El presidente del Gobierno pone en casa a su amigo José Ignacio Carnicero con un sueldazo de aúpa, 90.000 euros

‘Palabra de Sánchez’: los cinco tuits en los que renegaba del enchufismo que ahora practica sin sonrojo

La doble vara de 'cum fraude': criticaba que se pusiera a dedo a la mujer de un alto cargo, pero nada más entrar en La Moncloa la primera colocada fue su esposa, Begoña Gómez

'Palabra de Sánchez': los cinco tuits en los que renegaba del enchufismo que ahora practica sin sonrojo
Pedro Sánchez presumiendo de amigo con Ana Rosa, el hoy enchufadísimo José Ignacio Carnicero.

¡Qué corta es la memoria de algunos políticos y sobre todo qué poco cuidado tienen con lo que escriben en sus redes sociales!

A Pedro Sánchez le han pillado con el carrito del helado después de colocar con sueldazo de lujo a un amigo de toda la vida en una dirección general creada ex profeso para él.

El presidente del Gobierno de España, cuando era líder de la oposición, incluso siquiera cuando aún no era nadie en el PSOE, un mero aspirante a secretario general, ya se mostraba muy crítico con lo que él consideraba enchufes y repartos de cargos entre afines del Partido Popular, como el hecho de darle la dirección del Instituto de Empresas a Juan José Guemes, uno de los que fuera hombres fuertes con Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid.

Luego, meses antes de llegar a la secretaría general de los socialistas, Sánchez ya dejaba claras sus intenciones de luchar contra el enchufismo. Por supuesto, ni amigos ni familiares directos como la esposa deberían de poder disfrutar de las mieles del éxito político de quien tuviera la responsabilidad de gobernar España o tener a su cargo un ministerio.

Y lo mejor de todo es que ponía una serie de condiciones indispensables para poder asentar las posaderas en esos lugares de responsabilidad.

Luego, eso sí, ya se olvidaría de la norma cuando la candidata a meter en el Centro de Estudios Africanos fuese su propia mujer Begoña Gómez o, tal y como ha desvelado este 4 de junio de 2020 el diario ABC, habría que crear una dirección general de Agenda Urbana y Movilidad para que viviese como un marajá, 90.000 euros al año lo acreditan, a un amigo de toda la vida como José Ignacio Carnicero.

Este nuevo cargo estudió con Sánchez en el madrileño y exclusivo Colegio Ramiro de Maetzu, en Madrid, en la calle Serrano y desde entonces le une una más que estrecha amistad con el presidente del Gobierno de España. Visto lo visto, está claro que aparte de compartir horas de estudio, de partidos de baloncesto y de correrías, también debieron de prometerse echarse una mano en cuanto hubiera la menor ocasión.

Así que estos otros cuatro tuits dejan bien a las claras que Sánchez tiene menos solidez en el cumplimiento de sus palabras que un castillo de naipes.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído