LOS BAJOS Y REPUGNANTES INSTINTOS DEL GOBIERNO SÁNCHEZ

Esta es la pervertida herencia de Isabel Celaá: «Juegos exploratorios estimulantes» para niños de 0-6 años

"El entorno escolar debe proporcionar el contexto adecuado y el acompañamiento necesario para que los bebés puedan descubrir el placer que les proporciona la actividad por iniciativa propia"

Esta es la pervertida herencia de Isabel Celaá: "Juegos exploratorios estimulantes" para niños de 0-6 años
Isabel Celaá, exministra de Educación.

Fue bautizada con acierto como «la cochera de Drácula» (copyright de Luis Balcarce).

Pero también se le puede aplicar el título de alumna aventajada del Marqués de Sade.

Porque la herencia que ha dejado Isabel Celaá con su Lomloe es para echarse las manos a la cabeza.

Aparte de lo de las Matemáticas con perspectiva de género, ahora sale a la luz lo que pretende inculcar al Ministerio de Educación a los niños en su más tierna edad.

En los ciclos primero y segundo de Educación Infantil, es decir entre los 0 y los 6 años, se quiere implantar en el alumnado un mejor conocimiento del cuerpo.

Pero no precisamente enfocado desde el punto de vista de la anatomía.

Según el borrador que el Ministerio de Educación ha enviado a las comunidades autónomas:

En esta etapa se inicia la construcción sexual y de género, sin distinción entre ambas. La intervención educativa debe favorecer el descubrimiento personal de la sexualidad y la construcción de género a través de valores de igualdad y modelos no estereotipados.

Para que los padres sigan llevándose las manos a la cabeza basta con proseguir la lectura de ese texto:

Los aprendizajes en ambos ciclos se basarán en la experimentación y en el juego. El proceso de descubrimiento y valoración del entorno a lo largo de toda la etapa debe ser rico en estímulos, provocador, emocionante y respetuoso con los intereses, gustos y elecciones de los niños y las niñas.

Continúa el borrador incidiendo en el hecho de que el cuerpo es «fuente de experimentación, de aprendizajes, de relación y de expresión y base de la actividad autónoma. El entorno escolar debe proporcionar el contexto adecuado y el acompañamiento necesario, bajo una mirada atenta, paciente y respetuosa, para que los bebés puedan descubrir el placer que les proporciona la actividad por iniciativa propia, que es su principal necesidad en relación con su entorno, en un ambiente estimulante de seguridad, calma y tranquilidad».

De ese modo, prosigue, «irán reconociendo su cuerpo global y parcialmente, sus posibilidades perceptivas y de acción, expresión y movimiento, así como sus limitaciones, siendo capaces de identificar las sensaciones que experimenta, disfrutar con ellas y servirse de las posibilidades expresivas del cuerpo para manifestarlas».

Para el primer ciclo de infantil se da especial relevancia a «los procesos de conocimiento y dominio del propio cuerpo y de individualización, a la construcción de una trama de relaciones e interacciones en el entorno físico y social, y al uso de los lenguajes que la hacen posible».

Para el segundo ciclo de infantil «cobra protagonismo la adquisición de destrezas que contribuyan a aprender a ser yo mismo y aprender a hacer, iniciándose así el camino hacia el desarrollo de un cierto grado de autonomía, responsabilidad e iniciativa en la realización de tareas.

Te puede interesar

ENCUENTRA LOS PRODUCTOS QUE TE INTERESAN

¡¡¡ BÚSQUEDA DE LAS MEJORES OFERTAS ONLINE !!!

Obtener los mejores resultados de tu búsqueda de productos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído