓSITO DE NUEVAS (ALGUNAS DE LAS TALES SON ANTIGUAS) Son muchas las personas que alguna vez me han hecho idéntica pregunta, por qué escribo. Básicamente, a todas ellas les he contestado, poco más o menos, lo mismo, que me he sentido empujado a abundar o disentir del autor (ella o él) de las opiniones escuchadas o leídas

Misiva abierta a los Magos

MISIVA ABIERTA A LOS MAGOS   Les pido a los Reyes Magos Que la paz reine en el mundo (Como está, lo encuentro inmundo), Que trabajen más; son vagos. Merecerán mis halagos Cuando entreguen una amada Que no sea más callada Que la suegra de mi musa: Si a ella la tiene confusa, A mí que no me hable nada.      Ángel Sáez García

El buen perfume va en frasco pequeño

EL BUEN PERFUME VA EN FRASCO PEQUEÑO    Por el paseo que comunica catedral con catedral, que va de seo a seo (estoy hablando, por supuesto, de una ciudad “bicatedralicia” con —lo reconozco— un ápice o pizca de malicia), no a aseo, aunque pueda sonar igual, deambulan, mientras departen amigablemente, dos colegas, profesores, asesores

Toda pasión que tengas has de cuidarla

TODA PASIÓN QUE TENGAS HAS DE CUIDARLA Dilecta Pilar: Gracias. No creo que haya palabra mejor en español, aunque a mí, por su sonoridad, me puedan gustar más otras (caramba o carámbano, por ejemplo, aunque la segunda no sea, no, como alguien cree, la negación de la primera). Como dicen los franceses, “es el gesto lo que cuenta” (siempre

Para llorar otra vez

PARA LLORAR OTRA VEZ Para llorar otra vez, Como eso mismo hice otrora, Con recordar basta ahora El semblante de idiotez Que dejó a fuego en mi tez Grabada el impar sabor Del primer beso, el calor Y el aroma de tu piel A de mil abejas miel E igual al de oro color. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

Te confirmo, sin ser obispo, lo obvio

TE CONFIRMO, SIN SER OBISPO, LO OBVIO Dilecta Pilar: Acabo de llegar de la sede la UGT de Tudela. Nos acaban de imponer a una docena (a mí, en concreto, en el jersey azul que visto) el pin de plata de la citada organización sindical, por llevar afiliados al mentado sindicato desde el 93 del pasado siglo (más de veinticinco años). Ya ves,

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído